adoración/musica/himnos

El Sábado y El Día Del Señor

Posted on


El Sábado y El Día Del Señor

por Lewis Sperry Chafer

A. EL SABADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Comenzando con su propia obra en la creación, Dios decidió santificar, o separar, un séptimo de todo el tiempo. Para Israel estableció el séptimo día como día de reposo; el séptimo año, o año sabático, era el año en que la tierra debía descansar (Ex. 23: 10-11; Lv. 25:2-7); el año cincuenta fue establecido como año de jubileo en reconocimiento de las siete veces siete años. En diversos detalles, el año sabático y el de jubileo eran tipos proféticos de la edad del reino, que es la séptima y última dispensación y que se caracteriza porque toda la creación disfruta del reposo sabático. Aunque en la era actual el día que ha de celebrarse se ha cambiado divinamente del séptimo al primer día de la semana, debido a! comienzo de la nueva creación, se ha perpetuado la misma proporción en la división del tiempo: un dia de cada siete.

La palabra sabbath significa cesación, o reposo perfecto, de la actividad. Aparte del holocausto continuo y de las fiestas, en ningún modo era día de adoración o servicio.

En vista de la difundida confusión que existe acerca del sábado, y especialmente en vista del esfuerzo que algunos hacen por demostrar que está en vigor durante esta era, es imperativo que consideremos cuidadosamente las enseñanzas de las Escrituras acerca del sábado.

Obtenemos un mayor grado de claridad cuando consideramos el reposo en relación con diversos períodos de la historia.

En el período que se extiende desde Adán hasta Moisés, está escrito que Dios reposó a! final de los seis días de la creación (Gn. 2:2-3; Ex. 20:10-11; He. 4:4). Pero en la Palabra de Dios no hay una orden en el sentido de que el hombre esté obligado a observar, o que haya observado, un reposo antes de la salida de Israel de Egipto.

El libro de Job revela la vida y la experiencia religiosa de los patriarcas, y aunque se discuten las diversas responsabilidades hacia Dios, no hay referencias a la obligación de observar el sábado. Por otra parte, se afirma claramente que la institución del reposo, por medio de Moisés, al pueblo de Israel fue el comienzo de la observancia del sábado entre los hombres (Ex. 16:29; Neh. 9:14; Ez. 20:12).

De igual modo, por lo que está escrito acerca de la primera imposición del reposo (Ex. 16:1-35), es evidente que el día anterior al primer día de la semana en que se celebró el primer reposo los hijos de Israel hicieron un viaje. de muchos kilómetros que quebrantaba el reposo, al ir desde Elim hasta el desierto de Sin. Allí murmuraron contra Jehová, y desde aquel día comenzó la provisión de pan del cielo, el que debía recolectarse seis días a la semana, pero no el séptimo día. Es evidente, pues, que el día del viaje, que debió ser de reposo, no fue observado como tal.

En el período que se extendió desde Moisés hasta Cristo, el sábado estuvo en vigor por ley. Estaba incluido en la ley (Ex. 20:10-11), y la cura divina para su no observancia fue proporcionada asimismo en la ley de las ofrendas. Es importante observar, en esta conexión, que el sábado jamás fue impuesto sobre los gentiles, pero fue peculiarmente una señal entre Jehová e Israel (Ex. 31:12-17). Entre los pecados de Israel se destaca especialmente la falta de observancia del reposo y el no haber dado sus reposos a la tierra.

En medio de este período de la ley, Oseas predijo que, como parte de los juicios que iban a caer sobre Israel, iban a cesar sus sábados (Os. 2:11). Esta profecía debe cumplirse en algún tiempo, porque la boca de Jehová lo ha hablado.

La era anterior continuó hasta la muerte de Cristo, así que su vida terrenal y su ministerio fueron bajo la ley. Por esta razón lo vemos guardando la ley, haciendo una exposición de la ley y aplicación de la ley. Encontrando que la ley del sábado estaba oscurecida por las tradiciones y enseñanzas de hombres, señaló que el reposo había sido dado como un beneficio para el hombre, y que el hombre no tenia que hacer del reposo un sacrificio (Mr. 2:27). Cristo fue fiel a todo el sistema mosaico, que incluía el reposo, porque ese sistema estaba en vigencia durante su vida terrenal; pero ese hecho obvio no es base para pretender que un cristiano que está bajo la gracia y vive en otra dispensación está obligado a seguir a Cristo en la observancia del séptimo día.

B. EL SABADO EN LA ERA ACTUAL DE LA IGLESIA

Después de la resurrección de Cristo no hay evidencias en el Nuevo Testamento en el sentido de que el sábado haya sido observado por los creyentes, ni aun en forma errada. Sin duda, la multitud de cristianos judaizantes observaban el reposo; pero no aparece en la Palabra de Dios nada de ello por escrito. Del mismo modo, después de la resurrección de Cristo no aparece ninguna orden a judío, gentil o cristiano en el sentido de que deban guardar el sábado, ni se menciona el quebrantamiento del día del reposo en la numerosa lista de pecados posibles Por el contrario, hay advertencias contra la observancia del reposo por parte de quienes son hijos de Dios bajo la gracia.

Gálatas 4:9-10 condena la observancia de días, meses, tiempos y años. Normalmente estas observancias tenían el objeto de merecer el favor de Dios por parte de personas que a veces mostraban temor de Dios y otras veces lo olvidaban.

Hebreos 4:1-13 contempla el sábado como un tipo del reposo (de sus obras) en que el creyente entra cuando recibe la salvación.

Colosenses 2:16-17 instruye al hijo de Dios a fin de que no sea juzgado respecto de días de reposo, e infiere que tal actitud hacia el sábado es razonable en vista de todo lo que Cristo ha llegado a ser para la persona que ahora pertenece a la nueva creación (Col. 2:9-17). En este pasaje se hace referencia en forma muy evidente a los reposos semanales, más que a los reposos extraordinarios a especiales que eran parte de la ley ceremonial.

Romanos 14:5 declara que cuando el creyente está «convencido en su propia mente» estima todos los días iguales. Esto no implica el descuido de la adoración fiel, sino más bien sugiere que para tal persona todos los días están llenos de devoción a Dios.

Debido al hecho de que en el Nuevo Testamento el sábado jamás se incluye como parte de la vida y el servicio del cristiano, la expresión «reposo cristiano» es errada. En conexión con esto, se puede notar que en lugar del reposo de la ley ahora se ha proporcionado el día del Señor de la nueva creación, que excede en gloria, privilegios y bendiciones al reposo.

C. EL SABADO EN LA ERA VENIDERA

En plena armonía con la doctrina del Nuevo Testamento de que el nuevo día del Señor está relacionado solamente con la iglesia, se profetiza que el día del reposo será reinstituido, sucediendo al día del Señor, inmediatamente después de completado el llamamiento de la iglesia y después de haber sido retirada ésta del mundo. En el breve periodo de la tribulación entre el fin de esta dispensación y el comienzo del reino se observará nuevamente el reposo (Mt. 24:20); pero la profecía anuncia en forma especial que el sábado es una característica vital de la edad del reino venidero (Is. 66:23; Ez. 46:1).

D. LA RESURRECCION DE CRISTO Y EL PRIMER DIA DE LA SEMANA

El primer día de la semana ha sido celebrado por la iglesia desde la resurrección de Cristo hasta el presente. Este hecho lo prueban los escritos del Nuevo Testamento, los escritos de los primeros padres y la historia de la iglesia. En casi cada siglo ha habido quienes, no comprendiendo el propósito presente de Dios en la nueva creación, han luchado fervientemente por la observancia del reposo en el séptimo día. En la actualidad, los que se especializan en la exigencia de la observancia del séptimo día combinan su llamado con otras doctrinas antibíblicas. Puesto que el creyente, por designación divina, tiene que observar el primer día de la semana bajo la nueva relación de la gracia, se produce cierta confusión cuando este día se ve investido del carácter de las leyes del reposo del séptimo día y se gobierna por ellas. Todas esas enseñanzas ignoran la doctrina neotestamentaria de la nueva creación.

E. LA NUEVA CREACION

El Nuevo Testamento revela que el propósito de Dios en la actual dispensación no prevista es el llamamiento de la iglesia (Hch. 15:13-18), y esta multitud redimida es la nueva creación, un pueblo celestial. Aunque se indica que las maravillosas perfecciones y glorias serán completadas para esta compañía como un todo (Ef. 5:25-27), también se revela que ellos individualmente son los objetos de las mayores empresas y transformaciones divinas. De igual modo, como este cuerpo está orgánicamente relacionado con Cristo (1 Co. 12:12), así el creyente individual está vitalmente unido a! Señor (1 Co. 6:17; Ro. 6:5; 1 Co. 12:13).

Acerca del creyente individual, la Biblia enseña que: 1) en cuanto al pecado, cada uno de los de esta compañía ha sido limpiado, perdonado y justificado; 2) en cuanto a sus posesiones, a cada uno se le ha dado el Espíritu que mora en ellos, el don de Dios que es vida eterna, ha llegado a ser heredero legal de Dios y coheredero con Cristo; 3) en cuanto a posición, cada uno ha sido hecho justicia de Dios, por la cual es aceptado en el Amado para siempre (2 Co. 5:21; Ef. 1:6), miembro del cuerpo místico de Cristo, parte de su gloriosa esposa, participe vivo de la nueva creación de la que Cristo es cabeza federal. Leemos : «Si alguno está en Cristo, nueva criatura [creación es; las cosas viejas {en cuanto a posición, no experiencia] pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto [cosas posiciónales] proviene de Dios» (2 Co. 5:17-18; cf. con Ga. 6:15; Ef. 2:10; 4:24).

Pedro, escribiendo acerca de esta compañía de creyentes, afirma: «vosotros sois linaje escogido» (1 P. 2:9), lo que significa que son una raza de nacimiento celestial, de una nacionalidad distinta, simiente o calidad que ha sido directamente creada por el poder de Dios. engendró una raza que participó de su propia vida humana y de sus imperfecciones, así Cristo, el segundo Adán, ahora está engendrando por el Espíritu una nueva raza que participa de su vida y perfección eternas. «Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante [queda vida]» (1 Co. 15:45).

Habiendo participado de la vida resucitada de Cristo, y estando en Cristo, se dice que el creyente ya ha sido resucitado (Ro. 6:4; Col. 2:12, 13; 3:1-4). Sin embargo, en cuanto al cuerpo, el creyente aún está por recibir un cuerpo glorioso como el cuerpo resucitado de Cristo (Fil. 3:20-21). Confirmando esto, también leemos que cuando Cristo apareció en los cielos inmediatamente después de su resurrección, él era como las primicias, implicando que toda la compañía de los que le sigan será semejante a El (1 Jn. 3:2), aun en lo que se refiere a sus cuerpos glorificados.

La nueva creación, que comenzó con la resurrección de Cristo y consiste de una compañia de naciones de nuevo, celestiales que están en Cristo, se presenta en todas partes de la Palabra de Dios en contraste con la antigua creación, y se dice que de esa antigua y arruinada creación fue salvado y libertado él creyente.

En cuanto a! sábado, o día del reposo, fue instituido para celebrar la antigua creación (Ex. 20:10-11; 31:12-17; He. 4:4), así que el día del Señor conmemora la nueva creación. Del mismo modo, en su aplicación el reposo estaba limitado a Israel, el pueblo terrenal de Dios; así, el día del Señor está limitado en su aplicación a la iglesia como pueblo celestial de Dios.

F. EL DIA DEL SEÑOR

Además del hecho de que el día del reposo en ninguna parte se impone a los hijos de Dios bajo la gracia, hay abundantes razones para que observen el primer día de la Semana.

1. Estaba profetizado que se instituiría un nuevo día bajo la gracia. Según Salmo 118:22-24 y Hechos 4:10-11, Cristo llegó a ser la Piedra desechada por Israel, los «edificadores», cuando fue crucificado; pero por su resurrección fue hecho cabeza del ángulo. Esta cosa maravillosa es de Dios, y el día de su cumplimiento fue designado divinamente coma día de regocijo y alegría. En conformidad con esto, el saludo de Cristo el día de la resurrección fue «Salve» (Mt. 28:9, que más literalmente sería «regocijaos»), y siendo el «día que instituyó Jehová»(Sal. 118:24, Versión Moderna), se denomina con toda justicia «El día del Señor», que es el significado de la palabra domingo>.

2. Varios sucesos señalan La observancia del primer día.

a) En ese día resucitó Jesús de entre los muertos (Mt. 28:1).

b) En ese día se reunió con los discípulos en la nueva comunión (Jn. 20:19). c) En ese día les dio instrucciones (Lc. 24:13-45). d) En ese día ascendió a los cielos como las «primicias» a gavilla mecida (Lv. 23:10-12; Jn. 20:17; 1 Co. 15:20, 23). e) En ese día sopló sobre ellos (Jn. 20:22). f) En ese día el Espíritu Santo descendió del cielo (Hch. 2:1-4). g) En ese día el apóstol Pablo predicó en Troas (Hch. 20:6-7). h) En ese día los creyentes se reunieron para el partimiento del pan (Hch. 20:6, 7). i) En ese día debían apartar la ofrenda según Dios les hubiera prosperado (1 Co. 16:2). i) En ese día Cristo el apareció a Juan en Patmos (Ap. 1:10).

3. El octavo día fue el día de la circuncisión. El rito de la circuncisión, celebrado en el octavo día, tipificaba la separación del creyente de la carne y del viejo orden por la muerte de Cristo (Col. 2:11), y el octavo día, siendo el primer día después de completada una semana, es simbólico de. un nuevo comienzo.

4. El nuevo día es de gracia. Al final de una semana de trabajo se concedía un día de reposo al pueblo que estaba vinculado con Dios por las obras de la ley; mientras que para el pueblo que está baja la gracia, cuyas obras están consumadas en Cristo, se señala un día de adoración que, por ser el primer día, precede a todos los días de trabajo. El creyente vive y sirve durante los seis días siguientes sobre la base de la bendición del primer día. El día de reposo pertenece a un pueblo que está relacionado con Dios par las obras que tenían que ser cumplidas antes del reposo; el día de adoración y servicio incesante corresponde a un pueblo que está relacionado con Dios par la obra consumada de Cristo. El séptimo día se caracterizaba por una ley intransigente; el primer día se caracteriza par la latitud y la libertad que corresponden a la gracia. El séptimo día se observaba con la esperanza de que por él uno pudiera ser aceptable ante los ojos de Dios; el primer día se observa con la seguridad de que uno ya ha sido aceptado par Dios. La observancia del séptimo día era obra de la carne; la observancia del primer día es obra del Espíritu que mora en el creyente.

5. El nuevo día ha sido bendecido por Dios. A través de esta dispensación los creyentes más llenos del Espíritu y más devotos, y a quienes la voluntad de Dios ha sido claramente revelada, han guardado el día del Señor sin ningún sentimiento de responsabilidad hacia la observancia del séptimo día. Es razonable suponer que si hubiesen sido culpables de quebrantar el día del repaso, hubiesen recibido convicción de pecado a! respecto.

6. El nuevo día ha sido entregado al creyente individual. No ha sido entregado a los inconversos. Es ciertamente motivo de confusión para el inconverso darle lugar para que suponga que será más aceptable a Dios si guarda un día; porque sin la salvación que hay en Cristo todos los hombres están completa e igualmente perdidos. Para beneficio de todos se ha establecido un día de reposa por razones sociales y de salud; pero los no regenerados debieran comprender que la observancia de ese día no les añade ningún mérito ante los ojos de Dios.

No ha sido entregada a la iglesia como un cuerpo. La responsabilidad de la observancia del primer día necesariamente ha sido entregada al creyente coma individuo solamente, y no a la iglesia como un todo; el modo de su celebración por el individuo se sugiere en dos dichos de Jesús en la mañana de la resurrección: «Regocijaos» («Salve» en Reina Valera) e «Id y decid». Esto pide una actividad incesante en toda forma de adoración y servicio; tal actividad contrasta con el reposo del séptimo día.

7. No se da ningún mandamiento en el sentido de observar el primer día. Puesto que es toda de gracia, no se impone un requerimiento escrito para la observancia del día del Señor, ni se prescribe la forma de su observancia. Por esta sabia provisión, a nadie se estimula a que guarde el día como un puro deber. Debe ser observado de corazón. Israel estaba delante de Dios como un niño inmaduro que está bajo tutores y curadores y tiene necesidad de los mandamientos que se dan a un niño (Ga. 4:1-11); la iglesia está delante de Dios como hijo adulto. La vida del creyente bajo la gracia es claramente definida, pero es presentada solamente como ruego de Dios con la esperanza de que todo será hecho voluntariamente (Ro. 12:1, 2; Ef. 4:1-3). Hay pocas dudas en cuanto a la forma en que un creyente bien instruido, lleno del Espíritu (y la Escritura da por concedido que el cristiano normal es así), actuará en el día que conmemora la resurrección de Cristo y la nueva creación. Si el hijo de Dios no está rendido a Dios, ninguna observancia obligatoria corregirá su carnal corazón, ni serla esa observancia agradable a Dios. El problema entre Dios y el cristiano carnal no es de acciones externas, sino de una vida rendida.

8. El modo de observancia del día del Señor puede ser extendida a los demás días. Cristo no era devoto a su Padre en un día más que en otros. El reposo del séptimo día no podía ser extendido a todos los días por igual. Pero, aunque el creyente tenga más tiempo y libertad el primer día de la semana, su adoración, gozo y servicio que caracterizan la observancia del día del Señor podría ser su experiencia cotidiana (Ro. 14:5).

———–

http://www.seminarioabierto.com/doctrina241.htm

Pablo guardó el sábado?

Posted on Actualizado enn


San Pablo guardó el sábado?
 
Antes de su conversión, cuando era fariseo y buen judío religioso, por supuesto que si guardó el Sábado. En seguida algunos afirmarán que Pablo siempre guardaba el sábado del séptimo día ya que en el libro de los Hechos se relata varias veces que él, entrando en la sinagoga los días sábados, razonaba con los judíos y predicaba a Cristo. Claro que él entraba en las sinagogas los días sábados; sin embargo, en ninguno de los casos estaba visitando una iglesia de creyentes, sino una sinagoga de judíos inconversos.
 
Pablo no partió el pan con ellos, ni tenía comunión con ellos alrededor de la persona de Cristo, porque no creían en El. Se juntaba con los judíos en la sinagoga el día de sábado por la sencilla razón de que ese era el lugar ideal para alcanzar al mayor número de ellos con la predicación del evangelio. La táctica de entrar en la sinagoga los sábados y predicar el fin de la ley como base para justificación delante de Dios (por ejemplo, Hch. 13:39)
 
Y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree y la salvación por gracia, fue la mejor manera de tener contacto con el mayor número de judíos y cumplir así con la primera parte de la comisión del Señor: Al judío primeramente.
 
También esto explica lo dicho por Pablo mismo : Siendo libre para con todos, me he hecho siendo de todos por ganar a más. Heme hecho a los judíos como judío, por ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo -no sea sujeto a la ley} como sujeto a la ley, por ganar a los que están sujetos a la ley (1 Co. 9: 19, 20). Con claridad cristalina se ve cómo Pablo, constreñido por el amor de Dios, hacía todo lo posible por ganar a sus compatriotas para Cristo, aun juntándose con ellos en la sinagoga el día de sábado. Sin embargo, asistió con un solo propósito: predicar a Cristo.
 
Los judíos que creían se separaban de la sinagoga y su reunión de sábado para juntarse con los cristianos. Llegaron a Tesalónica, donde estaba la sinagoga de los judíos. Y Pablo, como acostumbraba, entró a ellos, y por tres sábados disputó con ellos de las Escrituras, declarando y proponiendo, que convenía que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; V, que Jesús, el cual yo os anuncio, decía el, éste era e! Cristo. Y ALGUNOS DE ELLOS CREYERON, Y SE JUNTARON CON PABLO Y CON SILAS. (Hch. 17: 1-4).
 
Esto,no podría ser más claro. Cuando Pablo quiso juntarse en comunión con los cristianos, lo hizo el dia primero de la semana. ” el día primero de la semana, juntos los discípulos a partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de partir al día siguiente ” (Hch. 20:7).
 
En el versículo anterior leemos que Pablo y sus compañeros de viaje esperaron toda una semana allí en Troas con el fin de estar con los hermanos el día primero de la semana y celebrar la Cena del Señor, y Pablo aprovechó la ocasión también para predicar. Con la urgencia que tenían de llegar a Jerusalén, ¿por qué no aprovecharon el día de sábado para su reunión y predicación?
 
La respuesta es obvia: la iglesia primitiva celebraba el día primero y no el séptimo.
 
Así, pues, antes del fin de la época apostólica, se daba importancia al primer día de la semana (cf. también 1 Co 16.2), día cuando, según el testimonio unánime de los cuatro Evangelios, resucitó nuestro Señor e hizo sus primeras apariciones a los creyentes.
 
Bibl. consultada
 
Donald Harr, ¿Debe el cristiano guardar el sábado?, pp. 19-21, paginas orientadoras Apartado 50 Tehuacan,Pue.,Mexico,publ. y distrib. por aval Ap. Postal 20 Puebla,Pue,cp. 72001

SOBRE ISAÍAS 58:13,14 Y 66:23

Posted on Actualizado enn


SOBRE ISAÍAS 58:13,14 Y 66:23

RESPUESTA DE CARLOS ARACIL ORTS (UN EX-SABATISTA) A DAVID MOSHÉ MENA (UN SABATISTA) SOBRE ISAÍAS 58:13,14 Y 66:23

21 de octubre de 2009

Estimado David:

En primer lugar, muchas gracias por haber leído mi estudio, titulado ¿Según Isaías 58: 13, 14 y 66:23 será el sábado día de adoración en la Tierra nueva?, y, también, por su comentario y la pregunta que me formula, con relación al texto de Isaías 66:23:

  • “Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.” (Is. 66:23. BRV, 1960).

Su pregunta es la siguiente:

“…Considerando los dos párrafos posteriores en su comentario después de esta cita. ¿El contexto de la profecía de Isaías es anterior al “nuevo pacto”? es decir, según vuestra opinión, asumiendo que estamos en el nuevo pacto, esta cita de Isaías debe estar cumplida, porque si no está cumplida esta profecía, usted tendrá que reconocer que habrá un tiempo, según el contexto propio de la revelación del profeta Isaías en que se subirá (una gran cantidad de creyentes) al monte Sion a adorar a YHWH de luna nueva en luna nueva y de shabbat (sábado) en shabbat, sea que esta profecía está dentro o posterior al nuevo pacto.”

Mi respuesta:

Para entender mejor el contexto de Isaías 66:23, es bueno que ubiquemos el tiempo en que vivió Isaías, fundamentalmente, desde el inicio de su ministerio hasta su final y muerte.
¿Cuándo vivió Isaías y, por tanto, pudo escribir el libro que lleva su nombre?

La Biblia de Jerusalén de 1998 (Pág.1080) ubica su nacimiento hacia el año 765 a. C. (mediados, pues, del siglo VIII antes de Cristo), y el inicio de su ministerio profético hacia el año 740 a. C. (año aproximado de la muerte del rey Uzías). Su ministerio duró unos 40 años según esa misma fuente, y según el Comentario Bíblico Adventista, tomo 4, pág. 125, se extendió durante unos 54-60 años, hasta la muerte del rey Ezequías, y el inicio del reinado de Manasés en el año 686 a. C. (2ª Reyes 21:16). Durante este tiempo Isaías y el pueblo de Israel tuvieron que sufrir los asedios de Asiria.

Situación política y espiritual del pueblo de Israel en tiempos de Isaías y posteriores a él.

Necesitamos saber, además, que poco después del reinado del rey David (1011 a.C –971 a.C)1, las doce tribus de Israel se dividieron, separándose diez tribus que formaron lo que se denominaría el reino del norte, y estableciéndose a unos cincuenta kilómetros de Jerusalén donde edificaron su capital, Samaria. El reino del sur, conocido como el reino de Judá, quedó formado por las otras dos tribus restantes, teniendo a Jerusalén como capital. Debido a la tremenda apostasía en que cayó el reino del norte, Dios permitió, en el año 722 a. C.2, que un ejército asirio conquistara Samaria y se llevara cautivas a las diez tribus. Al quedar despoblada esta zona, e intentar repoblarla, el emperador asirio, con gente de otras naciones y no conseguirlo plenamente, se vio obligado a solicitar a algunos israelitas cautivos que regresaran a su tierra. Esta mezcla de gentes de diversa nacionalidad y religión dio lugar al pueblo que en tiempos de Jesús era conocido como los samaritanos.

La Biblia de Jerusalén de 1998 (Pág.1080), proporciona la fecha, prácticamente coincidente con el CBA, del año 721 a.C, para la caída de Samaria bajo el poder de los asirios. Nos relata, además, que, en Judá, Ezequías sucedió a Ajaz y buscó el apoyo de Egipto para enfrentarse a Asiria. En el 705 a. C, Ezequías se rebeló contra Asiria, y el rey asirio Senaquerib azotó Palestina en el 701 a. C. El rey de Judá quiso defender a Jerusalén de la invasión asiria, para ello contó con el apoyo de Isaías, que le prometió la ayuda de Dios. Esto se cumplió pues esta vez lograron impedir que les invadiera el rey asirio.

Sin embargo, más tarde, de forma parecida a la destrucción que sufrió Israel del norte, le ocurrió al reino de Israel del Sur, Judá. Pues cuando la apostasía de ellos se hizo insoportable, Dios, permitió que los babilonios, dirigidos por Nabucodonosor, en el año 606/605 a. C.3, conquistaran Jerusalén y se llevara cautivo al reino de Judá. Jerusalén sería destruida casi totalmente, unos años más tarde, hacia el 586 a.C. En el 605 a.C. empezó el famoso exilio del pueblo de Judá a Babilonia. Dios había amonestado repetida y sucesivamente de lo que les iba ocurrir si seguían adorando los ídolos y apostatando de Él. Incluso Dios, por medio del profeta Jeremías, les predijo, no sólo la fecha exacta de cuando serían derrotados y llevados cautivos por Nabucodonosor, sino también la duración de su cautiverio, que sería de 70 años, contados a partir del 605 a. C. (Jeremías 25:11-12).

  • “11 Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia setenta años. 12 Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desiertos para siempre.”(Jer.25:11-12)

El decreto que realiza la voluntad de Dios de que su pueblo fuese liberado de la cautividad babilónica, después de esos 70 años de exilio, y fuera posible su regreso a su tierra, fue dado, en cumplimiento de la citada profecía de Jeremías 25:11-12, por Ciro rey de Persia. Esto queda claro y fielmente registrado en el capítulo uno del libro de Esdras. Aunque se recomienda leer todo el libro, aquí transcribiremos sólo unos pocos versículos.

  • “1 En el primer año de Ciro rey de Persia, para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de Persia, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito por todo su reino, diciendo: 2 Así ha dicho Ciro rey de Persia: Jehová el Dios de los cielos me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá. 3 Quien haya entre vosotros de su pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la casa a Jehová Dios de Israel (él es el Dios), la cual está en Jerusalén. 4 Y a todo el que haya quedado, en cualquier lugar donde more, ayúdenle los hombres de su lugar con plata, oro, bienes y ganados, además de ofrendas voluntarias para la casa de Dios, la cual está en Jerusalén.” (Es. 1:1-4)

Setenta años después del inicio del exilio del pueblo de Israel a Babilonia, nos llevan al 536 a. C. (605 a. C – 70 años de cautiverio = año 536 a. C. ). Aquí se considera el cómputo inclusivo que tiene en cuenta ambas fechas, según la costumbre de la época. Aunque, este decreto hace posible el fin del exilio del pueblo de Judá, lógicamente, la reconstrucción de Jerusalén es un proceso que va durar bastantes años y que está todavía en el futuro. Por eso Dios, en su infinita sabiduría y misericordia, responde, a la fervorosa y magnifica oración registrada en Daniel 9:3-22, que recomiendo encarecidamente sea leída, informando a Daniel el tiempo exacto cuando se hará posible la reconstrucción de Jerusalén.

Este dato del año 536 a. C., es prácticamente coincidente con el que establece la web:.

“…La reconstrucción de la comunidad judía en Jerusalén había comenzado bajo Ciro el Grande quien había permitido a los judíos cautivos en Babilonia regresar a Jerusalén y reconstruir el Templo de Salomón. Una serie de judíos había, en consecuencia, regresado a Jerusalén en el año 537 a. C.” [1]

Puesto que estos eventos relacionados con Ciro ocurrieron bastantes años después de cuando supuestamente murió Isaías en el 686 a.C., Algunos exegetas han deducido que hubo un segundo Isaías que continuó su libro a partir del capítulo 40 de su libro. Esta opinión es sustentada también por La Biblia de Jerusalén de 1998 (Pág.1080.). Veamos como el marco histórico presentado por Isaías es posterior a su muerte, puesto que Ciro, ni el cautiverio babilónico habían existido todavía.

  • “28 que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado.(Is. 44:28)

Encargo de Dios para Ciro

  • “1 Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán: 2 Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; 3 y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre. 4 Por amor de mi siervo Jacob, y de Israel mi escogido, te llamé por tu nombre; te puse sobrenombre, aunque no me conociste. 5 Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste,” (Is. 45:1-5)

No obstante, también es lícito interpretar que los capítulos del 40 en adelante son fruto de la videncia profética del futuro que Dios da a sus profetas.

Las profecías son un gran tesoro para todo el que confía en la Santa Biblia como Palabra de Dios. El apóstol San Pedro nos estimula a que confiemos en las profecías cuando declara: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;” (2ª Pedro 1:19).

Aunque esto abarca a todas las Sagradas Escrituras, es especialmente cierto para las profecías, puesto que éstas siempre anticipan acontecimientos. Porque Dios nunca dejó a su pueblo sin profecía: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.” (Am. 3:7).

Él mismo nos dice:

  • “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, (10) que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; (Is. 46:10).

Por tanto, queda aclarado el contexto en el que Isaías pone en boca de Dios la siguiente declaración ya citada al inicio de este estudio:

  • “Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.” (Isaías 66:23. BRV, 1960).

¿El contexto de la profecía de Isaías es anterior al Nuevo Pacto y se cumple totalmente en tiempos del Antiguo Pacto?

Por el contexto citado arriba comprobamos que el pueblo de Israel atravesaba por cruciales momentos en los que parecía que su desmembración iba a hacerlos desaparecer como pueblo elegido por Dios para acoger su Palabra y al Mesías venidero. De las doce tribus apenas quedaba Judá, pues el reino del norte, Samaria, que ocupaban las diez tribus, se había prácticamente dispersado, y amalgamado con el paganismo. La tribu de Judá y de Benjamín, recientemente habían sido liberadas de su cautiverio babilónico, y muchos optaron por quedarse en Babilonia, pues seguramente era más cómodo para ellos, después de 70 años de cautiverio.

Ahora se entiende mejor la solemne promesa que Dios les hace de que “permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre” para siempre. Dios con su promesa les garantiza que sobrevivirán y que no dejarán de ser su pueblo jamás, y que volverán a poder seguir adorando a Dios, cada sábado y luna nueva, como requiere la Torah. Debemos de tener en cuenta, que el pueblo en cautividad no lo pudo hacer, y tampoco lo haría a su regreso de la cautividad. Tuvieron que pasar todavía muchos años hasta que pudieran reanudar su adoración semanal y mensual, pues era necesario, en primer lugar reconstruir Jerusalén y luego edificar el templo. Obsérvese, que lo que Dios les promete es que volverían a poder adorarle, como antes del cautiverio hacían, no cambiando la ley del Antiguo Pacto, que estaría vigente hasta la muerte de Cristo. Veamos lo que la ley exigía:

  • “10 Y en el día de vuestra alegría, y en vuestras solemnidades, y en los principios de vuestros meses, tocaréis las trompetas sobre vuestros holocaustos, y sobre los sacrificios de paz, y os serán por memoria delante de vuestro Dios. Yo Jehová vuestro Dios.”(Núm. 10:10)
  • “11 Al comienzo de vuestros meses ofreceréis en holocausto a Jehová dos becerros de la vacada, un carnero, y siete corderos de un año sin defecto; 12 y tres décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada becerro; y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda con cada carnero; 13 y una décima de flor de harina amasada con aceite, en ofrenda que se ofrecerá con cada cordero; holocausto de olor grato, ofrenda encendida a Jehová. 14 Y sus libaciones de vino, medio hin con cada becerro, y la tercera parte de un hin con cada carnero, y la cuarta parte de un hin con cada cordero. Este es el holocausto de cada mes por todos los meses del año.”(Núm. 28:11-14)
  • “1 Así ha dicho Jehová el Señor: La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el día de reposo se abrirá; se abrirá también el día de la luna nueva. 2 Y el príncipe entrará por el camino del portal de la puerta exterior, y estará en pie junto al umbral de la puerta mientras los sacerdotes ofrezcan su holocausto y sus ofrendas de paz, y adorará junto a la entrada de la puerta; después saldrá; pero no se cerrará la puerta hasta la tarde. 3 Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los días de reposo y en las lunas nuevas.”(Ez. 46:1-3)

También, es bueno leer el texto clave objeto de este estudio en otra versión de la Biblia que quizá puedan arrojar luz adicional, por ejemplo, la Biblia de Jerusalén, 1998:

  • “22 Porque así como los cielos nuevos y la tierra nueva que yo hago permanecen en mí presencia –oráculo de Yahvé-, así permanecerá vuestra raza y vuestro nombre. 23 Así pues, de luna en luna nueva y de sábado en sábado, vendrá todo el mundo a prosternarse ante mí -dice Yahvé.”Isaías 66:22, 23 (Biblia de Jerusalén, 1998)

Como podemos comprobar, la mención luna nueva y sábado corresponden perfectamente a la dispensación del Antiguo Testamento, pues se trata de las fiestas ceremoniales que celebraba el pueblo de Israel, que estaban en la Torah, como el mismo Pablo nos dice en Colosenses 2: 16: “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo.”

El cumplimiento de la promesa de Dios de que los israelitas irían adorarle “de luna en luna nueva y de sábado en sábado”, se cumple totalmente en el pueblo de Israel, durante el Antiguo Pacto, como resultado, de la liberación de Ciro y posteriormente con la realizada por el decreto de Artajerjes I en el año 457 a. C. (Véase Esdras 7:11-14 y Daniel 9:25-27). Queda claro, pues que no se trata de la Jerusalén celestial (Apoc. 21), sino de la terrenal, o sea, sólo para el pueblo judío del Antiguo Pacto.

  • “11 Esta es la copia de la carta que dio el rey Artajerjes al sacerdote Esdras, escriba versado en los mandamientos de Jehová y en sus estatutos a Israel: 12 Artajerjes rey de reyes, a Esdras, sacerdote y escriba erudito en la ley del Dios del cielo: Paz. 13 Por mí es dada orden que todo aquel en mi reino, del pueblo de Israel y de sus sacerdotes y levitas, que quiera ir contigo a Jerusalén, vaya. 14 Porque de parte del rey y de sus siete consejeros eres enviado a visitar a Judea y a Jerusalén, conforme a la ley de tu Dios que está en tu mano;(Esdras 7:11-14)

Conclusión

El reposo del sábado fue la señal del antiguo pacto (Éxodo 31:13-17), y un recordatorio de la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto (Deut. 5:15).

El Nuevo Pacto sustituyó al Antiguo y éste ya no está vigente (Hebreos 8:13). En el Nuevo Pacto, Cristo establece la Santa cena como señal y memoria de su muerte expiatoria por los pecadores y de su segunda venida en gloria.

Por tanto, el creyente cristiano no contempla a la ley que le condena sino a Cristo que le salva mediante “la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.” (Ro. 8: 2).

Cuando aceptamos a Jesús como nuestro salvador, Dios nos hace nacer de nuevo e implanta en nuestra mente, corazón y conciencia sus leyes (Hebreos 8:10).

Los creyentes en Cristo, pues, somos salvos por la fe y no por las obras de la ley (Romanos 3:28; Gálatas 2:16; 3:11-14).

  • “Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra” (Romanos 7:5,6; Véase además 2ª Corintios 3:2-18).

Estimado hermano, espero haber respondido adecuadamente a lo que me preguntaba, no obstante, quedo a su disposición.
Si no tiene inconveniente, próximamente publicaré este estudio en la web http://www.amistadencristo.com.

Bendiciones.
Carlos Aracil Orts.
http://www.amistadencristo.com

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Artajerjes_I

Articulos relacionados con el tema del Sabath

Juan Calvino y el descanso cristiano ordenado (Sabath)

Posted on


Juan Calvino y el descanso cristiano ordenado (Sabath)

  • Acuérdate del día del descanso para santificarlo. Seis días trabajarás y en ellos harás tus obras. El séptimo día es el descanso del Señor tu Dios. No harás en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni el extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días… etc.

Cual es la comprención de Juan Calvino respecto del Cuarto Mandamiento en su Teologia? Las tres razones de este mandamiento

El fin de este mandamiento es que muertos nosotros a nuestros propios afectos y a nuestras obras, meditemos en el Reino de Dios, y como efecto de esta meditación nos ejercitemos en los caminos que Él ha
ordenado. Mas, como este mandamiento encierra una consideración particular y distinta que los otros, exige una disposición un tanto diversa.

Los doctores antiguos suelen llamarlo “umbrátil” — es decir, en sombras — porque contiene las observancias externas de un día, las cuales han sido abolidas con la venida de Cristo, como todas las demás figuras. Esto es muy verdad, pero no tocan el asunto más que a medias. Por ello es necesario exponerlo de raíz, considerando las tres causas que, a mi parecer, se contienen en este mandamiento.

a) En primer lugar, el Legislador celeste ha querido ilustrar al pueblo de Israel, bajo el reposo del séptimo día, el reposo espiritual con el que los fieles deben cesar en su trabajo para dejar a Dios obrar en ellos.

b) La segunda causa es que Dios quiso que hubiese un día determinado, en el cual se reuniesen para oír la Ley y usar sus ceremonias; o por lo menos, lo dedicasen especialmente a meditar en sus obras, para con ese recuerdo ejercitarse en la piedad y en lo que atañe a la gloria de Dios.

c) En tercer lugar, quiso dar un día de descanso a los siervos y a todos aquellos que viven sometidos a otros, para que tuviesen algún reposo en sus trabajos.

Los fieles deben descansar de sus propias obras, a fin de dejar que Dios obre en ellos

Sin embargo, en muchos lugares de la Escritura se nos muestra que esta figura del reposo espiritual es la principal de este mandamiento. Porque el Señor casi nunca exigió tan severamente la guarda de otros mandamientos, como lo hizo con éste. Cuando quiere decir en los profetas que toda la religión está destruida, se queja de que sus sábados son profanados, violados, no observados, ni santificados; como si al no ofrecerle este servicio, no guardase ya nada con que poder hacerlo (Nm. 15, 32-36 ; Ez. 20, 12-13; 22,8; 23, 38 ; Jer. 17, 21-23 . 27).

Por otra parte ensalza grandemente la observancia del sábado. Por esta causa los fieles estimaban como el mayor de todos los beneficios, que Dios les hubiera revelado la guarda del sábado (Is. 56,2). Porque así hablan los levitas en Nehemías: “Y les ordenaste (a nuestros padres) el día del reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley” (Neh. 9, 14).

Vemos, pues, que lo tenían en singular estima por encima de los otros mandamientos de la Ley; todo lo cual viene a propósito para mostrar la dignidad y excelencia de este misterio, que tan admirablemente expone Moisés y Ezequiel. Porque leemos en el Éxodo:

  • “En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mi y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico”;
  • “Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mi y los hijos de Israel” (6. 31, 13. 16).

Y aún más ampliamente lo dice Ezequiel; aunque el resumen de sus palabras es que el sábado era una señal pata que Israel conociese que Dios era su santificador (Ez. 20:12).

Si nuestra santificación consiste en mortificar nuestra propia voluntad, bien se ve la perfecta proporción que hay entre la señal externa y la realidad interior. Debemos dejar absolutamente de obrar para que obre Dios en nosotros; debemos dejar de hacer nuestra voluntad, dejar a un lado nuestro corazón, renunciar a los deseos de la carne y no hacer caso de ellos. En resumen, debemos dejar cuanto procede de nuestro entendimiento, para que obrando Dios en nosotros, reposemos en El; como también nos lo enseña el Apóstol (Heb. 3, 13; 4,4-11).

El séptimo día figura la perfección final, a la cual debemos aspirar

Esto es lo que representaba para los judíos la observancia del descanso del sábado. Y a fin de que se celebrara con mayor religiosidad, el Señor la confirmé con su ejemplo. Porque no es de poco valor para excitar su deseo saber que en lo que el hombre hace imita y sigue a su Creador.

Si alguno busca un significado misterioso y secreto en el número “siete”, es verosímil que, significando este número en la Escritura perfección, no sin causa haya sido escogido en este lugar para denotar perpetuidad. Con lo cual está de acuerdo lo que dice Moisés, quien, después de narrar que el Señor descansé en el séptimo día de todas sus obras, deja ya de contar la sucesión de los días y las noches (Gn. 2:3).

También se puede aducir respecto al número siete otra conjetura probable, y es que el Señor ha querido con este nombre significar que el sábado de los fieles no se cumplirá nunca perfectamente hasta el último día. Porque nosotros comenzamos aquí nuestro bienaventurado reposo y cada día avanzamos en él; pero como tenemos que sostener una batalla perpetua contra nuestra carne, este reposo no será perfecto mientras no se cumpla lo que dice Isaías de la continuidad de la festividad de un novilunio con otro, y de un sábado con el siguiente, lo cual tendrá lugar cuando Dios sea todo en todos (Is. 66,23; 1 Cor. 15,28).

Podrá, pues, parecer que con el séptimo día el Señor quiso figurar a su pueblo la perfección del sábado que tendrá lugar el último día, para que con la constante meditación de este sábado, aspirase siempre a esta perfección.

También nos enseña el reposo espiritual

Si estas consideraciones sobre el número siete le pareciese a alguno demasiado sutil y, en consecuencia, no las quiere admitir, no me opondré a que se quede con otra más sencilla; y es, que el Señor ha establecido un día determinado en el cual el pueblo se ejercitase, bajo la dirección de la Ley, en meditar en el reposo espiritual que no tendrá fin; y que asignó el séptimo día, bien pensando que bastaba, o bien para mejor iniciar al pueblo en la guarda de esta ceremonia, poniendo ante los ojos del mismo su propio ejemplo, o más bien para mostrarle que el sábado no pretendía más que hacerlo semejante a su Creador. Poco importa las diferencias, con tal que permanezca el sentido del misterio que principalmente se describe aquí, del perpetuo descanso de nuestras obras.

Los profetas muchas veces traían a la memoria de los judíos esta contemplación, para que no pensasen haber cumplido con su deber por abstenerse exteriormente de cosas manuales. Además de los lugares que hemos alegado hay otro en Isaías, que dice:

  • “Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y llamares delicia, santo y glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus palabras, entonces te deleitarás en Jehová” (Is. 58:13).

Cristo es el verdadero cumplimiento del sábado. No hay duda de que con la venida de nuestro Señor Jesucristo ha quedado abolido lo que en este mandamiento era ceremonial. Porque Él es la verdad, ante cuya presencia todas las figuras se desvanecen; Él es el cuerpo, con cuya contemplación desaparecen las sombras; Él es el verdadero cumplimiento del sábado. Por el bautismo somos sepultados juntamente con El, somos injertados en su muerte, para que siendo partícipes de su resurrección andemos en vida nueva (Rom. 8:4).

Por esta causa el Apóstol dice en otro lugar que el sábado fue una sombra de lo que había de venir, y que el cuerpo es de Cristo (Col. 2:16-17); quiere decir, la sólida sustancia de la verdad, que él muy bien expuso en este lugar. Ahora bien, esto no se extiende a un solo día, sino que requiere todo el curso de nuestra vida, hasta que enteramente muertos a nosotros mismos, seamos llenos de la vida de Dios. De esto se sigue, pues, que los cristianos deben estar muy lejos de la supersticiosa observancia de los días.

Las asambleas eclesiásticas y el descanso de los trabajadores

Sin embargo, como las dos últimas causas no se deben contar en el número de las sombras antiguas, sino que convienen igualmente a todos los tiempos y edades, aunque el sábado ha sido abrogado, no obstante no deja de tener su valor entre nosotros el que tengamos ciertos días señalados en los cuales nos reunamos para oír la Palabra de Dios; para administrar los sacramentos y para las oraciones públicas; y asimismo para que los criados y trabajadores gocen de algún descanso en su trabajo. No hay duda de que el Señor tuvo en cuenta estas dos causas cuando instituyó el sábado.

En cuanto a la primera, la misma costumbre de los judíos lo prueba suficientemente. La segunda, el mismo Moisés la advirtió en el Deuteronomio, al decir: “Para que descanse tu siervo y tu sierva como tú, acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto (Deut. 5:14-15).

Y en el Éxodo:

  • “Para que descanse tu buey, y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu siervo” (Éx. 23:12).

¿Quién negará que ambas cosas tienen que ver con nosotros lo mismo que con los judíos?

Las asambleas eclesiásticas son mandadas por la Palabra de Dios; y la misma experiencia prueba cuán necesarias son. Si no hubiese días señalados, ¿cuándo podríamos servirnos? Todas las cosas se deben hacer entre nosotros “decentemente y con orden”, como manda el Apóstol (1 Cor. 14,40).

Tan difícil es que se pueda guardar la conveniencia y el orden sin esta seguridad de unos días determinados, que si no existiesen, pronto veríamos grandes perturbaciones y confusiones en la Iglesia. Y si nosotros tenemos la misma necesidad que tenían los judíos, para cuyo remedio quiso el Señor instituir el sábado, nadie diga que la Ley del descanso sabático no tiene nada que ver con nosotros; pues quiso nuestro próvido y misericordioso Padre tener en cuenta y proveer a nuestra necesidad no menos que a la de los judíos.

¿Por qué no nos reunimos todos los días, dirá alguno, para suprimir así esta diferencia de días? Quisiera Dios que así fuese; ciertamente que la divina y espiritual Sabiduría se merece muy bien que cada día se le dedique un rato. Mas si no se puede conseguir de la debilidad de muchos que se reúnan cada día y la ley de la caridad no permite que se le exija más, ¿por qué no vamos a seguir nosotros la razón que el Señor nos ha mostrado?

Nosotros observamos el domingo sin judaísmo y sin superstición

Es necesario que trate este punto un poco más por extenso, pues ciertos espíritus inquietos se alborotan a causa del día del domingo. Se quejan de que el pueblo cristiano permanece aún dentro del judaísmo, porque retiene aún la observancia de unos días determinados.

A eso respondo que guardamos el domingo sin caer en el judaísmo, ya que hay una grandísima diferencia entre nosotros y los judíos tocante a esto. Porque no lo celebramos con un criterio religioso estrecho, como una ceremonia en la que se figura un misterio espiritual, sino que lo admitimos como un remedio necesario para conservar el orden en la iglesia.

Pero san Pablo, dicen, enseña que los cristianos no deben ser juzgados por la observancia de los días, puesto que esto es una sombra de las cosas que han de venir (Col. 2, 16), y precisamente teme haber trabajado en vano entre los gálatas, porque seguían observando aún los días (Gál. 4, 10-11). Y escribiendo a los romanos dice que es una superstición hacer diferencia entre día y día (Rom. 14,5).

Pero ¿quién, fuera de esta gente no ve de qué observancia habla el Apóstol? Pues ellos no tenían en vista este fin público y de orden en la Iglesia, sino que manteniendo las fiestas como sombras de cosas espirituales, empañaban la gloria de Cristo y la luz de su Evangelio; no se abstenían de las obras manuales porque les impidieran entregarse a la meditación de la Palabra de Dios, sino por una insensata devoción, pues se imaginaban que con el descanso hacían un gran servicio a Dios.

Así pues, contra esta perversa distinción de días habla el Apóstol, y no contra el orden legitimo que mantiene la paz en el pueblo cristiano. Porque en las iglesias que él fundó se guardaba el sábado con este fin; y a los corintios les señala ese día para poder recoger la ofrenda en ayuda de los hermanos de Jerusalem (1 Cor. 16,2).

Si tememos la superstición, mucho mayor peligro había ciertamente en las fiestas de los judíos, que en la celebración del domingo por parte de los cristianos. Porque como era conveniente para suprimir la superstición, se ha abandonado el día que guardaban los judíos; y como era necesario para mantener cierto orden y paz en la Iglesia, se ha establecido otro día en su lugar.

Aunque los antiguos no han escogido el día del domingo para ponerlo en lugar del sábado sin razón alguna. 

Porque como el fin y cumplimiento de aquel verdadero reposo que el antiguo sábado figuraba se cumplió en la resurrección del Señor, los cristianos son amonestados por ese mismo día, en que se puso fin a las sombras, a que no se paren en una ceremonia que no era más que una sombra.

Ni tampoco tengo yo tanto interés en insistir en el número siete, que quiera de alguna manera forzar a la Iglesia por ello; y no condenaré a las iglesias que tienen señalados otros días para reunirse siempre que no tenga parte en ello la superstición, como no la tiene cuando se hace por razón de disciplina y de buen orden.

Resumamos así:

a) Como a los judíos se les enseñaba la verdad en figuras, así a nosotros se nos expone sin vetos; y ello, en primer lugar, para que toda nuestra vida meditemos en un sabatismo perpetuo, o descanso de nuestra obras, durante el cual el Señor pueda obrar en nosotros mediante su Espíritu.

b) En segundo lugar, que cada uno de nosotros se aplique en su espíritu, en cuanto le sea posible, a considerar con diligencia las obras de Dios para glorificarlo en ellas; y asimismo, que cada uno guarde el orden legítimo de la Iglesia, señalado para oír la Palabra de Dios, para la administración de los sacramentos, y para la oración pública.

c) Lo tercero, que no oprimamos inhumanamente a aquellos sobre los cuales tenemos dominio.

De esta manera se disipan las mentiras de los falsos doctores, que en el pasado han enseñado al pueblo esta opinión judía, sin establecer más diferencia entre el sábado y el domingo que la de que lo ceremonial de este mandamiento queda abrogado, pero que permanece en su aspecto moral; a saber, que hay que guardar un día a la semana.

Ahora bien, esto no sería sino cambiar el día por despecho a los judíos, reteniendo, sin embargo, en el corazón la misma superstición de que hay en los días un significado secreto y misterioso, como lo había en el Antiguo Testamento. Bien vemos el provecho que han obtenido de su doctrina; pues los que la siguen dejan muy atrás a los judíos respecto a la crasa superstición del sábado; de suerte que las reprensiones que leemos en Isaías no les corresponden menos ahora de lo que correspondían a aquellos a los cuales se dirigía el profeta (Is. 1:13-15; 58:13).

Por lo demás, debemos ante todo profesar la doctrina general, para que no decaiga y se enfríe la religión entre nosotros; a saber, que debemos ser diligentes en frecuentar los templos y los lugares de reunión de los fieles, y nos apliquemos en lo posible para ayudar con los medios externos a mantener y hacer que progrese el culto y servicio de Dios.

Dios lo bendiga mucho.

Donde dice en la Biblia que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo?

Posted on Actualizado enn


Donde dice en la Biblia que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo?

Autor:Paulo Arieu

Introducción:

  • “Jesucristo dijo de los fariseos: “En vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres, porque, dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres… Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición” (Mar. 7:7-9).

En los ultimos dias he conversado con varias personas allegadas a mi, que me han hecho esta pregunta.  Donde dice en la Biblia que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo? La Iglesia cristiana adventista, denominación cristiana a la cual respetamos profundamente, insiste en que hay que guardar el sabado y no el domingo, como hacemos los evangélicos, diciéndonos que esta práctica proviene de los católicos romanos y que el domingo fue instituido por Constantino.[1]

Jesucristo enseñó: “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios” (Luc. 4:4). También aclaró que la Biblia no se contradice a sí misma, pues dijo:

  • “La Escritura no puede ser quebrantada” (Jn. 10:35)

El apóstol Pablo habló más sobre el tema, diciendo:

  • “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Tim. 3:16-17)

Si estamos dispuestos a creer estas palabras inspiradas, no será difícil entender este importante tema, pues la Biblia habla desde el Génesis hasta el Apocalipsis sobre el verdadero día de descanso que Dios estableció. En realidad, este es uno de los temas más claros y fáciles de entender en toda la Biblia; siempre y cuando lo estudiemos con el deseo sincero de saber la verdad y sin temor del “qué dirán”. ¿Tiene usted la fe y el valor para hacer lo que Dios claramente ordena, sin importar lo que piensen los demás? Es dificil, se lo puedo asegurar.Implica un valor y una lucha interior bárbara. Asi eran los cristianos primitivos: “Esclavos de Cristo”

“… Jesús nos libera de un cautiverio para, al llegar a ser su posesión, trasladarnos a una esclavitud de realeza. Quienes quieren ser sus hijos deben de estar dispuestos a ser sus esclavos”(Dr. R. C. Sproul) [6]

Recuerde que en los días de Jesucristo, muchos líderes religiosos sabían que Él era el Cristo, pero no lo reconocían precisamente por esto:

  • Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios(Jn. 12:43)

La práctica del sábado por los judios, en la época de la Iglesia Primitiva

Aunque los romanos nunca entendieron a los judíos, fueron en extremo tolerantes con ellos. La razón de esta actitud es que los judíos, al apoyar a Julio César, habían respaldado a un vencedor: fueron sus soldados y lo defendieron lealmente. Por su parte, él mostró su gratitud concediéndoles notables privilegios, confirmados mediante estatuto. En Antigüedades de los judíos. Josefo transcribe con orgullo la lista completa de todas estas reglamentaciones. Nadie podía impedir a los judíos que cumpliesen con sus sacrificios o con otros deberes religiosos. No podían ser obligados a quebrantar el sábado, ni aun estando en el servicio militar. Tampoco eran reclutados para el ejército: Dolabella los eximió expresamente del servicio militar. Se les garantizaba el sumo sacerdote y se respetaban sus reglamentaciones alimentarias. En las grandes ciudades corno Roma,, Babilionia, Alejandría y Antioquía contaban con su propia gerousia o senado, encabezado por un etnarca que era considerado un importante personaje civil. Poseían sus propias cortes de justicia, que no sólo estaban autorizadas para imponer multas sino también para infligir castigos corporales. Ciertamente, su situación protegida era muy envidiada, como obviamente lo demuestran los continuos desmanes que provocaba la presencia de los judíos en Alejandría. Tan ventajosa era su situación que, posteriormente, cuando los cristianos fueron perseguidos, los judíos que creían en Cristo estaban tentados a apostatar por causa de los beneficios económicos y sociales que poseían en su carácter de judíos.[7]

La práctica del domingo

Los cristianos eran acusados de hacer peligrar la seguridad del estado debido a su organización eclesiástica. El temor a las revueltas hacía que el gobierno desconfiara de los partidos, grupos organizados, y asociaciones. Por tanto prohibió cualquier tipo de asociación. La iglesia se hizo cada vez más organizada, con obispos en muchas de las ciudades. En cada congregación había ancianos y diáconos. Se llevaban a cabo sínodos regionales y de distrito. Ante cualquier diferencia entre la ley del imperio y la ley de la iglesia, los cristianos obedecían la ley de la iglesia. Se llamaban a sí mismos “soldados de Cristo”. Aparte de estas acusaciones graves, había otras de menor importancia: las Escrituras cristianas se contradecían; el cristianismo era nuevo comparado con las religiones antiguas del imperio; los cristianos consideraban el domingo como un día sagrado y se negaban a trabajar; la resurrección de Jesús era una invención de sus discípulos; Jesús había sido incapaz de convencer a su propio pueblo de su mensaje mesiánico; era un hijo ilegítimo; si Jesús era divino, ¿por qué se asoció con publicanos y pecadores, vivió en pobreza, y murió en una cruz? [4]

Ahora bien, cuando consideramos el lugar casi divino concedido a la ley en el judaísmo, puede entenderse fácilmente que la subestimación, aunque más no fuera de su parte ceremonial, tenía que producir indefectiblemente el alejamiento de los judíos. Peor todavía: el rito sagrado de la cincuncisión pronto fue abandonado por este nuevo movimiento. La misma señal del pueblo de Dios que había permanecido desde los días de Moisés, y aun desde Abraham, era arrojada impíamente al montón de los desperdicios. El ingreso al pueblo de Dios se ofrecía ahora en términos de igualdad tanto a los griegos como a los bárbaros. Y esto sin insistencia alguna en el costoso arrepentimiento expresado simbólicamente mediante la circuncisión, es decir, el corte de la impureza gentil. Todo esto causaba una verdadera consternación. En vez de la devoción al antiguo Dios de la tora, este nuevo culto enseñaba a adorar a un segundo Dios, nacido de una virgen y ejecutado como un criminal. En lugar del sábado, se guardaba el primer día de la semana, llamándolo provocativamente «día del Señor», como si éste no fuera el séptimo día, elegido especialmente por el Señor. ¿Cómo podían estas personas, tan manifiestamente rebeldes a los mandamientos divinos, tener pretensión alguna de ser representantes de Dios?  Los sentimientos judíos sobre este asunto pueden reconocerse más claramente leyendo la primera acusación de Trifón contra los cristianos: Esto es lo que más nos confunde: que vosotros, pretendiendo ser piadosos, y suponiéndoos mejores que los demás, no estáis de manera alguna separados de ellos, y no cambiáis vuestro modo de vivir con respecto a las naciones, y no observáis ni fiestas ni sábados, y no cumplís con el rito de la circuncisión y, además, ponéis vuestra esperanza en un hombre que fue crucificado y, aun así, esperáis obtener algo bueno de parte de Dios aunque no obedecéis sus mandamientos. ¿No habéis leído que será cortada de su pueblo el alma de todo aquel que no haya sido circuncidado al octavo día? [8]

Vemos en todo esto, pues, las pruebas claras y contundentes sobre el tema del día de reposo que ha ordenado nuestro Dios Todopoderoso.

Que respuesta damos o que argumento exponemos ante este desafío?

Podemos tambien comenzar  nuestra búsqueda imaginándonos en una isla desierta con una Biblia y un calendario como únicos materiales escritos que hemos salvado del naufragio. Digo estas palabras, ya que durante ya mucho tiempo, los SABATISTAS han estado lanzando este desafío:

“Encuéntreme un solo versículo en la Biblia que demuestre que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo”. Y por años,muchos cristianso no han sabido bien que responder, muchas veces a causa de nuestra ignorancia del tema, ya que no es un tema al cual le damos mucha importancia, salvo que por razones laborales, no podamos ir a la reunión del templo el dia domingo.Entonces si, nos acordamos de todos nuestros derechos.

Esta afirmación es parte de un argumento insostenible. Ése no es el punto en disputa. Es verdad que la palabra “domingo” ni siquiera aparece en la Biblia. Lo que aparece es “el primer día de la semana”; ocho veces en total y siempre en el Nuevo Testamento. Cinco de esas referencias (Mat. 28:1; Mar. 16:2, 9; Luc. 24:1 y Jn. 20:1) hablan del momento en que María Magdalena y otras personas llegaron a la tumba después de la resurrección de Cristo. Y no se sabe con exactitud a que hora resucitó Cristo, pero lo mas seguro es que fue habiendo terminado ya el día de reposo de los judios, ya que El no iba a resucitar horas antes. El obró siempre todo para que se cumpliese la Palabra de Dios y la Ley de Moisés. Y si la Ley de Moisés estipulaba descanso en sábado, Cristo iba a estar en la tumba en el descanso hasta la resurrección.

Este debate tan controversial como lo plantean algunos sabatistas, el Nuevo Testamento lo convierte en irrelevante al decir que el día en que se tiene culto de adoración a Dios no le importa tal como piensan los sabatistas al poner ese énfasis tan fuerte en querer guardar el dia sabado y que las otras denominaciones hagan lo mismo.

  • “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente“.(Ro. 14:5)
  • “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros”.(Gál. 4:9-11)
  • “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”.(Col. 2:16-17)

LOS SABATISTAS PIDEN UN TEXTO BÍBLICO QUE ORDENE EL CULTO EN DOMINGO. AQUÍ ESTÁ:

Mire el versículo 11:

  • “Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá”. (Lev. 23:5-11)

El día después del sábado es domingo. Siga leyendo, fijándose específicamente en Leviticos

  • “Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecísteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. HASTA EL DÍA SIGUIENTE DEL SÉPTIMO DÍA DE REPOSO contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová”. (Lev. 23:15)

Esta es la fiesta de Pentecostés. Era una de las fiestas obligatorias en Israel. Obsérvese que, en el día de Pentecostés, un domingo, al pueblo de Dios se le ordenaba tener culto. Dice Dios:

  • “Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones”. (Lev. 23:21)

Si usted cree que esto sólo se aplicaba a los días “ceremoniales”, Levítico 23 comienza hablando del día de reposo semanal (véase Lev. 23:1-4). Se le llama tiempo señalado y santa convocación, junto con todos los otros días de fiesta de Israel. Dios no hace ninguna distinción entre estos días sagrados y el día de reposo semanal. Dios los considera igualmente sagrados. Esto significaría que, bajo el Antiguo Pacto, el domingo de Primicias y el domingo de Pentecostés eran tan sagrados y santificados como el sábado.

Si usted cree que esto sólo se aplicaba a Israel, eso es lo que queremos subrayar. El pacto de los Diez Mandamientos – el Pacto Antiguo – fue hecho con Israel, NO con los gentiles.

La Gloria de Dios del Mte. Sinai, en Moises era pasajera.

Moisés volvió al campamento como el hombre del rostro resplandeciente, brillando con el reflejo de la gloria de Dios. Lamentablemente, la suya fue una gloria pasajera. [3]

Origenes, uno de los Padres del cristianismo postapostolico, dijo en una homilia, en referencia a Ex 34,29-35,lo siguiente:

Se nos ha leído un pasaje del Éxodo que puede estimularnos o desanimarnos al intentar comprenderlo. Estimula a los espíritus estudiosos y libres; a los perezosos y llenos de sí mismos los desanima. Está escrito:

  • Vieron Aarón y todos los hijos de Israel a Moisés, y su rostro y el color de su rostro habían sido glorificados y temieron acercarse a él (Ex 34:30 LXX).

Y poco después:

  • Ponía Moisés sobre su rostro un velo. Al entrar en la presencia del Señor, para hablar con Él se quitaba el velo (Ex 34:33-34)

Tratando este pasaje, el Apóstol, con la magnífica inteligencia que le caracteriza en los demás, de la cual declara:

  • “Nosotros tenemos la inteligencia de Cristo ” (1 Cor 2:16)., dice: “Si el ministerio de la muerte inciso en letras sobre piedra fue glorioso, de tal modo que los hijos de Israel no podían mirar frente a frente a Moisés a causa de la gloria de su rostro, que era pasajera, ¿cuánto más glorioso será el ministerio del espíritu? ” (2 Cor 3:7-8)

Y poco después dice de nuevo:

  • Y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro para que los hijos de Israel no mirasen el aspecto de su rostro. En efecto, su inteligencia se embotó; hasta el día de hoy, cuando leen a Moisés, un velo está puesto sobre su corazón (2 Cor 3:13-15)

¿Quién no admirará la grandeza de estos misterios? ¿Quién no temerá ser calificado de corazón embotado? La cara de Moisés fue glorificada, pero no podían los hijos de Israel fijar la mirada en su rostro, el pueblo de la sinagoga no podia fijar la mirada.

Si alguno puede llevar una conducta y una vida superiores al resto de la plebe, éste puede contemplar la gloria de su rostro. También ahora, como dice el Apóstol, está puesto un velo en la lectura del Antiguo Testamento (2 Cor 3:14) y habla ahora Moisés con el rostro glorificado, pero nosotros no podemos contemplar la gloria que está en su rostro.  No podemos porque todavía somos pueblo y no tenemos más interés ni más mérito que el resto de la plebe. En verdad, cuando el santo Apóstol dice: Este velo permanece en la lectura del Antiguo Testamento (2 Cor. 3:14), semejante sentencia nos quitaría toda esperanza de comprenderlo si no hubiese añadido: Pero cuando uno se convierta al Señor, el velo será removido (2 Cor. 3:16). La causa de que el velo sea removido se dice que es nuestra conversión al Señor.

De ahí debemos deducir que, mientras no comprendamos cuando leemos las Escrituras divinas, mientras lo escrito permanezca para nosotros oscuro y cerrado, todavía no nos hemos convertido al Señor. Porque si estuviésemos convertidos al Señor, sin duda el velo seria removido.

Ahora miremos de nuevo, en el libro de Éxodo

  • “Tú hablarás a los hijos de Israel diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. … Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel…” (Éx. 31:13, 16, y 17)
  • Speak thou also unto the children of Israel, saying, Verily my sabbaths ye shall keep: for it is a sign between me and you throughout your generations; that ye may know that I am the Lord that doth sanctify you. Wherefore the children of Israel shall keep the sabbath, to observe the sabbath throughout their generations, for a perpetual covenant. It is a sign between me and the children of Israel for ever: for in six days the Lord made heaven and earth, and on the seventh day he rested, and was refreshed.”(Ex. 31:13,16,17)

Referencias para los 9 mandamientos “morales” reiterados en el Nuevo Testamento:

1ero. Adorar a Dios.

(53 veces) Mateo 2:2, 8; 11; 4:9,10; 14:33; 15:9; 28:9,17. Marcos 7:7; Lucas 4:7,8; 24:52; Juan 4:20, 21,22 (x2), 23,24 (x2); 9:38; 12:20. Hechos 7:43, 8:27; 16:14; 17:23 (x2); 18:7, 13; 19:27; 24:11, Romanos 1:26; 12:1; 1 Corintios 14:25; Filipenses 3:3; Colosenses 2:18; Hebreos 1:6; 9:1; 9:6; 10:2; 11:21; Apocalipsis 4:10; 5:14; 7:11; 9:20; 11:1; 11:16; 14:7; 15:4; 19:4; 19:10; 22:8; 22:9.

2do. La idolatría.

(20 veces) Hechos 15:20, 29; Romanos 1:25;  1 Corintios 6:9; Capítulo 8; 10:7, 14; 12:2; 2 Corintios 6:19; 1 Tesalonicenses 1:9; Gálatas 5:20; Efesios 5:5; Colosenses 3:5; 1 Pedro 4:3; 1 Juan 5:21; Apocalipsis 2:14, 20; 9:20; 21:8; 22:15.

3ro. No jurar.

(4 veces) Mateo 12:36; Efesios 5:4; Romanos 2:24;  Apocalipsis 16:9.

5to. Honrar padre y madre.

(6 veces) Mateo 15:5; 19:19; Marcos 7:10; 10:19; Lucas 18:20; Efesios 6:2.

6to. El asesinato.

(7 veces)  Mateo 5:21; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 1:29; 13:9; Santiago 2:11.

7o.  El adulterio.

(12 veces) Mateo 5:27,28,32; 19:9, 18; Marcos 10:11, 19; Lucas 16:18; 18:20; Romanos 13:9; Santiago 2:11, 2 Pedro 2:14.

8o.  Robar.

(6 veces)  Mateo 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 2:21; 13:9; Efesios 4:28.

9o.  La mentira.

(14 veces)  Mateo 15:9; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20.

10o.  La codicia.

(9 veces)  Marcos  7:22; Lucas 12:15; Romanos 1:29; 7:7; 13:9; Efesios 5:3; Colosenses 3:5; Hebreos  13:5; 2 Pedro 2:14.

COLOSENSES 2:16.

Una lectura sin prejuicios de Colosenses 2:16 mostrará que el pasaje no habla sólo de los “sábados ceremoniales”. Las palabras “ton sabbaton” o “días de sábado” son las mismas palabras traducidas como “día de sábado” en Éxodo 20:8 en la Septuaginta (la traducción judía del Antiguo Testamento en griego).

Mírese el razonamiento de Pablo: “Nadie os juzgue en

  • · días de fiesta – los sábados anuales,
  • · lunas nuevas – sábados mensuales,
  • · o días de reposo – sábados semanales (o si se quiere, días de sábado
  • · CRISTO, continúa diciendo, es la “Substancia”; estas cosas son sombras.

Cuando se compara este pasaje con Gálatas, queda revelada una obvia conexión en las enseñanzas de Pablo:

  • “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años”.(Gál. 4:9)

El versículo 10 declara de plano: “guardáis …”,

  • · los días (los sábados semanales, que corresponden a los “días de reposo” en Colosenses 2)
  • · los meses (lunas nuevas, que corresponden a “luna nueva” en Colosenses 2)
  • · los tiempos (las 7 fiestas, que corresponden a “días de fiesta” en Colosenses 2)
  • · y los años (el año sabático y el quincuagésimo año de jubileo)

Obviamente, Pablo está hablando claramente de la observancia de todos los días sagrados judíos, incluyendo el sábado.

¿NO DICE LA BIBLIA QUE EL SÁBADO FUE HECHO PARA EL HOMBRE?

  • “También les dijo: El día de reposo fue hecho para el hombre, no el hombre para el día de reposo”. (Mar. 2:27).

Los sabatistas usan este texto a menudo para decir que el sábado fue hecho para toda la humanidad, pero el texto no dice eso. No dice: “El sábado fue hecho para ‘la humanidad’. Dice “el sábado fue hecho para el hombre”. Cuando las Escrituras quieren incluir a toda la humanidad son claras. Véase Mateo 28:19; Juan 3:16; Hechos 2:17; 1 Timoteo 2:4; Tito 2:11. Estos versículos indican claramente que cuando Dios ofrece algo a toda la humanidad se lo ofrece a toda ella.

El sábado no fue ofrecido a todas las naciones. Fue dado sólo a la nación de Israel. Véase Deuteronomio 5:1-15, que da los mandamientos a Israel. Se afirma claramente que Dios no dio el sábado ni ningún otro mandamiento a los padres antes de ese momento (véanse los versículos 2-3).”

El sábado y el domingo según algunas iglesias

Veamos lo que otras iglesias reconocen acerca de la observancia del domingo en lugar del sábado:

IGLESIA CATÓLICA

Stephen Keenan, A Doctrinal Catechism (Catecismo doctrinal), pág. 174:

Pregunta: ¿Hay alguna otra forma de demostrar que la Iglesia tiene potestadpara instituir fiestas de precepto?

Respuesta: Si no tuviera tal potestad, no hubiera hecho aquello en que todos los religiosos modernos están de acuerdo con ella; no hubiera podido cambiar la observancia del sábado, séptimo día de la semana, por la observancia del domingo, primer día de la semana; un cambio para el cual no existe ninguna autoridad bíblica…

Pregunta: Cuando los protestantes realizan labores profanas en el día sábado… ¿están siguiendo acaso las Escrituras como única regla de fe…? Respuesta: Por el contrario, tienen únicamente la autoridad de la tradición para esta práctica. Al profanar el sábado, infringen uno de los mandamientos de Dios, que Él claramente nunca ha abolido, ‘Acuérdate del sábado para santificarlo’”.

The Convert’s Catechism of Catholic Doctrine (Catecismo de la doctrina católica para conversos), 3a. edic., pág. 50:

Pregunta: ¿Cuál es el día de reposo?

Respuesta: El sábado es el día de reposo.

Pregunta: ¿Por qué observamos el domingo en lugar del sábado?

Respuesta: Observamos el domingo en lugar del sábado, porque la Iglesia Católica, en el concilio de Laodicea [c.363] transfirió la solemnidad del sábado al domingo”.

Catholic Press (Prensa católica), 25 de agosto de 1900:

“El domingo es una institución católica, y… solo puede defenderse con principios católicos… de principio a fin en las Escrituras no hay ni un solo pasaje que autorice la transferencia del culto semanal público del último día de la semana al primero”.

IGLESIA METODISTA

Charles Buck, A Theological Dictionary, “Sabbath” (Diccionario teológico: “Sábado”):

“En el idioma hebreo sábado significa reposo, y es el séptimo día de la semana… y hay que confesar que no hay ley en el Nuevo Testamento con respecto al primer día”.

Clodoveo Chappell, Ten Rules for Living (Diez reglas de vida), pág. 61:

“La razón por la cual observamos el primer día en lugar del séptimo, no se basa en ningún mandamiento real. En vano buscaremos en las Escrituras la autorización para cambiar el día séptimo por el primero”.

IGLESIA PRESBITERIANA

The Christian at Work (El cristiano en el trabajo), 19 de abril de 1883 y enero de 1884:

“Algunos han tratado de basar la observancia del domingo en una orden apostólica, pero los apóstoles no dieron ningún mandamiento al respecto… La verdad es que cuando apelamos al texto literal de la Biblia, los sabatarios tienen el mejor argumento”.

IGLESIA ANGLICANA

Isaac William D. D., Plain Sermons on the Catechism (Sermones claros sobre el catecismo), vol. 1:

“¿Dónde se nos dice en las Escrituras que debemos guardar el primer día? Se nos ordena guardar el séptimo; en ninguna parte se nos ordena guardar el primero… la razón por la cual santificamos el primer día de la semana en lugar del séptimo, es la misma por la cual observamos muchas otras cosas, no porque lo diga la Biblia, sino porque la Iglesia lo ha ordenado”.

IGLESIA EPISCOPAL

Philip Carrington, Toronto Daily Star, 26 de octubre de 1949:

“El mandamiento bíblico dice: en el séptimo día descansarás. Se trata del sábado. En ninguna parte de la Biblia se establece que el culto se haga el día domingo”.

IGLESIA BAUTISTA

Harold Lindsell (editor), Christianity Today, 5 de noviembre de 1976:

“No hay nada en las Escrituras que nos ordene guardar el domingo como día santo en lugar del sábado”.

Esta son opiniones registradas.Tan solo opiniones de teólogos.Pero ni son opiniones inspiradas por Dios como lo es la Biblia ni es tampoco una declaración de fe reconocida por su trascedencia e importancia histórica.

Uso de confesiones de fe

A pesar de lo que se dice, el mundo Cristiano no se divide entre aquellos que tienen credos y confesiones y aquellos que solo tienen la Biblia. Realmente está dividido entre aquellos que tienen credos y confesiones, las escriben y las hacen públicas, abiertas al escrutinio público y a la corrección, y aquellos que las tienen pero no las escriben. La razón es simple: cada iglesia (y, en verdad, cada cristiano) cree que la Biblia significa algo, y lo que se cree que la Biblia significa es su credo y confesión, elija escribirlo o no.

Por supuesto, aquellos que argumentan que ellos no tienen ningún credo sino que a Cristo ni ningún libro sino que la Biblia están generalmente tratando de proteger algo importante y bíblico: la suprema autoridad de la Escritura en todos los asuntos de la fe y la práctica Cristiana. Ellos, correctamente, temen permitir que tradiciones o ideas no bíblicas impacten la sustancia de lo que la iglesia cree. Pero a pesar de todas las buenas intenciones que ellos puedan tener, creo que lo que ellos quieren proteger – el estatus único de la Escritura – es mejor protegido por medio de los documentos confesionales explícitos, conectado con una forma de gobierno de iglesia cuidadosamente pensada.

De hecho, irónicamente, son aquellos que no expresan su confesión en un documento escrito los que corren más peligro de elevar sus tradiciones sobre la Escritura de tal forma que ellas nunca pueden ser controladas por la Biblia. Si una iglesia tiene un documento que dice que es dispensacionalista en escatología, todos sabemos dónde esa iglesia se posiciona en el asunto de los últimos tiempos, y nosotros podemos ser los Bereanos que piensan y evalúan la posición de la Escritura para ver si es así. La iglesia que te dice simplemente que esa su posición sobre los últimos tiempos es la misma que se encuentra en la Biblia parece estar diciéndote todo, pero verdaderamente no te dice nada.

Resumidamente, los credos y confesiones, unidas con una política eclesiástica bíblica, son una parte vital para mantener la vida de una iglesia neo testamentaria. Aquí hay siete razones por las que todas las iglesias deberían tenerlas.

Por este motivo, citaré dos declaraciones de fe importantes. La de Westminster, que es muy famosa, y la confecion de fe bautista de 1689.

1) El 4to. mandamiento, según la Ley de Moisés, en la declaración de fe de Westminster [2]

P.57. ¿Cuál es el Cuarto Mandamiento?
 
R. El cuarto mandamiento, es: “Acordarte has del día de Reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra; mas el séptimo día será Reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna; tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto Jehová bendijo el día del Reposo y lo santificó”. (Éx. 20:8-11)
 
P. 58. ¿Qué exige el cuarto mandamiento?
 
R. El cuarto mandamiento exige que consagremos a Dios todo el tiempo que él ha señalado en su palabra, y especialmente un día entero en cada siete, como un descanso santificado a él. (Lev. 19:30; Deut. 5:12)
 
P. 59. ¿Cuál día de los siete ha señalado Dios para el descanso semanal?
R.Desde la creación del mundo hasta la resurrección de Cristo, Dios señaló el séptimo día de la semana para ser el descanso semanal; mas desde entonces ha señalado el primer día de la semana para que sea el día de reposo; el cual ha de continuar hasta el fin del mundo y es el descanso cristiano. (Gén. 2:3; Éxodo. 16:23; Hch 20:7; 1 Cor. 16:2; Ap. 1:9-10)
 
P. 60. ¿Cómo ha de santificarse el día de reposo?
R. Hemos de santificar el día de reposo absteniéndonos en todo este día, aún de aquellos empleos o recreaciones mundanales que son lícitos en los demás días; y ocupando todo el tiempo en los ejercicios públicos y privados del culto de Dios salvo aquella parte que se emplee en hacer obras de necesidad o de misericordia. (Lev. 23:3; Is. 58:13, 14; Mat. 12:11; Mar. 2:27)
 
P. 61. ¿Qué se prohíbe en el cuarto mandamiento?
R. El cuarto mandamiento prohíbe la omisión o cumplimiento negligente de los deberes exigidos: la profanación del día por la ociosidad, o por hacer lo que es en sí pecaminoso, o por innecesarios pensamientos, palabras u obras respecto a nuestros empleos o recreaciones mundanas. (Ez. 23:28; Jer. 17:21 Luc. 23:56)
 
P. 62.   ¿Cuáles son las razones determinantes del cuarto mandamiento?
R.Las razones determinantes del cuarto mandamiento, son: el habernos concedido Dios seis días de la semana para nuestras propias ocupaciones; el haberse reservado para sí mismo una propiedad especial sobre el séptimo; el haber bendecido el día de descanso, y finalmente su propio ejemplo, (Éx. 31:15,16; Lev. 23:3; Éx. 31:17; Gn. 2:3) 

2) Esto corresponde al capitulo 22 de la confesión Bautista de 1689 (Puntos 7 y 8)

Esta declaración de fe, es una confesión cristiana (ortodoxa), es decir, que esta Confesión se adhiere a aquellas doctrinas que el cristianismo bíblico ha defendido a través de los siglos.[5]

7.Así como es la ley de la naturaleza que, en general, una proporción de Tiempo, por designio de Dios se dedique a la adoración de Dios, así en su Palabra, por un mandamiento positivo, moral y perpetuo que obliga a todos los hombres en todas las épocas, Dios ha señalado particularmente un día de cada siete como día de reposo, para que sea guardado santo para Él; el cual desde el principio del mundo hasta la resurrección de Cristo fue el último día de la semana y desde la resurrección de Cristo fue cambiado al primer día de la semana, que es llamado el Día del Señor y debe ser perpetuado hasta el fin del mundo como el día de reposo cristiano, siendo abolida la observancia del último día de la semana.(Gn. 2:3; Ex. 20:8-11; Mar. 2:27,28; Ap. 1:10 2. Jn. 20:1; Hch. 2:1; 20:7; 1 Cor. 16:1; Ap. 1:10; Col. 2:16,17)

8. El día de reposo se guarda santo para el Señor cuando los hombres, después de la debida preparación de su corazón y arreglados de antemano todos sus asuntos cotidianos, no solamente observan un santo descanso durante todo el día de sus propias labores, palabras y pensamientos’ acerca de sus ocupaciones y diversiones seculares; sino que también se dedican todo el tiempo al ejercicio público y privado de la adoración de Dios, y a los deberes de necesidad y de misericordia.(Ex. 20:8-11; Neh. 13:15-22; Is. 58:13,14; Ap. 1:10 2. Mat. 12:1-13; Mar. 2:27,28)

Conclución

“La verdad no es más popular hoy de lo que era en la época de nuestros antepasados Reformados y Pactantes. Si queremos ver la Reforma tenemos que volver a los viejos caminos de nuestro Dios y de nuestros antepasados.”(Greg Price, Biblical Civil Government Versus the Beast; and, The Basis For Civil Resistance)

Se que cada denominación tiene su opinión al respecto del día descanso.Y todas ellas son todas dignas de nuestro respeto. Aún asi, ninguna de estas opiniones citadas por mi (salvo la de Westminster y la declaración de fe bautista de 1689) , representa la autoridad eclesiástica de una denominación en particular, ni de los católicos ni de los protestantes. Pero aún así, es la Biblia la que sigue siendo la única y absoluta autoridad para juzgar nuestra fe y nuestra práctica de fe. Sábado deriva de Sabath, que significa descanso y no al revés. Dios instituyó el descanso como mandamiento eterno; y como bien creo que entendió san Pablo, no vale la pena ponerse debatir como locos si se debe hacer el sábado (como lo hacen judíos y adventistas), domingo (cristianos) o los lunes (Islam), porque lo mas importante es  que haya un día a la semana reglamentado para descansar y adorar a Dios y que este día pueda estar preservado e institucionalizado culturalmente, eclesiásticamente y legislativamente, para que todos puedan tener el mismo dia de descanso en un mismo país y disfrutar del mismo beneficio y este descanso sea obligatorio para los cristianos y no sea objeto de malentendidos.

Aun asi, razones biblicas harto suficientes tenemos los cristianos para descansar el día domingo, tal como lo hizo la iglesia primitiva.

Y también es bueno que recordemos que en 1582, Gregorio XIII encontró un error de cálculo en el calendario y ordenó omitir desde el 5 hasta el 14 de octubre y tres años bisiestos en cada siglo. En Inglaterra, 11 días (Septiembre 3-13) fueron omitidos en 1752, además de otros cambios. (Véase Heresies Exposed, p. 167).Asi que no sabemos bien cual es el verdadero sabado, ya que se perdió en la Historia,por error humano.Esto significa que nadie podrá arrogarse haber adorado a Dios en un sábado correctamente, ya que los historiadores lo perdieron en el transcurso de nuestra historia.

————

Notas

[1] http://elteologillo.wordpress.com/2012/06/16/fue-constantino-quien-cambio-el-dia-de-adoracion-de-sabado-a-domingo/

[2] La Reforma en Escocia y la Asamblea de Westminster

La reforma de la iglesia llegó a Escocia por medio de Patrick Hamilton. Él era amigo personal de Lutero y de Melanchton, y de ellos aprendió las doctrinas reformadas. Fue también el primer mártir de la Reforma en aquella tierra. Su célebre oración a la hora de su muerte inspiró a otros a seguir el camino de Dios antes que rendirse ante la espada de los inicuos. La historia nos cuenta que al
morir, siguiendo el ejemplo apostólico, oró así: «¿Hasta cuando, oh Señor, las tinieblas cubrirán este reino? ¿Hasta cuándo permitirás esta tiranía de los hombres? Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Macrie 1840, 18).

Pero como la Reforma era una causa de Dios, el martirio de Hamilton sólo fue un incidente en la historia eclesiástica. Dios mismo levantó al obispo George Wishart quien continuó con el impulso reformador mediante la enseñanza y diseminación de la Palabra de Dios. Su acción originó también su martirio. A medida que transcurría el tiempo, sin embargo, muchos sacerdotes católicos romanos se iban convirtiendo a Cristo, saliendo de la ignorancia y corrupción en las que, por siglos, los había tenido la Iglesia católica romana.

Juan Knox fue uno de los que se convirtió bajo la predicación y testimonio de Wishart. Desde entonces, Juan Knox, guiado por los designios divinos, fue aquel varón de Dios que, cual apóstol neotestamentario, recorrió toda la patria escocesa predicando el Evangelio del Reino. Con su estilo de predicación antagónica, cual profeta bíblico, llamó tanto a los poderes terrenales como a la gente común a obedecer y a regir sus vidas conforme a las enseñanzas de la Biblia.

Debido a su constante predicación de la Palabra de Dios nacieron grandes grupos de cristianos cuya fe estaba fundada en la Palabra de Dios, quienes a su vez constituyeron la base para dar nacimiento a la Iglesia Presbiteriana de Escocia en 1560. Dicha iglesia elaboró su propia confesión de fe denominada La confesión de fe de los escoceses, la cual fue reconocida por el Parlamento escocés en el año 1657. El Rey Jacobo VI, bajo la influencia de William Laud, Arzobispo de Canterbury, intentó destruir la Reforma, para restaurar el gobierno y práctica romanista sobre la Iglesia de Escocia. Sin embargo, la Iglesia de Escocia, junto con el pueblo creyente, resistió a su propio Rey, y la Reforma se mantuvo firme por un tiempo.

Cuando Jacobo VI ascendió al trono de Inglaterra, aprovechó la prosperidad e influencia inglesa para intentar nuevamente restablecer el orden prelático sobre la Iglesia Presbiteriana de Escocia. Logró en parte que varios obispos católicos romanos volvieran a sus obispados, pero la gran mayoría de la nobleza y del pueblo permaneció presbiteriano. La batalla por libertad civil y espiritual, amenazada por Jacobo VI, apenas había comenzado.

En efecto, a su muerte le sucedió en el trono de Inglaterra Carlos I, quien tomó muy en serio el maligno deseo de su padre: el de moldear la Iglesia Presbiteriana de Escocia al estilo episcopal de la Iglesia de Inglaterra. Para tal efecto, el nuevo monarca contaba con el consejo del veterano Arzobispo William Laud. El primer intento de Carlos I fue el de imponer en la iglesia de Escocia el Libro de cánones y liturgia que había sido elaborado principalmente por John Maxwell, un obispo escocés, y revisado por Laud.

Este libro debía leerse primero en la catedral de San Giles de Edimburgo y luego en todas las iglesias de Escocia. Cuando esta orden debía comenzar a cumplirse, la respuesta de los creyentes de Edimburgo fue la de un rechazo total. Acto seguido, hubo un creciente movimiento de protesta, un gran número de valientes cristianos firmaron, el 28 de febrero de 1638, un compromiso que lo denominaron «Pacto Nacional». Por este pacto se comprometían, bajo juramento, a defender a la iglesia reformada de la supremacía del estado y del rey. Así los guió Dios para salvaguardar la Iglesia Reformada, a fin de que continuase fundamentada en el Evangelio y no en las prácticas y doctrinas romanistas.

Al conocer la firmeza de los escoceses, Carlos I organizó un ejército y marchó hacia Escocia con el ánimo de someterlos por la fuerza. Sin embargo, este acto no intimidó a un pueblo que, como se ha dicho, «antes que rendirse, sabía muy bien como morir por lo que creían ser la causa de la verdad sagrada y de la libertad» (Hetherington 1991, 104). Así, pues, los que apoyaban el Pacto Nacional, organizaron también su ejército y marcharon hacia el sur, al encuentro de las fuerzas de Carlos I. Dicho encuentro tuvo lugar en la ciudad de New Castle, donde el ejército pactista obtuvo la victoria. Ello obligó a Carlos I a firmar la paz y volver a Inglaterra para tratar de apaciguar al Parlamento e impedir una alianza con los pactistas. Pero los pactistas marcharon sobre Inglaterra, donde el Rey Carlos I fue obligado a mantener al victorioso ejército escocés, el mismo que fue amigablemente
bienvenido por el pueblo de Inglaterra y su Parlamento. 

La presencia del ejército escocés dio fuerza a los patriotas ingleses, que ganaron la iniciativa política que por mucho tiempo habían perdido. Pero al mismo tiempo, era una fuente de preocupación para un rey debilitado política y militarmente. En este contexto, el Parlamento se empeñó en lograr las reformas religiosas junto con las libertades civiles, comprometiéndose a defender la religión Reformada y también la persona del Rey, a semejanza del Pacto Nacional de los cristianos escoceses. Este era un sentimiento que los puritanos, del Parlamento inglés también compartían. Ambos estaban interesados en que la Iglesia de Inglaterra adoptase el gobierno presbiteriano, el mismo Guía para la adoración, la misma confesión de fe y un sólo catecismo. Este deseo lo habían manifestado en una carta escrita en respuesta a las recomendaciones de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia (Hetherington 1991, 94).

Como era de esperar, el Rey Carlos I rechazó este deseo y más bien se propuso combatir y destruir esta unidad de pensamiento e intercambio entre su Parlamento y la Asamblea de la Iglesia de Escocia. Sin embargo, el Parlamento avanzaba en su búsqueda de la unidad y reforma de la iglesia, como la base para asegurar sus libertades civiles. En realidad, ya en 1641, el Parlamento consideró que debería haber «un sínodo general» decían ellos, «de los más importantes, piadosos, entendidos y juiciosos teólogos de esta isla, donde asistan teólogos de otras partes del mundo que profesen la misma religión que nosotros, quienes deben considerar todas las cosas necesarias para la paz y buen gobierno de la Iglesia, y que presenten el resultado de esta consulta para que sea permitida y confirmada, y para que reciba el sello de autoridad (Hetherington 1991, 96).

Este mismo deseo también fue expresado en 1643 en el tratado de Oxford, reunión a la que el Concilio escocés envió delegados, y que Carlos I rechazó rotundamente. Fue debido a esta negativa sistemática del Rey que el Parlamento inglés, el 12 de junio del mismo año, emitió «una ordenanza de la cámara de los Lores y de los Comunes, para convocar una Asamblea de eruditos y piadosos teólogos y otros, para ser consultados por el Parlamento, a fin de resolver lo referente a la liturgia y gobierno de la Iglesia de Inglaterra, y para la vindicación y purificación de la doctrina de dicha iglesia de las falsas calumnias e interpretaciones (Hetherington 1991, 97).

Esta es la ordenanza que convocó a la Asamblea de Westminster, la misma que formuló la presente confesión de fe. Paralelamente a todo lo ya logrado, era necesario un tratado de mutua defensa entre el Parlamento y la Iglesia Presbiteriana de Escocia, para garantizar la puesta en marcha de la Reforma. Fue así que, después de varias reuniones de discusión, Iglesia y Parlamento acordaron firmar dicho tratado, cuya formulación fue producto de la pluma de Alexander Henderson, un delegado de la Iglesia de Escocia.

Después que la Asamblea General de la Iglesia y la Convención de Estados de Escocia le dio su aprobación, fue aprobado también por el Parlamento inglés y por la Asamblea de Westminster el 25 de Setiembre
de 1643. Dicho tratado se denominó “Liga Solemne y Pacto”, mediante el cual la Iglesia de Escocia (representada en la Asamblea de Westminster) y el Parlamento inglés solemnemente se comprometían a “la Reforma y defensa de la religión, el honor y felicidad del Rey, la paz y la seguridad de los tres reinos: Escocia, Irlanda e Inglaterra” (Hetherington 1991, 129).

[3] http://tesorodigital.com/archivos/archivos-pdf/808___Exodo_v2.pdf

[4] libro electronico, Harry R. Boer – Historia Iglesia Primitiva,pag.33,ed.FLET/UNILIT

[5] © Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo URL= http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/01/1-la-confesion-de-fe-bautista-de-1689.html cit en http://elteologillo.wordpress.com/2013/02/28/la-confesion-de-fe-bautista-de-1689-es-una-confesion-cristiana-ortodoxa/

[6] Jhon Macarthur, Esclavo final,pag. 1, Grupo Nelson Una división de Thomas Nelson Publishers desde 1798

[7] Michael Green, La Evangelización en La Iglesia Primitiva,pag. 27,ed.Nueva Creacion

[8] Ibid,pag. 44-45

Fuentes consultadas

EE.UU. de mal en peor: Administración Obama criminaliza el cristianismo en el Ejército.

Posted on Actualizado enn


EE.UU. de mal en peor: Administración Obama criminaliza el cristianismo en el Ejército.

Publicado en Creencias, Insólito el 2 mayo, 2013

soldado-orandoEn un  impresionante ataque  sobre los derechos de expresión religiosa  de los soldados estadounidenses, la administración que lidera Barak Hussein  Obama ha lanzado un comunicado confirmando lo impensable:

Cualquier soldado que profese el cristianismo desde ahora puede ser presentado ante un consejo de guerra y ser encarcelado con una baja deshonrosa del ejército.

De acuerdo al comunicado enviado a Fox News el día de hoy (vídeo adjunto):

“El proselitismo religioso no está permitido dentro del Departamento de Defensa … las cortes marciales y los castigos no judiciales serán decididos caso por caso …”

Esta declaración sigue a una reciente reunión entre funcionarios del Pentágono y el fanático activista  anti-cristiano Mikey Weinstein, quien ayudó a diseñar los nuevos castigos para los cristianos que se atrevan a cometer “el crimen de odio” de compartir su fe con otros.

Weinstein es el director de la Fundación Libertad Religiosa Militar, y dice que los cristianos, incluyendo capellanes son culpables de ” traición” por compartir el evangelio de Jesucristo y también son culpables de cometer un acto de “violación espiritual” tan serio como “una violación sexual”. También afirmó que los cristianos que comparten su fe en las fuerzas armadas son “enemigos de la Constitución”.

De este modo los asesores del presidente Barack Obama en el Pentágono están confirmando que   los militares cristianos que compartan su fe estarán cometiendo un crimen – y como resultado: prisión. Esto incluye a capellanes militares  —oficiales que son ordenados clérigos de su fe (en su mayoría pastores cristianos y rabinos judíos)—  cuyo servicio desde la fundación de la milicia estadounidense bajo George Washington tiene como propósito enseñar su fe y ministrar las necesidades espirituales de las tropas que acuden a ellos en busca de consejo, instrucción o apoyo emocional.

Esta regulación limitará severamente las expresiones de fe judeo-cristiana en las fuerzas armadas, incluso entre amigos cercanos. También podría abolir el cargo de capellán en el ejército, ya que no permitiría que los capellanes (o algún miembro del servicio, para el caso) hablar de su fe.

En respuesta a los planes del Pentágono, el teniente general retirado Jerry Boykin, quien ahora es el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Investigación Familiar (FRC), dijo en Fox & Friends el miércoles por la mañana:

“Es una cuestión de lo que quieren decir con “proselitismo”. … Creo que tienen sus definiciones un poco confundidas. Si usted está hablando de la coerción es una cosa, pero si estás hablando del libre ejercicio de nuestra fe como soldados individuales, marineros, aviadores e infantes de marina, especialmente para los capellanes, que creo que lo peor que podemos hacer es detener la posibilidad de que un soldado sea capaz de ejercer su fe. “

El FRC ha lanzado una petición aquí que ya ha recogido más de 60.000 firmas, pidiendo a Secretario Hagel dejar de trabajar con Weinstein y su organización  anti-cristiana para desarrollar la política militar en temas de fe.

Redacción:  Alternativos.cl – Noticias para Pensar
———
Noticia completa en http://www.alternativos.cl/2013/05/02/ee-uu-de-mal-en-peor-administracion-obama-criminaliza-el-cristianismo-en-el-ejercito/#ixzz2SRRpY7Sl

Historia de la biblia (P 8)

Posted on


Historia de la biblia (P 8)

Autor:Paulo Arieu

Introducción

” Es posible estar en el servicio cristiano por otras razones diferentes que la gloria de Dios. Algunos se involucran en el ministerio solo por ganancias personales…otros porque les gusta disfrutar de la autoridad y reconocimiento que a menudo van asociadas con el ministerio, o quizá disfrutan teniendo oportunidades para exhibir sus dones y habilidades. Es dudoso que alguien haga alguna vez algo por motivos completamente puros; pero con la ayuda de Dios podemos probar” [6]

Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo. Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. 9Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.(II Jn. 7-11)

En este post, a la luz de la biblia y de la teología, veremos que es ser un cristiano verdadero, en desmedro de un legalista religioso. Recordemos que la biblia, el N.T, compone de 27 libros inspirados por Dios, que fueron escritos por los primeros seguidores de Jesús. Al principio,no se llamaban cristianos. Este término,comenzó a ser usado en forma despectiva para señalar a los seguidores de Jesús.

Sin duda. estamos viviendo en un tiempo, en el que ya no se oye mucho predicar doctrinalmente, sino que el mensaje de la predicación, ha sido orientado a satisfacer las necesidades momentáneas de los oyentes, pero no a su formación teológica ni a su crecimiento espiritual tampoco. La iglesia de hoy no sabe bien lo que cree y esto es debido a que ni estudia la biblia,  ni toma en cuenta los antiguos credos y confesiones,  los cuales pueden ayudarnos a enfrentar los errores doctrinales y a los falsos maestros, que al igual que lo hacían en la antigüedad, en nuestros días también quieren confundir, engañar y destruir a la iglesia de Jesucristo.  La razón de los mensajes de autosuperación personal, de autoayuda, de bendición, de fuerte emocionalismo, es en razón del auge de la teologia de la prosperidad, donde el individuo y sus necesidades humanas inmediatas, no solo son el objeto de la bendición de Dios, sino que es lo mas importante a tener en cuenta a la hora de predicar es satisfacer estas “urgentes necesidades”, en desmedro de la formación intelectual y doctrinal del creyente.

Y finalicé el artículo anterior (acá) hablando de la importancia de tener convicciones doctrinales fuertes. Lo único que si es muy importante a tener en cuenta, es no caer en el legalismo y en el fanatismo y también debemos tener en cuenta que debemos ser tolerantes con los que piensan distinto (siempre y cuando no sean herejías importantes), o no comparten nuestros puntos de vista, por considerarlos muy estrictos.

Y también compartía del puritanismo, ese movimiento evangélico de los siglos XVI y XVII, que surgió como un intento por «purificar» la IGLESIA   DE  INGLATERRA, de   prácticas   de   origen   católico   (romano)   o   mundano.  [19]

Arte Musical o Hartistas?

Los calvinistas, al igual que los bautistas historicos, se caracterizaron por el uso de himnos en sus liturgias. En los últimos años, las iglesias latinas, han ido permitiendo el uso de canciones contemporáneas. Particularmente, no me agrada el uso de música tipo rock pesado en la liturgia. Aun asi, hay cristianos que no lo entienden así, y les gusta el uso de instrumentos electrónicos en sus reuniones y también permiten canciones de tipo rock.

Aunque yo no soy muy letrado en bandas musicales, aún así, de tanto en tanto, leo y me informo de alguna noticia al respecto, para enterarme de lo relacionado con el mundo de la música cristiana. Comúnmente, leo noticias relacionadas con las bandas mas famosas, como pueden ser Marcos Witt, Jesús Adrian Romero, y ese círculo de músicos de música cristiana latinoamericana, el estilo musical conocido como “música de adoración”[19]. Pero hoy leía un comentario que me llamó la atención, respecto de una crítica a una banda de música pesada (Rock Metálico), llamada Payable on Death (POD).[0]

musicaSonny Sandoval es el líder de Payable on Death (POD), una banda que saltó a la fama en el 2001, con su disco “Satellite”. Ahora, con un bagaje de 8 álbumes, varias giras alrededor del mundo y actuaciones en los festivales referentes de la música metal, este grupo ha publicado posiblemente el disco más claro en cuanto a su fe, “Murdered Love” (Razor&Tie, 2012).

Ante un público que no suelen identificarse con su fe cristiana, POD no se arruga. En la canción que da título al nuevo álbum, relatan la cruel tortura y muerte de Jesús de la que, afirman, todos los humanos son responsables. Otro de los nuevos tracks, “Eyez” dice: “No actúes con sorpresa el día en el que Dios juzgue los secretos de los hombres”. Aunque lo más normal sería que el grupo hubiera recibido críticas desde un contexto secular por sus “letras religiosas demasiado explícitas”, la polémica ha llegado desde el propio entorno cristiano. El motivo es que en la última canción del disco, “I am”, Sandoval usa la palabra “f***”, un término desagradable pero muy usado por los jóvenes.

El grupo ha explicado que el lenguaje soez en esa canción tiene sentido porque en ella Sandoval se pone en la piel de personas de la calle, marginadas socialmente. Después de identificarse con prostitutas, personas traficadas sexualmente, heroinómanos, atracadores y borrachos, el cantante se pregunta en la parte central de la canción: “¿Eres tú la persona que me vas a salvar? ¿Eres tú quien has venido para darme libertad? Si supieras quien soy, ¿realmente morirías por mí? Dicen que Tú eres el hombre maldito, el que cuelga de ese madero. Sé que es el único Hijo de Dios, pero quién [the f***] es Él?”.

Sin duda, esto no es adoración, ya que la adoración es una expresión de amor para con Dios. La adoración a Dios, es la externalización de todas las emociones y compromisos del creyente. La adoración es tanto personal como colectiva, y está sujeta a la enseñanza neotestamentaria. Contiene en sí elementos que son indispensables para que la expresión de nuestro ser interno se convierta en una genuina adoración. Dios recibe la adoración piadosa de Su pueblo,claro que sí; pero las expresiones profanas no son bien recibidas por el Dios tres veces santo.

No cuestiono tanto la forma musical, (aunque el rock no me agrada), como las expresiones del adorador. Considero que todos nuestros “sacrificios de alabanza” deben ser considerados con juicio. Es asi como debemos evaluar constantemente si nuestra ofrenda de nosotros mismos es completa o no, debemos juzgar si estamos o no dando a Dios nuestros mejores sacrificios de alabanza. Obrar de otra manera bien puede ser catalogado como un  “pecado evangélico”.  Al igual que lo es el orgullo, el hedonismo placentero que nos producen muchas melodías, el espectadorismo,el sentimentalismo,etc.[13]

Comprendemos el reclamo de muchos “adoradores” de sentirse libres de la esclavitud de una liturgia obligatoria.Pero negamos la validez de la adoración si fallamos al acercarnos a Dios con “sacrificio de alabanza y adoración” con seriedad de pensmaiento. El pastor y el director de musica deben juzgar si las expresiones tradicionaless de música sirven a esa cultura en particular y si son o no son plenamente entendidas y vividas como experiencias espirituales.Cada forma de adoración que la comunidad cristiana exprese a Dios en forma litúrgica, debe ser manejada con sumo cuidado y reverancia, y los directores de música o lideres del ministerio de adoración siempre “deben llamar la atención al significado de la letra mas bien que a  lo agradable de la letra mas bien que a lo agradable de la música”.[14]

Esta banda, es una banda de cristianos que ya tienen su fama y su reputación ganada en el mundo de la música metalica. Son un grupo de músicos que hace años que ya forman parte de esta subcultura urbana.

“Esos jóvenes no van a escuchar a alguien que no ha pasado por lo mismo que ellos”, explican The Whosoevers en su página web. “Jesús fue donde estaban la escoria de la sociedad, allí es donde queremos ir nosotros también”. El objetivo es traer buenas noticias a personasdes esperadas a las que nadie tiene en cuenta. “Gente que está al borde del suicidio tendrán esperanza y así habrá más y más historias que contar”.

“Tenemos un aspecto extraño, pero Dios nos llamó a ello, así que creemos que Él tiene un plan para todo esto”. Aún en un contexto duro como el de la música metal apuestan por no diluir el mensaje: “Hablamos de las cosas tal como son, somos directos”.

Sonny Sandoval resume su visión personal así:

“Veo al chaval que está despesperado y que se va al infierno. Y por eso me siento atraído a ir a la esquina más sucia a ser cualquier chispa de luz que pueda ser allí”.

Estas críticas, rápidamente han provocado polémicas que han llegado al choque de posiciones. Las librerías cristianas de Estados Unidos venden sólo una versión del álbum que excluye intencionalmente esta canción. Otros cristianos, especialmente en las redes sociales, defienden que el propio Nuevo Testamento incluye palabras contundentes para definir la realidad, como cuando el apóstol Pablo considera que todo es “basura” (que se podría traducir también por palabras más contundentes) comparado con conocer a Cristo.

Sandoval es un tipo que ya está acostumbrado a esta clase de disputas con algunos de los sectores evangélicos de los EE.UU. En el 2008, el ayudó a fundar el fenómeno “The Whosoevers”, uno de los movimientos alternativos más radicales a la hora de alcanzar a los jóvenes, con un énfasis especial en aquellos que no se identifican con las formas mas tradicionales de la fe cristiana. Los elementos bíblicos de adoración y santidad, deben estar presentes en nuestra adoración al Señor, pues cada uno de estos elementos, forma parte integral de nuestra vida. Si uno falta, una parte de nosotros queda sin ser ministrada por Dios como respuesta a nuestra adoración. Entreguemos a Dios nuestro gozo, alabanza, acción de gracias y pesares. Él sabrá que hacer con cada uno de ellos.Expresemos canciones que expresen nuestra exaltación al Dios santo,santo,santo.

La música cristiana eclesiástica, debe ser tratada como un arte funcional y juzgado por si cumple o no con sus mejores funciones. Pero esto no significa que pueda ser usada  ordinariamente o profanamente ni tampoco utilizar la música para manipular a Dios o a los oyentes. Tampoco debemos validar gestos profanos en la adoración a Dios o actitudes impúdicas ante los oyentes, como saben hacer las bandas de rock, que algunas de sus estrellas se contornean con gestos sensuales y de exitación eróticos,como sabe hacerlo por ejemplo e nsus expectaculos musicales,Ladi Gaga.

Hay tipos de música que a modo personal, a mi no me agradan.Pero los tipos de música deben ser entendidos de acuerdo a la cultura que los produce. Por ejemplo, es conocido que Martín Lutero, el reformador alemán de la Iglesia del siglo XVI, a través de su testimonio, ministerio y obras escritas en el campo de la teología, dejó una rica herencia a los cristianos de todos los tiempos.

Cosas tales como [7]

1) El redescubrimiento de la fe evangélica, bíblicamente hablando
2) El re-descubrimiento de las Sagradas Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento como base de la doctrina y vida cristiana
3) El re-descubrmiento del perdón y la salvación por la Gracia o favor de Dios
4) La lectura y estudio de la Biblia en lengua vernácula y juntamente con este aspecto
5) El derecho de interpretar la Biblia aun por las personas más sencillas

6) La afirmación de la libertad de conciencia, la cual está sometida únicamente a la Palabra de Dios.

También dijo que,

La música gobierna al mundo, endulza las costumbres, consuela al hombre en la aflicción. Es hija del cielo. Es el más bello y el más glorioso don de Dios. Es una disciplina; es una educadora; hace a las gentes más dulces, más amables, más morales, más razonables … La Música es un maravilloso don de Dios y próximo a la Teología. No renunciaría a mis escasos conocimientos musicales, salvo por razones de fuerza mayor…la juventud debería ser enseñada en el arte de la Música…ya que hace a la gente más habilidosa…Ciertamente me gustaría alabar la Música con todo mi corazón, como el excelente don de Dios que es y recomendárselo a todos…”.[8]

Martín Lutero (1483-1546) impulsó un nuevo tipo de música, en estrecha relación con su (errónea) doctrina de la salvación por la fe (fideismo) y la relación directa del hombre con Dios,sin mediadores humanos

Los reformadores defendían que la mediación del clero era innecesaria y que existía una especie de sacerdocio universal. Lutero concedía gran importancia a los actos comunitarios. Por eso ideó melodías, siempre en estrecha relación con el texto religioso, que pudieran ser cantadas por la comunidad. Johannes Walter, amigo de Lutero, dijo que este, en el cántico Lo que le ocurrió a Isaías, hizo coincidir magistralmente las notas con la acentuación del texto. A Lutero se debe la Misa alemana, en lengua vulgar, que consideraba apta para el pueblo, mientras que la misa en latín debía reservarse para los monasterios y abadías.[9]

Que son los cristianos?

Hay toda clase de personas tratando de explicar lo que es un evangélico – que van desde de los expertos políticos en el canal de noticias hasta los portavoces despistados de la Iglesia Emergente. Hay definiciones del evangelicalismo en el internet reflejando centenares de diferentes perspectivas – desde evangélicos anglicanos como Alistair McGrath y John. Y parce que no hay dos teólogos que estén completamente de acuerdo en sus definiciones de evangelicalismo. Aunque la pregunta que yo me hacía es si estas expresiones particulares utilizadas por esta banda deben ser parte del vocabulario de un cristiano y si estas bandas son o no son realmente cristianas.

Pero creo que primero, la pregunta entonces mas importante que debemos hacernos es tratar de definir que significa la palabra cristiano.

La palabra cristiano,deriva de un vocablo en griego, que es Christianos. El significado bíblico de esta palabra, es “partidario de Cristo”. A los discípulos de Jesús, se les llamó formalmente cristianos por primera vez en Antioquía (“Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”,Hch. 11:26).

El rey Agripa reconoció que creer lo que Pablo predicaba lo haría un cristiano (“Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano”,Hch. 26:28).

El apostol Pedro aceptó el nombre como una base en sí mismo para la persecución (“pero si alguno padece como cristiano, no se averguence, sino glorifique a Dios por ello.”,1 Pe.  4:16).

Los apóstoles se llamaban a sí mismos siervos (esclavos) de Cristo (“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios”,Ro. 1:1; “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.”,Stgo. 1:1; “Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra”,2 Pe. 1:1; “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan”, Ap. 1:1).

El N.T. llama a los seguidores de Cristo:

a) Hermanos (“Mas los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos”,Hch. 14:2);

b) Discípulos (“En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas”,Hch. 6:1-2);

c)  Santos (“Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;”,Hch. 9:13; “a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”,Ro. 1:7; “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”,1 Cor. 1:2);

d) Creyentes (“a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”,1 Tim. 4:12);

e) La iglesia de Dios (“ Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.”,Hch. 20:28);

f) Todos los que invocan tu nombre (“y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre.Hch.9:14;“Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”,Ro. 10:12-13).

La terminación latina. “ianos”, ampliamente usada en todo el imperio, con frecuencia designaba a los esclavos de aquel con cuyo nombre estaba compuesto. Esta implicación acontece en el N.T. (p. ej., “Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.”,Ro. 6:22; “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios”,1 Pe. 2:16).

Hay muchos cristianos a los que no les gusta identificarse plenamente con este término,porque es despectivo,porque el esclavo, es la figura de una persona servil, de un sirviente, algo que a ninguna persona normal en nuestros tiempos le gustaría ser. Pero no todos los esclavos estaban mal en aquella época.  Algunos amos eran nobles, como Filemón,por ejemplo. Muchos esclavos en aquellos dias, vivían mejor que muchos en nuestros días, donde existen personas como los Home-Less, que no tienen ni donde ir a vivir,ni que comer.

Eso si, los esclavos puede que vivieran relativamente bien si sus amos eran nobles, pero no por eso dejaban de estar bajo el mando del Amo. Pero en el imperio romano, aun siendo libres, supongo que no le debia de resultar tan facil el poder sobrevivir. Por eso, quizás muchos de ellos optaban por seguir siendo esclavos.

Pero que dice la  Biblia acerca de nosotros? Leamos las palabras subrayadas, que expresiones fuertes usan los distintos escritores de la Biblia

1 – Moisés

  1. “No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos;” (Deut. 7:7)

2 – San Pablo

  1. “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;”(Ro. 6:17)
  2. “Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia.”(Ro. 6:20)
  3. “Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos,”(Ro. 11:30)
  4. “Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,”(1 Cor. 3:2)
  5. “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”(1 Cor. 6:11)
  6. “Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos.”(1 Cor. 12:2)
  7. Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.”(Ef. 2:11)
  8. “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz”(Ef. 5:8)
  9. “Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado”(Col. 1:21)

3 – San Pedro

  1. “vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”(1 Pe. 2:10
  2. “Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.”(1 Pe. 2:25)

Anders Breivik: ¿Cristiano nacido de nuevo?

Otro caso que yo reflexionaba es el de Anders Breivik, el asesino confeso detrás de los dos devastadores ataques en Noruega, quien estuvo en la cárcel durante varios meses, incluso en total aislamiento. Anders Behring Breivik se presentó en la corte bajo cargos de terrorismo. El fiscal Christian Hatlo dijo a los periodistas que el sospechoso estaba muy tranquilo y “no parecía afectado por lo sucedido.” El hombre de 32 años admitió ser el autor de la explosión en las oficinas del primer ministro en la ciudad capital de Oslo y del atentado en un campamento juvenil, pero negó responsabilidad criminal.  Hatlo dijo durante la audiencia que Breivik leyó un manifiesto personal en el que dijo que Europa debe ser salvada de la “colonización musulmana”. Breivik había solicitado una audiencia pública para explicar sus acciones, pero un juez del distrito judicial de Oslo negó esa solicitud.

¿Cristiano nacido de nuevo?

Mientras tanto, la policía sigue investigando los motivos detrás de la masacre del viernes.

“El es un noruego, nacido y crecido en Noruega. Tiene 32 años. No tenía antecedentes policiales anteriores”, dijo sobre Breivik el Jefe de la Policía Roger Andresen. “En su website, como habrán visto, él se describe a sí mismo como un cristiano de derecha”, agregó Andresen.

Fred Gjestad, reportero del periódico noruego Aftenposten, dijo a CBN News que el sospechoso dio por terminada la membresía en su iglesia hace varios años y que la comunidad cristiana noruega no comparte sus creencias.

“No creo que haya ningún cristiano en Noruega que lea su perspectiva y diga que ella encaja en nuestra iglesia. No hay ninguna iglesia así en Noruega”, dijo Gjestad. “El se identifica a sí mismo con las Cruzadas. El quiere una nueva cruzada. El es un francmasón”, agregó. “En el paisaje actual del cristianismo en Noruega él está afuera”.

La policía investiga un video de 12 minutos de duración publicado por Breivik en YouTube junto a un manifestó de 1.500 páginas publicado en línea el día del ataque. Los investigadores dicen que él se oponía a la creciente influencia del Islam en el país y quería preservar la herencia europea en Noruega. El video de YouTube incluye amenazas contra los altos índices de inmigración musulmana.

Breivik dijo ser parte de una organización que cuenta con varias células en países de occidente, según declaró su abogado.

“El espera que esto comience una guerra que durará 60 años. Pero su mente es muy… bueno no quiero comentar más sobre su mente, pero eso es lo que él cree”, dijo el abogado defensor Geir Lippestad. “El se ve a sí mismo con un guerrero. Y él comenzó esta guerra, y parece enorgullecerse de ello”, agregó el abogado.“El acusado cree que él debía llevar a cabo estos actos para salvar a Noruega y a Europa Occidental, entre otras cosas, del marxismo cultural y de la invasión musulmana”, dijo el juez Kim Heger.

El juez mantiene a Breivik en aislamiento por ahora ya que él ha referido a “otras dos células” que son parte de su “organización” extremista.

Cristiano o psicópata?

Mas que cristiano, este joven asesino terrorista, es un psicópata. Yo mejor pienso que en vez de preguntarnos de que iglesia era este muchacho, deberiamos de preguntarnos ¿Qué es lo que pasa por las mentes de los psicópatas para actuar así tan locamente, como ellos actúan?  Responder a esto es algo muy difícil de explicar para los campos de la neurología, la psiquiatría y la psicología. Lo mas llamativo de los psicópatas, es su falta de empatía y remordimientos, lo que les lleva a cometer actos terribles, que para muchos de nosotros no son correctos o normales. Según nuevos estudios realizados por los neurocientíficos, los psicópatas no tienen “los cables fijos”, por muy rara que esta conclusión suene.

Pero ¿Qué quiere decir esto? Con que se pegan estos “cables sueltos”?

La falta de empatía es un sello claro de que alguien es psicópata, por lo que se le pidió a muchos psicópatas en prisión que vieran videos donde se lastimaban personas y se veían expresiones claras de dolor. Los pacientes mostraron menor activación de la corteza prefrontal ventromedial, la corteza orbitofrontal lateral, la amígdala y la pieza gris periacueductal del cerebro, y una actividad mayor en el estriado y la ínsula. Esta última fue un hallazgo inesperado, ya que está implicada en las emociones y la resonancia somática. El psicólogo Kevin Dutton cree firmemente en que los psicópatas no sólo saben diferenciar las emociones, sino que lo hacen mejor que nosotros. Sin embargo, la desconexión que se produce es entre saber lo que es una emoción y sentir lo que se siente. Esto marca una diferencia entre la empatía fría y caliente: pueden descubrir las emociones, sin embargo, no son buenos en la parte sentimental de la empatía. Aquí juega un papel fundamental la amígdala, que se encenderá en situaciones morales difíciles en personas normales, pero permanecerá inactiva en psicópatas.[4]

Esto me da pautas mas que suficientes para que piense que este joven asesino noruego, no es un cristiano verdadero. No de acuerdo al término bíblico de lo que es un cristiano. Y la expresión “nacido de nuevo” o “born -again”, que significa, de donde proviene?

Religiosos o chiflados?

Dios demanda de nosotros que vivamos nuestras vidas cristianas como una adoracion viva al Creador.Que es la adoración?

La adoración es la actividad de glorificar a Dios con nuestras voces y corazones en su presencia. En esta definición notamos que adoración es un acto de glorificar a Dios. Pese a que se supone que todos los aspectos de nuestras vidas glorifiquen a Dios, esta definición especifica que la adoración es algo que hacemos especialmente cuando venimos ante la presencia de Dios, cuando estamos conscientes de que lo adoramos en nuestros corazones, y cuando lo alabamos con nuestras voces y hablamos de él de manera que otros puedan oír. Pablo alienta a los cristianos en Calosas:

  • «Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón» (Col 3:16).

Porque somos adoradores, debemos llevar una vida de santidad, agradable a Dios nuestro Santo y Sublime Salvador. De hecho, la razón primaria de que Dios nos haya llamado dentro de la asamblea de la iglesia es que debemos adorarlo como asamblea. Algunos mal interpretan esto, dado que ser santo implica el vivir apartados del pecado para Dios.Algunos cristianos se pasan de largo con el concepto de separación y se fanatizan en extremo. Por ejemplo, un artículo publicado en internet muestra un judío, que se metió dentro de una bolsa de plástico en un vuelo para no quedar impuro,o sea contaminado con los gentiles!!!

Le sacaron una foto a un judío ortodoxo que viajaba envuelto en una bolsa de plástico en un avión. El judío es miembro de la familia Cohen, la más sagrada familia judía, que afirma ser descendientes de Moisés. La razón de este extraño comportamiento es que siendo miembro de la familia Cohen, no puede volar sobre los cementerios por riesgo de convertirse en “impuro”. Este es un comportamiento recurrente de los judíos ortodoxos. El periódico israelí Haaretz escribió un artículo al respecto:

“En el 2002, la tripulación de un vuelo tenía que evitar que un pasajero ultra-ortodoxo que volaba desde Israel a Gran Bretaña, pudiera envolverse en bolsas de plástico. El piloto se vio obligado a regresar al aeropuerto de Ben Gurion Internacional a fin de sacar al pasajero del avión. El pasajero, un Cohen, se envolvió en bolsas de plástico por temor a que la ruta del avión pasaría a través del aire sobre el cementerio Holon y que en consecuencia se convertiría en impuro”.[5]

Pero esto no es santidad, sino que es legalismo, una práctica totalmente ajena al espíritu de las escrituras. y muchos cristianos son asi de celosos. Si se cruzan con alguien que no piensa doctrinalmente igual que ellos,son capaces de cruzarse a la  vereda de enfrente.   Pero el término adoración, se aplica a veces a todo en la vida cristiana, y se dice correctamente que todo en nuestra vida debe ser un acto de adoración, y que todo lo que hace la iglesia debe considerarse adoración, porque todo lo que hacemos debe glorificar a Dios. 

Sin duda, este judio, es una especie de fariseo moderno. Y respecto de los fariseos, podemos decir que ellos

no querían tener relación con el pueblo ignorante, inculto y sin conocimiento de la ley. Frecuentemente lo despreciaban y hasta llegaron a establecer severas limitaciones para relacionarse con el pueblo sencillo o los no-fariseos. Su gran meta era adquirir los méritos necesarios para la salvación mediante el cumplimiento de las leyes de pureza, el pago del diezmo y otras obligaciones, como la limosna, los tres momentos diarios de oración y el doble ayuno semanal.[17]

Como vemos, este hombre actúa igual que los fariseos antiguos. Exactamente igual, siguiendo extrictos rituales de pureza religiosa. Nuestra vida de adoracion debe ser santa, apartados del pecado, pero no salidos del mundo.  Esto es vivir una verdadera vida de adoración y no lo que hace este fariseo contemporáneo. Wyane Grudem, escribe un capítulo de su teología sistemática, donde él hace uso de la palabra adoración, “con un significado más específico para aludir a la música y las palabras que los cristianos dirigen a Dios en alabanza, junto con las actitudes entrañables que acompañan esa alabanza, especialmente cuando los cristianos se reúnen.”[16]

A la mayoría de los evangélicos no les preocupa el crecimiento espiritual de los demás.

A causa del fariseismo contemporáneo entre los evangélicos, el ritualismo y la apostasia bíblica, a muchos cristianos no les preocupa  el crecimiento espiritual de los demás. En el tiempo de la reforma del s.XVI,todos los cristianos protestantes eran considerados como “evangélicos”, y la iglesia alemana (luterana) lleva ese nombre hasta la fecha. En años recientes,la palabra tiende a significar “conservador” (que rechaza la teología liberal de fines del s.XIX),o fundamentalista; pero no oscurantista,ni separatista ni pendenciero.[11]

Pero aunque el término se ha ido popularizando, los resultados en estudios estadisticos actuales[18], revelan no solo una apostasia en el seno del evangelicalismo, sino también una aparente indiferencia de los fieles para ejercer una influencia en la vida de otros cristianos. 

Aunque casi tres de cada cuatro fieles (74%) dicen tener relaciones significativas con las hermanos de la congregación, menos de la mitad ayudan a otros creyentes a crecer en su fe. Esta es la conclusión de un estudio publicado por LifeWay Research. La investigación identifica la “construcción de relaciones” como uno de los ocho atributos del discipulado que están presentes en la vida de los cristianos espiritualmente maduros. Esta investigación es parte de un estudio más amplio sobre lo que se espera de un discípulo en las iglesias evangélicas.

Los resultados revelan una aparente indiferencia de los fieles para ejercer una influencia en la vida de otros cristianos. Por ejemplo, sólo el 53% de los encuestados dijo que está de acuerdo con la afirmación “Realmente intento conocer nuevas que personas en la iglesia”. Sólo un 42% dice que intencionalmente pasan tiempo con otros creyentes con el fin de ayudarles a crecer en su fe. Ya el 28% reconoce que no ayudan a los demás miembros de la iglesia a crecer.

Scott McConnell, director de LifeWay Research, explica que, “los anunciantes saben que es necesario exponer a una persona a ser lo mismo varias veces para llamar su atención. Por desgracia, una persona que visita una iglesia termina necesitando de ella cinco o seis veces antes de que alguien se preocupe lo suficientemente como para ofrecerle ayuda”.

La investigación confirma que la mejor manera de construir relaciones en la iglesia, es la de participar en pequeños grupos de estudio que se realicen en hogares o clases bíblicas en el templo con pocos estudiantes. Según LifeWay, el 33% de los fieles asisten a esas reuniones, en promedio, cuatro veces al mes. Una parte por lo menos el 14%, participa dos o tres veces al mes. Mientras que el 12% afirma sólo una vez por mes. Por otro lado, el 40% dicen que no van a ningún grupo.

“La Biblia habla que es necesaria la buena relación entre los cristianos como una inversión en el Reino”, dice McConnell agregando: “De hecho, Hebreos 10:24 se refiere a la necesidad de que los cristianos nos animemos a practicar el amor y las buenas obras”.

EEUU: 82% de cristianos cree que sociedad carece de líderes

Un 82 por ciento de los cristianos de los Estados Unidos considera que el país está sufriendo una crisis de liderazgo, de acuerdo con una nueva encuesta del Grupo Barna. El 64 por ciento de los consultados calificó la “integridad” como el rasgo más importante que debe tener un líder. La segunda cualidad en importancia y que recibió un 40 por ciento es la “autenticidad”, mientras que el 38 por ciento expresó que es la “disciplina”.

“Los cristianos perciben una importante crisis de liderazgo causada por una clara falta de líderes”, comenta David Kinnaman, presidente del Grupo Barna. “La mayoría cree que son líderes, pero muchos de ellos no están seguros de que sus habilidades de liderazgo sean las características más importantes de un líder”. “Esto sugiere que muchos de ellos aún se esfuerzan para satisfacer incluso sus propias expectativas de liderazgo”, continuó. “Y eso significa que muchos cristianos no pueden pensar su propio liderazgo para ayudar a llenar el vacío de líderes que experimentan”.

Sin embargo, existen organizaciones como Catalyst que se esfuerzan por cambiar esto. Así lo aseguró su presidente Brad Lomenick. Esta entidad trabaja para inspirar a jóvenes cristianos a ser líderes.

Que es un evangélico?

Hay varias definiciones y nadie se pone bien de acuerdo en que significa este termino ni a quienes agrupa.

evangélico, -ca adj.
1   Relativo al evangelio.
2   Se aplica a las iglesias surgidas de la Reforma protestante, como la luterana, la calvinista, etc. protestante.
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

evangélico, -ca
adj. Relativo al Evangelio.
Relativo al protestantismo en sus diferentes formas: luterana, calvinista, anglicana, metodista, pero en especial la primera.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

evangélico, -ca (eβan’xeliko, -ka)
abreviación
religión relacionado con el Evangelio cristiano las enseñanzas evangélicas
Copyright © 2013 K Dictionaries Ltd.

evangelicalismo[Libro electrónico, Justo L. Gonzalez, Diccionario Teológico,pag.116,ed.Clie]

En estos días todo el mundo tiene su idea personal de lo que constituye ser un evangélico. Pregúnteles a 100 evangélicos que definan lo que quieren decir por el término y las probabilidades son que usted seguramente va a conseguir 100 respuestas diferentes – algunas de ellas tan desenfrenadamentdiferentes en lo que se refiere a ser prácticamente contradictorio.

El movimiento evangélico es ahora tan amplio y diverso que usted podría definir este termino de cualquier forma que usted quisiera. En un artículo celebrando su 50 aniversario hace un par de años, Christianity Today dijo que la diversidad de pensamiento es de hecho la nota dominante del evangelicalismo.

La diversidad evangelical de nuestros días, es tan amplia que ya asusta. La marca del Cristianismo (o ¿debería decir “las marcas surtidas del Cristianismo?”) representada por Christianity Today, La Asociación Nacional de Evangélicos, y la Christian Coalition – los herederos espirituales de Billy Graham, El Seminario Fuller, y las “Urbana Conferences”, ahora esta espiritualmente tan degenerado como lo estaba Israel en su condición durante los tiempos de la apostasía descripta en el libro de Jueces. Hemos alcanzado ese punto donde “todo el mundo hacía lo que bien le parecía”. Y montones de así llamados evangélicos piensan que eso está muy bien. Los editores actuales de Christianity Today parecen pensar que esto es algo positivo. Nunca se cansan de celebrar “la diversidad” de sus elementos. Hay líderes como Ted Haggard hasta el enigmatico Joel Osteen, que se llaman evangélicos. La lamentable colección de fieras de herejes y charlatanes que aparecen todas las noches en TBN insisten todos que son evangélicos también. Muchos de ellos han renunciado a prácticamente todo lo que es característicamente evangélico, e insisten en llamarse aún así evangélicos. Muchos de católicos romanos se llaman a sí mismos evangélicos. Últimamente son los mormones los que han comenzado a sostener la opinión de que ellos también tienen el mismo derecho a llamarse evangelicos.. Ninguno de ellos convendría en lo que el término quiere decir, por supuesto, pero todos ellos quieren llevarlo puesto, porque les da una conexión artificial con el patrimonio sustancioso de la historia evangélica.

Hay algunos que intentarán decirnos que todo lo erróneo del movimiento evangélico visible de hoy está arraigado en el conjunto original de creencias que dieron nacimiento al evangelicalismo. El arzobispo de Roma encabezaría la lista de aquellos que así argumentarían. Él diría que el evangelicalismo de hoy es diverso y doctrinalmente caótico precisamente porque los evangélicos protestantes originales partieron del magisterio de Roma. Él diría que sin un intérprete infalible de la Escritura y un obispo que puede hablar con autoridad absoluta excátedra, era previsible que el evangelicalismo se desintegrase en una confusión de enseñanzas contradictorias.

Hace algunos años atrás, Frances Beckwith, quien fuera presidente de la “Evangelical Theological Society” de aquel tiempo, anunció que él se convertía (o des-convertía) hacia el catolicismo romano. Y este fue uno de sus argumentos: Él había concluido que el Evangelicalismo carecía de una firme tradición. Mirando el evangelicalismo en el panorama de la historia de la iglesia, él había decidido que era una anomalía, y un peligroso conjunto de ideas que se tenían quea arrancar.

Curiosamente, eso no guardó a Beckwith de permanente insistir en que él merecía todavía llamarse a sí mismo “evangélico,” y él inicialmente parecía pensar que no había razón por la cual él no debería se capaz de conservar su puesto como presidente de la Evangelical Theological Society.

Durante la década pasada o más, un importante número de jóvenes siguieron los caminos similares a los de Francis Beckwith. Con toda razón, hartos de la superficialidad y la confusión doctrinal que domina al movimiento moderno y postmoderno evangélico, equivocadamente concluyen que los principios evangélicos tienen la culpa. Así es que abandonan el evangelicalismo totalmente – no simplemente el movimiento evangélico,  sino también el núcleo de creencias de la convicción evangélica histórica.

Algunos de ellos (como Beckwith) se fueron camino a Roma; otros (como Franky Schaeffer y Peter Gillquist) se han ido hacia la Ortodoxia Del Este; muchos otros han ido en pos de diversas tendencias del Movimiento Emergente – tragándose la mentira de que las iglesias emergentes encienden velas y hablan acerca de la espiritualidad contemplativa, que de alguna manera tienen un fuerte vínculo con el Cristianismo histórico que el que sus padres tienen en iglesias sensible al buscador – donde la única liturgia que conocen son sus coros triviales conducidos por bandas de rock y los sermones basados en referencias a la cultura pop. Francamente, la liturgia de la reunión Emergente común es diez veces peor que eso – pero todavía, montones de gente joven abandonan las creencias evangélicas porque piensan que esas creencias son las que hicieron al movimiento evangélico del día de hoy tan loco y bochornoso como lo es.

Cuándo se habla de principios evangélicos (el corazón y la base de la creencia evangélica),. hay que tener en mente primordialmente dos cosas: La autoridad de la Escritura y la verdad del evangelio. Los evangélicos, históricamente, han considerado la Biblia misma como la misma Palabra de Dios y por consiguiente la más elevada de todas las autoridades en la tierra; y han considerado el evangelio de la salvación por la gracia a través de la fe a través de la obra de Cristo en la cruz como el centro no negociable de todo lo que creemos y enseñamos.

Por ejemplo, la auténtica creencia evangélica siempre ha respaldado firmemente la primacía de la gracia divina, la exclusividad de Cristo, la naturaleza substitutoria de la expiación, y la fe solamente como el instrumento exclusivo de nuestra justificación. También sostendría la opinión de que la convicción evangélica en relación a la autoridad de la Escritura también siempre ha incluido la verdad de la infalibilidad bíblica. Alguien que niega la infalibilidad de la Escritura se posiciona fuera del pensamiento prevaleciente de la creencia evangélica histórica y realmente no merece llamarse evangélico. Pero la infalibilidad no es una verdad que le añade algún elemento autoritario a la autoridad de la Escritura; esto es simplemente lo que los evangélicos decimos cuando afirmamos la autoridad de las Escrituras (La autoridad de la Escritura y la centralidad del evangelio verdadero. O si usted prefiere la terminología de la Reforma, sola Scriptura sola fide).

La palabra evangélico, obviamente, es una palabra derivada de la palabra griega para el evangelio – el evangelion; las buenas noticias. De esta forma el nombre evangélico por sí mismo es una referencia al evangelio. Y la razón por la que Janowsky dice que el corazón de la creencia evangélica está resumido en esa única verdad distintiva (en lugar de lo dos que le he dado) es ésta: Mientras que hay no-evangélicos y incluso algunas sectas que podrían compartir nuestro compromiso con la autoridad de la Escritura – o el afirmar que lo hacen – nadie excepto los evangélicos a fondo y consistentemente captan el principio de sola fide y todas sus implicaciones. Así es que la doctrina de la justificación por la fe es de hecho tanto la doctrina decisiva del evangelicalismo histórico y el mismo corazón del mensaje del evangelio.

Y  la razón por la que creo que la iglesia apostólica verdadera fue clásicamente evangélica es que ese es precisamente al argumento que Pablo hace en el libro de Gálatas. Es también el tema de Romanos, Hebreos, y Efesios. Se refleja igualmente a un grado u otro en prácticamente cada libro del Nuevo Testamento.

Qué es un Evangélico?[10]

Uno puede pensar que el término “protestante” es más antiguo que “evangélico,” el último frecuentemente asociado al evangelismo televisivo y de cruzadas de años recientes. Sin embargo, el término “evangélico” es el más antiguo de los dos. Aparece en manuscritos medievales, describiendo la calificación de un buen predicador: Debe ser evangélico. Hasta la Reforma, sin embargo, el adjetivo podía significar cualquier cosa desde poseer un amor sincero por Cristo hasta poseer un celo misionero. Cuando Lutero llegó a la escena estaba ansioso por emplear el término que había sido honrado en el tiempo en servicio por la recuperación del evangelio. Después de todo, qué podía ser más apropiado que la designación para un hombre o mujer de la Reforma? Todo se trataba de la recuperación del evangelio mismo.

Pero, el término tomó otro significado, moviéndose de un adjetivo a un sustantivo. Uno no sólo era “evangélico” en el sentido ambiguo medieval de ser piadoso, celoso, y fiel, sino un evangélico en el sentido que uno se adhería a los postulados de la Reforma. Después de 1520 una persona evangélica era aquella que se sometía a la suficiencia de las Escrituras, el sacerdocio de todos los creyentes, la condición perdida de toda la humanidad, la sola mediación de Cristo, la Gracia eficaz y la finalización de la obra redentora de Dios en Cristo por medio de la elección, propiciación, llamado y preservación. La parte fundamental de todo esto era la doctrina de la justificación sólo por gracia, por medio sólo de la fe, a causa sólo de Cristo. Así que, el creyente, declarado justo en virtud de la satisfacción de Dios con la santidad imputada de Cristo a nosotros por medio sólo de la fe, es simul iustus et peccator–”simultáneamente justo y pecador.”

Los evangélicos, por lo tanto, ya fueran Luteranos o Reformados, insistían que éste era el evangelio. No era un área periférica abstracta de debate doctrinal en el cual los Cristianos podían “estar o no de acuerdo.” No era meramente una implicación del evangelio o una parte del evangelio! Fue este mensaje, y no otro, si es que puede haber otro igual, que todos tenían que tener correctamente. En otros asuntos los Cristianos podían diferir, pero sin la distinción entre el evangelio de obras y el evangelio de la sola gracia, escribió Lutero, uno no puede distinguir a un Criustiano de un Musulmán o Judío. El sucesor de Calvino en Ginebra, Teodoro Beza, escribió, “La ignorancia de esta distinción entre Ley y Evangelio es un de las principales fuentes de abusos que corrompieron y aún corrompen al Cristianismo.”

Teólogos e historiadores hasta el presente se han referido al principio formal y material de la Reforma, el primero siendo la suficiencia de las Escrituras y el último siendo la doctrina de la jsutificación por medio sólo de la gracia a través sólo de la fe. Debido a que el principio formal de la Reforma es “sola Scriptura!,” nosotros hoy en día debemos definir “evangélico” de acuerdo a la enseñanza bíblica. Si los reformadores malinterpretaron la Biblia en cualquiera de estas enseñanzas claves, deben ser corregidos por las mismas Escrituras. Sin embargo, históricamente, el término “evangélico” se ha referido a aquellos que abrazan ya sea las confesiones Luteranas o Reformadas. Sólo en la Americanización gradual de la fe evangélica ha sido ésta herencia echada por la borda, como si “sola scriptura” significara que simplemente adherirse al principio formal de la Reforma fuera suficiente. Mientras uno crea en la Biblia, uno puede pararse donde quisiera en el principio material del método de Dios en la salvación de pecadores. Si esto fuera cierto, uno debería conceder a los Mormones y Testigos de Jehová membresía a la Asociación Nacional de Evangélicos.

Hay dos manera de tratar con esta pregunta de definir “evangélico”: Escritural e histórica, pero en este breve espacio permítanme enfocarme en el argumento que este término debería ser definido y utilizado en su sentido histórico. Mientras la Reforma pueda, teoricamente, haber errado en sus doctrinas clave (ya que sólo la Escritura es infalible), es sin embargo inevitablemente verdadero que aquellos que se llaman evangelicos han afirmado históricamente y defendido esas enseñanzas como bíblicas. Por lo tanto, históricamente hablando, aquellos que no afirman estas doctrinas no son, en virtud de la ley de la no-contradicción, evangélicos.

Evangélico:[12]

I) adjetivo: 1) de, relacionado con,contenido en o de acuerdo con el evangelio cristiano, especialmente como está presentado en los cuatro evangelios del N.T. 2) a veces con mayúscula: PROTESTANTE 3) de, relacionado con o ser un grupo religioso que enfatiza la salvación por fe en la muerte expiatoria de Cristo Jesús, por medio de la conversión personal,la autoridad de las Escrituras, y la importancia de la predicación en contraste con el ritual. 4) a. usualmente con mayuscula: de relacionado con la Iglesia evangélica en Alemania. b. a veces con mayúscula: de o relacionado con el fundamentalismo o los fundamentalistas c) actualmente con mayúscula: de o relacionado con Low Church (Iglesia Baja), adherente de la Iglesia Anglicana y la Iglesia Protestante Epicospal para ditinguirlos de Hich Church Anglo Catholics (Iglesia Alta), también: de o relacionado con los metodistas asociados con la tradición de la campaña evangélica del s.XVIII en Ingalterra 5) característico o sugiere un evangelista: caracterizado por o refleja un propósito o impulso misionero, reformador o redentor: Evangélico,Celoso, Ardiente, Militante.

2) sustantivo. uno,con principios evangélicos o quien pertenece a una iglesia o grupo evangélico.

¿CUALES SON LOS PUNTOS PRINCIPALES DE LAS CREENCIAS QUE DISTINGUEN A LOS EVANGÉLICOS EN SU CONCEPTO DE LA SALVACION?

Estos puntos principales se pueden resumir, para facilitar la memorización, en el acróstico “Si Jesús”, en el que cada letra significa una doctrina, como se indica a continuación:

  • Soberanía de Dios: Dios está sobre todas las cosas y controla todo.
  • Incapacidad Total Humana: El hombre es esclavo del pecado e incapaz de contribuir para su propia salvación.
  • Justificación por la Fe: Dios declara libre de culpa a los que se entregan a Cristo, y les atribuye la justicia perfecta de Cristo como un don gratis, no por méritos.
  • Elección por Gracia: Dios escoge a las personas para que formen parte de Su Iglesia en base a Su misericordia y no en base a sus méritos.
  • Sacrificio Eficaz de Cristo: La muerte de Cristo es todo suficiente para la salvación de los creyentes sin que ellos añadan méritos propios.
  • Unidad Espiritual y Universal de los Creyentes: La Iglesia de Cristo consiste de todos los salvos.
  • Es un organismo espiritual y no una organización terrenal.
  • Seguridad de los Creyentes: Los que siguen fielmente a Cristo tienen ahora el don de la vida eterna y son aceptados por el Padre porque la salvación es un don gratuito de la gracia de Dios.

Conclución:

Recuerde, el apóstol Juan trazó una línea entre la verdad evangélica y las formas incipientes de gnosticismo. Pablo levantaba un límite diferente – entre el evangelio verdadero y la soteriología falsa de los Judaizantes. Un judaizante moderno, se parecerá mucho a ese judío que se metió dentro de una funda de plástico para no contaminarse.Ambos apóstoles (Juan y Pablo), plasmaron el espíritu evangélico.

Como entender entonces nosotros, como debería de ser “el ministerio ideal de un cristiano”? Bueno, hay al menos tres frases de un libro titulado “Llamados a ser Siervos de Dios”, que me gustan. Dicen asi:

  • 1) “El Ministerio no es algo que nosotros hacemos por Dios, SINO ALGO QUE EL HACE EN Y POR MEDIO DE NOSOTROS...Las tareas a las que Dios nos llama LAS PODEMOS HACER SOLAMENTE CON SU AYUDA; si no fuera así EL NUNCA NOS HABRIA LLAMADO porque:  Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. (1 Ts. 5:24)‘.[1]
  • 2) “El problema con demasiados de nosotros es que pensamos que Dios nos llama a ser fabricantes cuando El en realidad nos llama a ser distribuidores. SOLO EL TIENE LOS RECURSOS PARA SATISFACER LAS NECESIDADES HUMANAS; TODO LO QUE NOSOTROS PODEMOS HACER ES RECIBIR SUS RIQUEZAS Y COMPARTIRLAS CON OTROS. En lo que se refiere al ministerio TODOS ESTAMOS EN BANCARROTA Y SOLO DIOS ES RICO. Como dijo Pablo somos: ”COMO POBRES, MAS ENRIQUECIENDO A MUCHOS” (2 Cor. 6:10) [2]
  • 3) “Si Usted sirve solamente para ganarse un salario, nunca hara todo lo mejor que pueda mientras que piense que no le pagan bien. Si Usted ministra para obtener reconocimiento, comenzara a hacer menos cuando vea que las personas no le muestran aprecio. LA UNICA MOTIVACION QUE LE AYUDARA A PASAR POR TODAS LAS TORMENTAS Y MANTENERLE AL PIE DEL CANON ES LA SEGURIDAD DE QUE ESTA SIRVIENDO A CRISTO JESUS[3]

Entonces, no proyectemos delante los demas algo que en realidad no somos, porque fue a Sus discípulos a quienes el Sr. Jesús dijo: “SEPARADOS DE MI, NADA PUEDEN HACER”.  Nada es nada,ni ser ni hacer. Nada, absolutamente nada util para el reino de Dios. Solamente en el mejor de los casos altruismo, o religiosidad, o conocimiento religioso, o algo asi.

Las iglesias evangélicas dicen ser los herederos de la Reforma.Por ejemplo, la Iglesia Luterana fue el resultado del movimiento reformador que sacudió a la iglesia cristiana en el año 1517.  El Dr. Martín Lutero, monje católico romano de la orden Agustina, impulsó este movimiento para librar a la iglesia de enseñanzas erróneas y de muchos abusos que se practicaban en la misma. El deseo del reformador no fue de fundar una iglesia nueva o de crear divisiones, sino de llevar a la iglesia a sus raíces del Nuevo Testamento.  Su propósito principal fue que el ser humano pudiera conocer y relacionarse con Dios por medio de la Biblia.  En la Escritura, Dios ha revelado a su Hijo Jesucristo como el Salvador de toda la humanidad y como el único mediador para recibir la vida eterna junto a El.  Esa vida eterna fue ganada para nosotros por medio de la muerte de Jesucristo en la cruz del Calvario y es ofrecida gratuitamente a todo creyente.  Esta es la razón por la que la predicación y la enseñanza de la Biblia ha sido y es el principal énfasis de la Iglesia Luterana.  La Biblia es la base de la adoración luterana, pero generalmente los oficios de adoración mantienen la forma tradicional de la liturgia.  Esto incluye el canto de himnos, las lecturas bíblicas dominicales, la confesión de pecados y la celebración de los sacramentos, el Bautismo y la Cena del Señor. En la adoración luterana generalmente se usa el calendario cristiano y sus estaciones; el Adviento, la Epifanía, la Cuaresma, etc. También se usan velas, cruces, flores, altares, sotanas, todos éstos medios que afirman la tradición litúrgica cristiana.  Cada congregación determina por sí misma el uso apropiado de estos medios.  La Iglesia Luterana… Enfatiza la Predicación y la Enseñanza de la Palabra de Dios. Es bueno afirmar nuevamente que la Iglesia Luterana pone énfasis en la predicación y en la enseñanza de la Palabra de Dios.[21]

Por este motivo, al igual que lo hizo Lutero y al igual que lo hacen aquellos cristianos de entre las iglesias luteranas, que aún permancen fiel al espiritu de adoracion al Señor y a la Palabra de Dios,

  • “… ofrezcamos por medio de él á Dios siempre sacrificio de alabanza, es á saber, fruto de labios que confiesen á su nombre ” (Heb. 13:15 RV 1909)

Straubinger comenta al respecto que

He aquí para todos una gran luz acerca de la oración: El sacrificio de alabanza es lo propio de todo creyente, sacerdote en cierto modo, segun enseña san Pedro (I Pe.2:4ss) ; y hemos de ofrecerlo continuadamente y por medio de El, pues es el Sacerdote del santuario Celestial (Heb. 5:9;6:20;7:24 ss,8:2;9:11 y 24;10:19ss). Dios se digna recibir nuestra alabanza como un obsequio precioso  (sal. 49;23;68:31s). Y no porque su infinita Majestad divina tenga nada que ganar con que lo alabemos, sino porque ello es, para nosotros y para nuestro bien, el mayor acto de justicia y santidad que podemos hacer; alabar al único que es digno de alabanza (Sal.148:13;Ro.16:27) y tal será el lenguaje de los santos en el dia de la glorificación final de Cristo (Sal. 149:6).  De ahí que la patente señal del extravío del mundo sea, aunque él naturalmente no lo cree así, haber sustituido la alabanza de Dios por la de los hombres. Tal será el sumo pecado del Anticristo y el misterio de la iniquidad: ocupar el lugar de Dios, como quiso Lucifer (II Tes.2:6ss; Is.14:12-15).[20]

Lutero no fue el primer Reformador. Hubo varios antes de él que enseñaban de manera parecida, y que deseaban hacer volver la iglesia a la verdad de la Palabra de Dios. Los más conocidos de ellos eran Juan Wyclif en Inglaterra (1320-1384) y Juan Hus en Bohemia (1374-1415), quien murió como mártir. Ambos pudieron juntar a algunos seguidores, pero no lograron realmente las reformas que deseaban. ¿Por qué fracasaron ellos, mientras Lutero tuvo éxito?

No creo que ellos hayan sido inferiores a Lutero. Simplemente no había llegado todavía el tiempo de Dios. Una Reforma tan amplia no sucede de la noche a la mañana. Era necesario que estos hombres, los “pre-Reformadores”, preparasen el camino. En los tiempos de Lutero, toda Europa tenía mucha hambre de Dios. Sin el trabajo de los “pre-Reformadores”, probablemente no hubieran tenido esta hambre, y no hubieran deseado tanto escuchar la palabra de Lutero.

Cada uno de nosotros tiene su tarea, y su lugar en la historia, asignados por Dios. Unos son llamados a sembrar, otros a regar y otros a cosechar. Unos son llamados a ser pioneros, y otros son llamados a edificar encima de lo que construyeron los pioneros. (cf. 1 Cor.3:5-13.)

Los pioneros a menudo son llamados a dar hasta su vida, para que otros puedan seguir con más facilidad. Como Abraham, ellos tienen que morir en la fe “sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra” (Heb. 11:13). Juan el Bautista preparó el camino para el Mesías, pero tuvo que morir sin ver la obra del Mesías cumplida. El pastor rumano, José Tson, escribe:

“Para cada país que se abrió para el Evangelio, el precio fue muy alto. Un mensajero de Dios tuvo que derramar su sangre por aquel país, para tomarlo para Dios.”

¿Se aplicará lo mismo a cada gran Reforma de la iglesia? Un detalle interesante: En 1415, cuando Juan Hus fue condenado por el Concilio de Constanza y llevado a la hoguera, dijo proféticamente:

“Ahora ustedes están quemando a este ganso viejo (“Hus” significa “ganso”), pero en cien años se levantará un cisne al cual no podrán quemar.”

Casi exactamente cien años después, en 1517, se desató la Reforma con las 95 tesis de Lutero. La Reforma logró muchos cambios en la iglesia. Pero aun las iglesias reformadas seguían todavía en muchas prácticas no bíblicas. Por ejemplo, seguían bautizando a los bebés pequeños como lo hace la iglesia católica; no vieron que solo los convertidos pueden ser bautizados. Ya vimos que también seguían persiguiendo políticamente a aquellos que consideraban herejes (acertadamente o no). Lutero había enseñado acerca del “sacerdocio de todos los creyentes”: que cada cristiano tiene acceso directo a Dios y puede “ministrar” a sus hermanos. (Por ejemplo, dijo que cada creyente puede escuchar la confesión del pecado de otro creyente.) Pero él no puso esta verdad en práctica: en realidad, aun en las iglesias reformadas, el pastor es el único que realmente puede “ministrar”. En todos estos puntos (y varios otros), la Reforma no logró practicar toda la verdad bíblica. El mismo Lutero estaba consciente de que la Reforma no estaba completa. En el tiempo de la Reforma se acuñó el dicho: “La iglesia debe siempre estar reformándose”.  Entonces, seguir el ejemplo de los reformadores no significa hacer todo exactamente como ellos lo hicieron. Ellos tenían muchos errores. Pero ellos establecieron el principio más importante: La máxima autoridad en la iglesia es la Palabra de Dios. Entonces, seguir el ejemplo de los reformadores significaría, acercarnos cada vez más al modelo de la iglesia que encontramos en la Biblia. No nos quedemos con las tradiciones de la Reforma (o de nuestra propia iglesia); ¡sigamos reformándonos según la verdad de la Palabra de Dios! [23]

Desafortunadamente, en muchas iglesias hoy en día, la fe reformada se identifica únicamente con los «cinco puntos del calvinismo», o con alguna otra representación mutilada de la teología del reformador. En este tratado de Calvino, obtenemos una perspectiva más amplia. Al exponer la necesidad de reforma, Calvino defiende a los protestantes contra la acusación de dividir la iglesia. Cada vez que los hombres alzan la voz para reforma, líderes religiosos corruptos difaman a los reformadores como cismáticos, y congregaciones corruptas se apropian para sí mismas el nombre de Iglesia. Calvino responde:

«No basta, por lo tanto, tomar simplemente el nombre de Iglesia, sino que se debe usar discernimiento para cerciorarse de cuál es la verdadera iglesia, y cuál es la naturaleza de su unidad.» Además, «cualquier hombre, que, por su conducta, muestra que él es un enemigo de la sana doctrina, cualquiera que sea el titulo del cual pueda mientras tanto vanagloriarse, ha perdido todo título de autoridad en la iglesia».[24]

Calvino reprende el espíritu de tolerancia que se disfraza como «moderación». El reformador declara:

En una corrupción tan extrema de sana doctrina, en una corrupción de los sacramentos tan infame, en una condición de la Iglesia tan deplorable, aquellos que mantienen que no deberíamos haber actuado tan enérgicamente, quedarían satisfechos con nada menos que una tolerancia perversa por la cual deberíamos haber traicionado la adoración de Dios, la gloria de Cristo, la salvación de los hombres, la administración completa de los sacramentos, y el gobierno de la Iglesia. Hay algo engañoso en el nombre de moderación, y la tolerancia es una cualidad que tiene una apariencia justa, y parece digna de elogio; pero la regla que debemos observar en todo lo que está en juego es esta: nunca soportar con paciencia que el nombre sagrado de Dios sea atacado con blasfemias impías; que su verdad eterna sea suprimida por las mentiras del Diablo; que Cristo sea insultado, sus misterios sacrosantos contaminados, las infelices almas cruelmente destruidas, y la iglesia se retuerza en agonía bajo los efectos de una herida mortal. Esto sería no mansedumbre, sino indiferencia sobre cosas a las cuales todas las demás deberían posponerse. [25]

Dios lo bendiga mucho.Y no permita[mos] que congregaciones corruptas se apropien para sí mismas el nombre de Iglesia, ni que cristianos corruptos pretendan profanar el santo nombre de Dios,ofreciendo profanas expresiones de peseudo alabanzas a Dios, ni que nos acusen de ser cismáticos ni de fanáticos ni de intolerantes, cuando no lo somos. Tampoco ofrezcamos una versión mutilada de la teología reformada.

Que la paz de Cristo le acompañe.

————————

Articulos recomendado:

Descargar en formato electronico PDF

Notas

[0] http://www.historymaker.com.ar/the-whosoevers-musica-para-jovenes-sin-futuro.html

[1] Warren W. Wiersbe; Llamados A Ser Siervos de Dios,pag. 31,ed. Portavoz

[2] Ibid,pag. 5

[3] ibid, pag. 38

[4] http://www.ojocientifico.com/4344/que-pasa-en-la-mente-de-los-psicopatas

[5] http://radiocristiandad.wordpress.com/2013/04/29/locuras-de-los-hermanos-mayores-de-los-modernistas/

[6] Warren W. Wiersbe. Llamados A Ser Siervos de Dios

[7][8]  http://www.lacruzdecristo.com.ar/luteroylamusica.html

[9] http://www.kalipedia.com/musica/tema/lutero-musica-reforma.html?x1=20070822klpartmsc_43.Kes&x=20070822klpartmsc_45.Kes

[10] http://sujetosalaroca.org/2010/06/29/arminianos-evangelicos-parte-i-de-michael-horton/

[11] Donald P.Hustad, “La música cristiana en la adoración”, pag.14,ed CBP

[12] ibid

[13] [14] ibid, pag. 83

 [15] Ideología: La ideología probablemente sea una de las palabras más injustamente desacreditada en el ámbito de la política, por lo menos en eso que se llama la calle. En una discusión, no es raro escuchar a uno de los contrincantes asegurar que su contraparte defiende su posición por ideología. A lo que el otro, probablemente, responda con un no indignado. Quién sabe si, incluso, con un puñetazo en el mentón de su rival, pero no hace falta llegar tan lejos para mostrar la discrepancia, ni para comprender nuestro ejemplo.

Resulta que se entiende que la ideología representa un sesgo subjetivo que no nos permite ver las cosas tal como son, que nos convierte en personas cerriles, poco más que rebaño que siguen al líder o al pensamiento indicado. Sin embargo, podemos entender el término de manera muy amplia. Así, Michael Ryan en su Political Criticism asegura que:
 
Es decir, que es lo que permite mantener la cohesión y el poder social sin coerción. Lo que algunos verán, claro, como otro tipo de coerción. Si bien, según la segunda acepción que encontramos en el DRAE descubrimos que es el: Es decir, que además de a una sociedad, tendríamos que incluir a los individuos.

En cualquier caso, en lo que sí coinciden ambas definiciones es en que la ideología es un conjunto de creencias, de ideas, de actitudes… Es, en definitiva, en lo que creemos, ya sea como individuo o como sociedad. Así que, innegablemente, cuando hablamos, cuando discutimos o cuando razonamos sobre algún tema en concreto, nuestra ideología estará impregnando nuestro discurso, porque no puede ser de otra forma. Incluso el que cree que no tiene, concretamente la de creer que no la tiene.

Ya que por su definición es imposible no poseerla, por lo menos en un estado consciente, de una persona en coma no me atrevería a opinar, no parece adecuado, por no decir que es del todo incorrecto, pretender desacreditarla. Resulta que se tiende a asemejar la ideología con el dogmatismo, y considerar que una persona a la que se le acusa de actuar por ideología, lo que pretende es que sus ideas sean consideradas como verdades inconcusas. Pero esto, como decíamos, es dogmatismo.

Si realmente comprendemos la distinción, que la persona con ideología —todos nosotros— no tiene por qué ser un dogmático, ya que puede aceptar que algunas de sus creencias e ideas ya sea en parte o en su totalidad no son correctas o, incluso, son erróneas, no tendremos tantos reparos en aceptar que todos tenemos una ideología. Deberíamos ser sinceros con nosotros mismos, tratar de analizar nuestras creencias e ideas, lo que nos ayudará a comprenderlas mejor, a entender sus limitaciones y/o errores, pero no negar lo que somos, ni en la sociedad en la que nos encontramos. [URL=http://filosofia.laguia2000.com/filosofando/ideologia]

[16] Libro electrónico ,Wayne Grudem, Teología Sistemática, pag. 1057,ed. Vida

[17] http://elteologillo.wordpress.com/2012/12/13/la-conflictiva-sociedad-de-jesus-parte-2/

[18] http://elteologillo.wordpress.com/2013/04/28/historia-de-la-biblia-p-7/

[19] Los puritanos interpretaban las Escrituras al estilo de los calvinistas europeos. Entre las prácticas que rechazaban estaban el persignarse, los ornamentos, ciertos rituales y el gobierno jerárquico de los obispos. Algunos puritanos se convirtieron en «SEPARATISTAS» o disidentes de la Iglesia de Inglaterra, otros en «independientes» o partidarios del gobierno congregacional, y aun otros se afiliaron a iglesias presbiterianas. Los primeros bautistas eran de origen puritano, aunque adoptaron (al menos los bautistas generales) la teología arminiana.

En 1640, los puritanos se constituyeron en una especie de partido que respaldó al Parlamento en su confrontación con la corona. El puritanismo gobernó Inglaterra en la era de Oliverio Cromwell, que encabezó la primera revolución burguesa en el mundo. Al producirse la restauración de los monarcas de la familia Estuardo, cesando el breve experimento republicano (o «Commonwealth») encabezado por Cromwell y su hijo Ricardo, los puritanos sufrieron grandes dificultades, fueron expulsados de la Iglesia de Inglaterra y empezaron a ser conocidos, junto a otros protestantes no anglicanos, como «no conformistas».

El puritanismo llegó a América con los «Padres Peregrinos» del Mayflower en la década de 1620. Los puritanos organizaron la Iglesia Congregacional en lo que después serían los Estados Unidos. Sus descendientes se integraron a la iglesia unida de Cristo  la que, curiosamente, es mucho más liberal que sus antepasados, acostumbrados a un rigor ético considerable. La palabra «puritano» todavía se utilizaba en Estados Unidos en el siglo XVIII. A ellos se deben las primeras universidades norteamericanas y el surgimiento de los estudios filosóficos a través del pastor congregacionalista Jonathan Edwards.

[19] Etimología del vocablo ADORAR

1) A.T , shajah (7812 , ש חָ הָ ), «adorar, postrarse, bajarse, inclinarse». Esta palabra se encuentra en el hebreo moderno con el sentido de «inclinarse o agacharse», pero no en el sentido general de «adorar». El hecho de encontrarse más de 170 veces en el Antiguo Testamento demuestra un poco de su significado cultural. Lo encontramos por primera vez en Gen. 18:2 en donde Abraham «se postró en tierra» delante de los tres mensajeros que le anunciaron que Sara tendría un hijo.

El acto de inclinarse en homenaje o reconocimiento de autoridad y sumisión se hace generalmente delante de un superior o un gobernante. Por eso David se «inclinó» ante Saúl (1 Sam. 24:8). A veces alguien se inclina ante uno que es social o económicamente superior, como cuando Rut se «inclinó» delante de Booz (Rt 2:10).

José vio en un sueño que las gavillas de sus hermanos se «inclinaban» ante su gavilla (Gen 37:7–10). Shajah es el término que comúnmente se usa para llegar ante Dios en adoración (como en 1 Sam. 15:25 y Jer. 7:2). A veces se usa otro verbo que significa inclinarse físicamente, seguido por «adorar», como en Éx. 34:8: «Y entonces Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró». Otros dioses e ídolos también son objetos de adoración, postrándose delante de ellos (Is. 2:20; 44:15, 17).

2). N.T

a) Verbos
1. eusebeo (εὐσεβέω, 2151), actuar piadosamente hacia. Se traduce «adoráis» en Hch 17:23.
2. proskuneo (προσκυνέω, 4352), hacer reverencia, dar obediencia a (de pros, hacia, y kuneo, besar). Es la palabra que con más frecuencia se traduce adorar. Se usa de un acto de homenaje o de
reverencia:

(a) a Dios (p.ej., Mat. 4:10; Jn 4:21-24; 1 Cor. 14:25; Ap. 4:10; 5:14; 7:11; 11:16; 19:10(b) y 22:9);

(b) a Cristo (p.ej., Mat. 2:2,8,11; 8.2; 9:18; 14:33; 15:25; 20:20; 28:9,17; Jn. 9:38; Heb. 1:6, en una cita de la LXX de Deut. 32:43, refiriéndose a la Segunda Venida de Cristo);

(c) a un hombre (Mat. 18:26);

(d) al dragón, por parte de los hombres (Ap. 13:4);

(e) a la bestia, su instrumento humano (Ap. 13:15; 14:11; 16:12);

(g) a demonios (Ap 9.20);

(h) a ídolos (Hch 7.43).

Nota: En cuanto a Mt 18.26, se menciona de la siguiente manera en la «Lista de lecturas y de traducciones preferidas por el Comité Estadounidense» (véase la Versión Revisada Inglesa, Classes of Passages, IV): «a la palabra «adorar»» en Mat. 2:2, etc., añadir la nota marginal «la palabra griega denota un acto de reverencia, tanto si se hace al hombre (véase cap. 18:26) o a Dios (véase cap. 4:10)»».

La nota de Jn. 9:38 en la Versión Standard Estadounidense (ASV) en relación con esto es de lo más falso, implicando que Cristo era una criatura. J. N. Darby traduce este verbo en su New Translation como «hacer homenaje» [véase el Prefacio Revisado a la Segunda Edición (1871) de su versión].

3. sebo (σέβω, 4576), reverenciar, acentuando el sentimiento de maravilla o de devoción. Se usa de adorar:

(a) a Dios (Mat. 15:9; Mar. 7:7; Hch. 16:14; 18:7,13);

(b) a una diosa (Hch 19:27).
4. sebazomai (σεβάζομαι, 4573), similar al Nº 3, honrar religiosamente. Se usa en Ro. 1.25 (RVR), «honrando» (RVR77) y «adorando» (VM). 

5. latreuo (λατρεύω, 3000), servicio, dar servicio u homenaje religioso. Se traduce como adorar en Fil. 3.3 en la VM.

Nota: La adoración a Dios no se define en ningún pasaje de las Escrituras. Una consideración de los verbos anteriores muestra que no queda limitada a la alabanza; ampliamente puede considerarse como el reconocimiento directo de Dios, de su naturaleza, atributos, caminos, y demandas, ya bien por el derramamiento del corazón en alabanza y acción de gracias, o bien mediante actos ejecutados en el curso de tal reconocimiento.

b. Nombre
proskunetes (προσκυνητής, 4353), similar a  “a) Nº 2″, aparece en Jn. 4:23.

Extr. de Diccionario Biblico expositivo de palabras del A.T y del N.T., Vine, pag.  23 ,466, ed.Caribe

[20] Notas de la Biblia católica trad. de Straubinger (Heb. 13;15)

[21] http://www.stpaulcolumbus.org/LIL/LIL_02.html

[23] http://www.altisimo.net/maestros/lutero.htm

[24] [25] http://www.presbiterianoreformado.org/doctrina/necesidadreformar.php

Fuentes:

Marcos Witt y Jesús Adrián Romero Ecuménicos!!

Posted on Actualizado enn


Marcos Witt y Jesús Adrián Romero Ecuménicos!!

romeroywitt

Marcos Witt en una clara predisposición a trabajar para el ecumenismo. Se nota que muchos “grandes predicadores” como; Marcos Witt, Dante Gebel, Alberto Mottesi, Guillermo Maldonado, Cash Luna…, Radioemisoras como CVC la Voz (ex Voz Cristiana), Canal Enlace, entre otros, están al servicio del Nuevo Orden Mundial, o la Nueva Era, y su misión es de unir la Iglesia Evangélica con la Iglesia Católica, para lograr una sola religión al mando del falso profeta que pronto se manifestará.

Nosotros sabemos que hay un solo camino: Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al padre sino por mí. (Jn. 14:6)

La virgen María no es mediadora ni salvadora. No hay un pasaje de la Biblia que sostenga que María es mediadora, ni intercesora despuás de muerta. En otra parte de la Biblia dice: En ningún otro hay salvación, no hay otro nombre dado a los hombres que seamos salvos, Jesucristo.

Estos falsos apóstoles, profetas, pastores, tienen que lograr lo más antes posible, mezclar la doctrina de la Nueva Era con la doctrina evangélica de esta manera los cristianos aceptarán unirse a otras religiones por la similitud de creencias que ya existen (Lea “Doctrina de las Asambleas de Dios basada en la Idea de David Yonggi Cho), ellos trabajan como los nuevos Juan el Bautista preparando en este caso el camino para el Anticristo, que un día perseguirán a los verdaderos cristianos, en una nueva inquisición o persecución que se viene. (lea las doctrinas de los “apóstoles y profetas modernos” o movimiento apostólico, ahí claramente dice que ellos están para juzgar y condenar o purificar la iglesia en unidad con los jesuitas, puede ingresar a las páginas web del movimiento apostólico y profético), serán los nuevos inquisidores, estos tienen una característica y es ridiculizar el arrebatamiento, pues no les conviene, predican el “poder temporal” de la iglesia católica con el nombre de “El Reino Ahora” o Dominionismo por eso se incrustan en la política (lea Corrupción de Las Asambleas de Dios de Bolivia), que es lo mismo que predican tanto la Iglesia Católica como los Testigos de Jehová.

Los “modernos apóstoles” tienen la misión de cambiar la sana doctrina. Como sabemos Dios les dió la misión de enseñar la sana doctrina a los doce apóstoles y ellos escribieron sus epístolas de Pedro, Pablo, Juan, Tito, etc. donde se adoctrina a los creyentes del nuevo pacto, pero ahora los nuevos apóstoles están diseñando nuevas doctrinas asesorados por los jesuitas, para instaurar el Nuevo Orden Mundial.

Hermano todavía tenemos la libertad de poder leer la Biblia, pero ya hay rumores que la versión Reina-Valera 1960 ya no será reimpresa pronto, y tratan de cambiarla por la Biblia de los homosexuales (NVI) Nueva Versión Internacional de editorial Vida (como sabemos la Editorial Vida es dirigida por un empresario del rubro pornográfico), entonces los tiempos son difíciles y ahora mas que nunca debemos leer la Biblia y no creer a pastores, profetas, apóstoles modernos.

La Biblia nos dice que los apóstoles modernos son falsos:

  • El muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. (Ap. 21: 14)

La pregunta es por qué no dice la Biblia tenía los nombres de los cientos de apóstoles del Cordero, solo dice de los doce apóstoles de Jesús, o sea doce. Los otros que se autonombran apóstoles son falsos. Aqui Jesús Adrián Romero nos explica como unir todas las religiones. Cantantes como Alex Campos, Jesús Adrian Romero, Marcos Witt, Anett Moreno, Gandara, Grupo Rescate, Rojo y otros, están al servicio de Satanás para unir todas las religiones en una que van a adorar a la bestia anticristo. Romero tiene varias canciones de adoración al sol junto a Alex Campos. El mundo ama lo suyo y ama a los cantantes “cristianos” que adoran al Sol y al ecumenismo.

Las profecías se están cumpliendo a plenitud, es otra confirmación que la Biblia es la verdad y podemos estar tranquilos porque Cristo viene pronto a llevar a su verdadera Iglesia que ahora esta sufriendo en algunos países hambre, muerte en los paises musulmanes, pero los falsos profetas viven en la opulencia, son millonarios, tienen todo lo material pero hasta cuando será?. Mientras los verdaderos hijos de Dios que ahora sufren, un día se gozarán, saltarán de alegría, cuando vivamos con el Señor por la eternidad.

extr de
Grupo De La Sana Doctrina Paraguay

Hector “El Father” ahora vive sirviendo a Cristo

Posted on


Hector “El Father” ahora vive sirviendo a Cristo

Las otras noches una clienta de mi esposa, de nacionalidad dominicana, me comentó sobre el buen testimonio que Hector “el Father”, un cantante cristiano portoriqueño tenia, y ayer en mi trabajo otor joven cristiano pentecostal tambien dominicano, me comentaba de este musico y su fuerte influencia con los jovenes.

Es por esto, que les comparto un artículo sobre su vida, publicado por un portal protestante,aunque no soy muy entendido en artistas musicales que no sean los de mas renombre.

La historia de Héctor Delgado ha trascendido varios años después del que pensaba que era su mayor momento de apogeo. Conocido en el mundo del reguetón como “El Father” fue uno de los primeros en destacar en este subgénero musical, pero hace casi cinco años, en la cresta de la ola, se retiró para predicar como pastor evangélico.

Desde hace unas semanas ha vuelto a la fama accidentalmente al ser la voz de uno de los fenómenos más extendidos por YouTube. El “Harlem Shake” arrasa con miles de versiones en las que se oye una voz gritar sólo una frase: “con los terroristas”.

Antes de retirarse, el artista puertorriqueño estaba en la cumbre de la música latina al ser uno de los raperos más conocidos en los medios internacionales por sus populares temas y destacadas colaboraciones, entre ellas, con el estadounidense Jay Z y el también boricua Don Omar.

A finales de la década de los 90, en Puerto Rico comenzó a sonar una bailable y pegajosa música, que bautizaron como reguetón. Entre los artistas que decidieron apostar por el género estaba Delgado. Inició su carrera musical junto a su amigo Tito “El Bambino”, actualmente uno de los reguetoneros más conocidos, en el año 1996 con “No fear”. Años después, en 2004, se separaron.

Tras la separación, Delgado fundó junto a su manager y amigo Javier Gómez la compañía Gold Star Music, con la que trabajaron diferentes raperos, entre ellos Yomo, y colaboró con Jay Z para producir el disco “Los rompe diskotecas” (2006).

Temas como “Noche de travesuras”, “Vamos pa’la calle”, “Noche de terror” y “Dale calor” se convirtieron en éxitos de “El Father”, conocido por llevar siempre prendas adornadas con piedras preciosas y gorras de equipos de béisbol.

Un llamado que no pudo evitar

En pleno apogeo de fama y dinero, Delgado y un grupo de jóvenes fueron acusados de originar un tiroteo en febrero de 2008 en una gasolinera de Puerto Rico a raíz de un incidente con una seguidora a la que no quiso firmarle un autógrafo.

Meses más tarde, el 3 de septiembre de ese año, “El Father” anunció su retirada de la música para cambiar radicalmente de vida, llevar hábitos más sanos y “servir a Cristo”.

El mismo explicó que se retiraba de la música. “Ahora, todo es para servirle a Cristo. Mi llamado es una voluntad de Dios”, dijo.

Así, el ex – artista se dedica ahora, a sus 33 años, a predicar en más países que en los que actuó como cantante, explicó su socio y amigo Javier Gómez.

“Ha sido una vida muy sacrificada estos últimos cinco años”, admitió Gómez sobre Delgado, quien actualmente está de gira de prédicas por barriadas populares de la isla caribeña, tratando de permanecer ajeno al increíble fenómeno que se ha formado en torno a “Harlem Shake” y a su ya omnipresente grito “Con los terroristas”.

La canción es una remezcla de varios ritmos que produjo el “disc jockey” estadounidense, de 23 años, Harry Rodrigues, conocido como Baauer. El grito de “Con los terroristas” es del tema “Maldades”, incluido en el disco “The Bad Boy” (2006), así como en algunos otras composiciones del reguetonero boricua.

Sólo treinta segundos del tema de Baauer han bastado para que miles de personas en todo el mundo se hayan grabado bailando este “meme” (una imagen, vídeo o concepto que se propaga rápidamente por la red).

“Héctor no ha movido un dedo para demandar a esa gente, porque no está pendiente del dinero”, afirmó al respecto Gómez, quien agregó que Delgado incluso se molestó cuando comenzó a predicar porque las iglesias a las que se presentaba cobraban la entrada.

“El tipo vive en una paz increíble. Como amigo, le digo que no regrese a la música. Es un tipo que se ha sacrificado y humillado por lo que cree”, puntualizó Gómez

—-

By Protestante Digital | Friday, March 15, 2013

http://www.cbn.com/mundocristiano/Entretenimiento/2013/March/Hector-El-Father-ahora-vive-sirviendo-a-Cristo/

“Hago como los profetas del Antiguo Testamento”

Posted on Actualizado enn


“Hago como los profetas del Antiguo Testamento”

Por Santiago Baraldi.- Federico Pagura, obispo emérito de la Iglesia Metodista, cumple hoy 90 años y lo celebra con misa.

8 feb, 2013

curadentro

“Yo acostumbro hacer lo que hacían los profetas en el Antiguo Testamento: ellos señalaban a los malos reyes, a los malos jueces, señalaban a los ricos y poderosos que explotaban a los más pobres”, dice con su hablar pausado y firme el obispo emérito Federico Pagura, un verdadero profeta latinoamericano, quien hoy cumple 90 años y lo festeja en la iglesia La Resurrección, de Laprida 1483, desde las 20.

Pastor de la iglesia metodista, poeta y músico, Pagura recibió a El Ciudadano en su casa. La charla se interrumpe varias veces por el incesante sonar del teléfono. Son amigos que confirman la asistencia al cumpleaños, radios y diarios que quieren confirmar una entrevista. Se disculpa y sube el volumen de Mozart: “No puedo vivir sin escuchar música”, asegura sentado junto al piano que tocaba su compañera Rita y reflexiona sobre cómo lo toman sus 90 años: “Con mucho espíritu, mucho ánimo, con gratitud a Dios porque me ha permitido vivir tantos años. Sobre todo después de haber perdido a mi esposa hace siete, la vida se me hizo más difícil, pero una manera de homenajearla es seguir trabajando y haciendo las mismas cosas que hice con ella durante 60 años de matrimonio”.

La influencia del abuelo

Federico piensa cada respuesta y eleva su mirada por encima de sus lentes, mira a los ojos y repasa su niñez en su Arroyo Seco natal, la influencia de su abuelo paterno que leía la Biblia a su numerosa familia “y también a los vecinos”; las diferencias con el cura católico que le quemó aquella Biblia americana “con el Nuevo y Antiguo testamento”; su abuelo materno, adinerado, que le prometió pagar sus estudios si se convertía al catolicismo; la mudanza a un conventillo de Rosario y la beca para estudiar primero en el Colegio Americano y luego la secundaria en el Normal Nº 3, donde se recibió de maestro.

“Tenía las dos influencias: la Evangélica por un lado y la Católica por el otro. Eso me hizo muy ecuménico. Hoy día tengo relaciones con dirigentes católicos. La Iglesia Metodista nace en el siglo XVIII, en un intento de renovación y transformación dentro de la iglesia Anglicana; la misma coincide con el comienzo de la Revolución Industrial, por eso es una iglesia que tiene una profunda preocupación religiosa por la transformación del ser humano y una preocupación por la situación social, por la transformación que la sociedad tiene que vivir, conforme a las enseñanzas de los profetas del Antiguo Testamento, como las de Jesús y sus discípulos en el Nuevo Testamento; eso ha caracterizado al movimiento ecuménico. Somos una iglesia pequeña pero es una iglesia que tiene ese compromiso, que es lo más característico que tenemos, compromiso con la transformación de la vida humana y la sociedad: trabajar por los más necesitados”, explica Pagura.

La Biblia junto al diario

Luego de recibirse como maestro en el Normal, Pagura siente vocación por el ministerio y es convocado por el rector de la facultad de Teología en Buenos Aires. Allí se recibe como licenciado en Teología y se ordena como pastor de la Iglesia Metodista. Conoció a Rita estudiando teología. “Fue un amor a primera vista”, dice antes de señalar que su primer destino fue la ciudad de Venado Tuerto. También obtuvo becas para estudiar en el mejor seminario de Nueva York, y recibió la influencia del teólogo Reinhold Niebuhr. “Estudiaba la Biblia con el diario en la mano; ningún teólogo puede entender el mundo de hoy sin las dos cosas, la Biblia y la realidad social y política”, afirma.

Pagura llegó a Mendoza en 1973 y se puso a disposición de los chilenos que escapaban de la dictadura comandada por Augusto Pinochet. “Trabajamos varias iglesias en conjunto para denunciar y asistir a quienes huían de Chile”, recuerda. Y hasta sufrió el estallido de una bomba en la casa donde vivía con Rita y su pequeña hija, Ana Rita, que “se salvaron de milagro”.

En 1977, en plena dictadura militar, es nombrado obispo de la Iglesia Metodista. “Así nació el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. Trabajé 25 años junto al obispo de Quilmes Jorge Novak y también junto a Adolfo Pérez Esquivel, y junto a las Madres”, señala mientras recuerda cuando salía de su casa y Rita desde la ventana veía cómo lo seguían. “En mi oficina recibía las denuncias y también venían ‘servicios’. A cada uno que venía le decía cuál era nuestro trabajo y les daba una carpeta, no tenía nada que ocultar”, cuenta.

La paz en Latinoamérica

Federico Pagura también intervino en el trabajo de paz entre Guatemala y El Salvador, trabajó en Nicaragua y aún guarda una carta que le respondió monseñor Arnulfo Romero antes de su asesinato en plena misa en la capital salvadoreña. Su amistad con referentes del cristianismo como Helder Cámara o Ernesto Cardenal, con quien además de compartir poesías y música coincide: “El católico es conservador y el cristiano revolucionario”.

“Como ahora no estoy en actividad episcopal en la Argentina, sí continúo con el trabajo pastoral. Compromisos ecuménicos o como observador en conflictos que se sucedieron en Latinoamérica, siempre estuve como prenda de unidad”, apunta recién llegado de Puerto Rico y Uruguay, donde lo siguen invitando para escuchar su palabra.

Pagura muestra su preocupación por lo que sucede en el país y afirma que “hoy es tiempo de diálogo. Es lo que necesitamos en Santa Fe, en Rosario, sin importar el partido político. Aquí hay muchos problemas que enfrentar como la pelea contra la droga, donde envenenan a los chicos. Ese combate si no lo hacemos juntos no lo ganamos, lo ganan ellos porque no tienen valores morales que respetar, ellos quieren el dinero, dominar a la población con la drogas para impedir que nos unamos como pueblo. La droga nos divide, nos enfrenta, nos destruye; por ello hay que unirse y un sector solo no puede. No soy de ningún partido político, pero soy de todos, me interesan aquellos que estén dispuestos a servir al pueblo y no servirse del pueblo”, concluye el hombre que dedicó su vida a la lucha por la justicia y los derechos humanos.

La cruz de los Hugonotes con hueso de caracú

Del cuello de Federico Pagura cuelga una imagen: es la cruz de los Hugonotes. Parece de marfil, pero el obispo aclara y cuenta la historia de la figura que actualmente representa el emblema de la Iglesia Reformada de Francia. “Todos creen que es marfil y sin embargo es una cruz hecha con hueso de caracú, tallada por un preso uruguayo que estando en la cárcel Libertad se enteró de mi trabajo pastoral. De la comida que le daban allí, separaba los huesos y les daba vida. Un día lo visitó un pastor amigo y le pidió que me enviara la cruz; hizo dos, la otra para mi mujer Rita. Hace más de 25 años que la llevo conmigo. Nunca supe el nombre de ese hombre ni su destino”, relata.

——-

http://www.elciudadanoweb.com/?p=355913