Nestorianismo

Posted on


Nestorianismo

Representación del culto nestoriano, pintura de las Cuevas de Bezeklik.

No debe confundirse con diofisismo.

El cristianismo ortodoxo de dogma nestoriano, también conocido como nestorianismo o difisismo (del griego δύς, dys, ‘dos’, y φύσις, physis, ‘naturaleza’), es una doctrina que considera a Cristo radicalmente separado en dos naturalezas, una humana y una divina, completas ambas de modo tal que conforman dos entes independientes, dos personas unidas en Cristo, que es Dios y hombre al mismo tiempo, pero formado de dos personas (prosopōn) distintas.

Inicio

Enmarcado dentro de las disputas cristológicas que sacudieron al cristianismo en los siglos III, IV y V, el nestorianismo fue propuesto por el monje Nestorio, oriundo de Alejandría, una vez entronizado como obispo de Constantinopla. Esto le llevó a enfrentarse con Cirilo de Alejandría, obispo de dicha ciudad, que defendía la tesis de la unicidad entre la persona humana y la divina de Cristo. Principalmente Nestorio sostenía que Cristo era un hombre en el que había ido a habitar Dios, escindiendo la persona divina de la persona humana.

El concilio de Éfeso

Tanto los nestorianos como los partidarios de Cirilo fueron llamados al concilio de Éfeso, en el año 431. La disputa se centró fundamentalmente en torno al título con el cual debía tratarse a María, si sólo Christotokos (madre de Cristo, es decir, de Jesús humano y mortal) como defendían los nestorianos, o además el de Theotokos (madre de Dios, o sea, también del Logos divino), como defendían los partidarios de Cirilo. Finalmente se adoptó como verdad de doctrina la propuesta por Cirilo, y se le concedió a María el título de Madre de Dios, y los nestorianos, o difisitas, fueron condenados como herejes.

Cabe destacar que esta discusión en cuanto al término Christotokos o Theotokos no tenía a María como centro de atención, sino que se enfocaba en la Cristología que suponía, es decir, si Cristo era dos naturalezas en dos personas, o dos naturalezas en una persona. El nestorianismo refutaba el concepto de encarnación, que estaba en juego al discutir los términos griegos anteriores y abrazaba el concepto de cohabitación o yuxtaposición.

La doctrina nestoriana, que sigue las enseñanzas del exégeta Teodoro de Mopsuestia, insiste en el carácter distintivo de la divinidad y humanidad de Jesús, lo que mueve a los críticos de esta confesión a acusar a los nestorianos de creer que Cristo era dos personas distintas: el Hijo de Dios y el hijo de María. Concretamente, Nestorio se oponía a que María fuera llamada Theotokos (Madre de Dios) porque le resultaba una incongruencia lógica y una blasfemia.

Nestorianismo post-efesio

Inscripciones en una tumba Nestoriana en lengua uigur, encontradas en Issyk-Kul, y fechada en 1312.

Inscripción de una Cruz Cristiana Nestoriana en China, Dinastía Yuan (1271-1368).

El nestorianismo fue desterrado del Imperio romano, y la diáspora nestoriana encontró refugio en el Imperio sasánida. Gran parte de los habitantes del imperio persa (en especial en Irak) y los Lajmidas abrazaron la denominación cristiana conocida en el Imperio romano con el adjetivo de “nestorianismo”.

En Edesa fue Ibas quien en su cargo de director de la escuela de la ciudad hizo suyas y propagó las ideas de Nestorio. Sin embargo, allí los obispos antioquenos, en especial, Rábula se le enfrentaron. Así, el rey persa mandó expulsar a Ibas quien se refugió en Armenia y desde allí continuó extendiendo el nestorianismo.

Sin embargo, en 435, tras la muerte de Rábula, Ibas se presentó otra vez en Edesa y fue elegido obispo. Solo hasta 448 tuvo que enfrentar juicios de parte de sus compañeros en el episcopado por propagar el nestorianismo. Sin embargo, en 449 salió absuelto y unos meses después fue depuesto durante el Latrocinio de Éfeso. El Concilio de Calcedonia lo repuso en su diócesis en 451. Murió en 457.

Serán sus discípulos los que propaguen ulteriormente el nestorianismo. Narsai funda en Nísibe una escuela como la de Edesa. Desde este centro, que llegó a ser el más afamado de la Iglesia persa, el nestorianismo se extendió en todo el imperio persa. En Bet Lapat se celebró un sínodo el año 484, reunión donde se depuso al catholicós Babowai y se nombraba a Barsaumas (también transcripto como Barçauma, Barzauma o Barzaumas), discípulo también de Ibas. Éste con el apoyo del rey Peroz I mandó encarcelar a Babowai quien fue luego ajusticiado. Se eligió un nuevo katholikós, Acacio, antiguo compañero de Barsaumas.

Dado que el nestorianismo estaba prohibido en el Imperio Bizantino, y dada la antigua enemistad entre ambos imperios, a Barsaumas no le costó nada hacer que el nuevo rey Balash apoyara su causa, considerada como una causa nacional. Balash ordenó incluso la expulsión de todos los cristianos que no fueran nestorianos.

En 497 se nombra a Babai como nuevo catholicós. Tras él la iglesia se dividió pues una parte del clero no estuvo de acuerdo con el nombramiento de Eliseo y nombró a Narsés como catholicós de Seleucia. No se logró la unidad hasta que Aba fue elegido catholicós. La nueva guerra que se produjo con el imperio bizantino fue aprovechada por los grupos paganos para desatar una persecución contra los cristianos. Con la paz las cosas volvieron a la normalidad pero el rey de Persia intentó intervenir en los asuntos eclesiásticos reclamando para sí el nombramiento del catholicós. Llegó incluso a nombrar uno, José, que tuvo que deponer años después por presiones del clero. Otra guerra contra Constantinopla llevó nuevamente a dificultad a la Iglesia persa. Sin embargo, con la derrota total del imperio persa por parte de Heraclio (628) la iglesia alcanzó su independencia: el nuevo rey por temor a los bizantinos concedió la libertad a los cristianos y dejó que nombraran a su propio catholicós (cargo que estaba vacante desde 608).

La paz e independencia no duraron mucho ya que en 633 comenzaron las invasiones musulmanas que aniquilaron el imperio persa. En Mesopotamia y en Caldea los cristianos fueron bien tratados por los musulmanes quienes los tomaron como educadores y les dejaron en libertad. Cuando la administración árabe se trasladó de Damasco a Bagdad, el catholicós también trasladó su sede, lo que le permitió ocupar cargos administrativos con los nuevos ocupantes. Fue la situación creada y la facilidad para optar a cargos administrativos lo que fue mermando a la iglesia nestoriana de Persia que para mediados del siglo VII había casi desaparecido de la costa del Golfo Pérsico.

Los catholicós comenzaron entonces misiones para evitar que los cristianos se pasaran al islam (no se podía pensar, dadas las circunstancias, en convertir a los musulmanes). Impulsores de estas misiones fueron el catholicós Ishoyabb y Jorge I (658-680).

De esta iglesia nestoriana se harán las primeras misiones a China (siglo VII), Asia central (Tibet, India, Mongolia, Samarcanda, Manchuria).

La Iglesia Siria Oriental y la Iglesia Católica Apostólica Asiria del Oriente —difisitas, es decir “nestorianas”— prosperaron acatando ciertas reglamentaciones de los “shahs” persas, entre otras aquella según la cual sus sacerdotes debían estar casados. En ese período prospera la escuela teológica de Edessa (hoy Urfa) y se destaca la figura del patriarca Bar Saumas quien tenía su sede en “Babilonia” (en realidad Ctesifonte y Nísibis). Aún en los primeros siglos de la conquista árabe del Cercano y Medio Oriente la iglesia que mantenía la doxología (conjunto de opinión) difisita o “nestoriana” mantuvo un fuerte impulso misional logrando importante éxito en Asia central (por ejemplo en la ciudad de Samarcanda).

Pintura de una monja Nestoriana, 1779.

Los cristianos “nestorianos” fueron una genuina correa de transmisión del conocimiento científico y filosófico grecorromano (particularmente del aristotelismo) a la entonces incipiente cultura islámica (luego desde el islam este acervo de conocimiento volvió a Europa); en el periodo inicial de los grandes califas omeyas se destacaban familias de médicos (seguidores de las doctrinas científicas de Galeno) cristianos “nestorianos” curando a los califas y magnates.
Las escuelas cristianas “nestorianas” prosperaron en centros como el de Gundishapur (Persia) y Muharraq (en el actual Baréin).
Entre los turcos orientales (como los uighures) y algunas tribus de mongoles pre-gengiskánidas como los khitan o kitans, al parecer es de esa época que surge en Europa la leyenda parcialmente cierta de El Preste Juan, siendo “Juan” una alteración de la palabra khan.

De este modo la cristiandad (de cuño nestoriano) llegó por primera vez a China hacia el año 635 cuando el misionero llamado en chino Alopen o Al Oben estableció una iglesia en la capital occidental durante el reinado de Taizong de la dinastía Tang, es decir, en la ciudad de Chang’an (actual Xi’an), de esa época data la célebre Estela de Siganfú. Sin embargo posteriormente el emperador Wuzong (840 a 846) suprimió las “religiones foráneas” como el budismo y el cristianismo.

La comunidad experimentaría un importante resurgimiento durante la dinastía Yuan. Marco Polo, durante el siglo XIII, y otros importantes escritores medievales (como el sacerdote católico italiano Pian del Carpine) señalaron la existencia de algunas comunidades cristianas nestorianas en el Medio Oriente, en la costa sudoeste de la India (el Malabar), en el Asia Central, en China y Mongolia. Rabban Bar Sauma, un viajero nestoriano originario de Shang-du (el Xanadu de los poemas de Coleridge, actualmente en Mongolia), llevó a un diplomático mongol del Khanato de Persia a las cortes de Constantinopla y Roma para discutir una posible alianza Franco-Mongola frente al avance musulmán de aquel entonces. Nuevamente debieron de soportar tiempos difíciles durante la dinastía Tang y finalmente desaparecerían en los tiempos de la dinastía Ming. Actualmente, el legado de los misioneros puede apreciarse en la arquitectura de iglesias levantadas en territorio de los actuales Irak, Irán e India.

Es aun así curioso que la rebelión de los Taiping durante, ya el siglo XIX, haya tenido líderes que practicaban una forma singular de cristianismo aunque en los Taiping no queda en claro si existió una antigua tradición cristiana nestoriana o si el influjo cristiano se debió a las misiones jesuíticas -católicas- o reformistas “protestantes” directamente procedentes de Europa).

Nestorianismo en el siglo XX y en la actualidad

Boda Nestoriana – 1897.

Arzobispo Nestoriano – 1897.

A fines de siglo XIX e inicios de siglo XX las comunidades cristianas difisitas o “nestorianas” que mantenían más fuerte su doxología eran las ubicadas en el norte de Iraq (principalmente en torno a Mosul) y el Kurdistán (los montes Hakkâri, Yulamerk o “Çölemerik“) y, principalmente el valle del Gran Zab (zonas curdas actualmente dentro del control turco), en el valle del Gran Zab se ubicaba el núcleo religioso de los Asirios (Suryoyo): la ciudad monástica de Kodshanes; también otro núcleo de “asirios” (Suryoyo) cristiano nestorianos se ubicaba en Urmiah (Azerbaiyán Persa). Durante la Primera Guerra Mundial y en tiempos de la Revolución rusa las fuerzas turcas llevaron a cabo una política de exterminio y “limpieza étnica” (la cual sufrieron asimismo los cristianos armenios y griegos) que padecieron los “nestorianos”, el patriarca o Shimun debió refugiarse en Francia y luego Estados Unidos mientras gran parte de la población cristiana “nestoriana” era exterminada.

Todavía en algunas apartadas regiones del Próximo Oriente es posible encontrar nestorianos. Por su parte, los nestorianos se propagaron por Asia Central, llegaron hasta China, y durante un tiempo influyeron en los mongoles, aunque finalmente éstos se decantaron por el lamaísmo y abandonaron el nestorianismo, lo que llevó a su extinción final en dichas regiones. Actualmente subsisten las iglesias nestorianas en la India, en Irak,1 Irán, China y en Estados Unidos y otros lugares donde han migrado comunidades cristianas de los países citados.

En la actualidad hay dos patriarcas (desde 1976), uno de la Iglesia Asiria de Oriente reside en Morton Grove, Illinois, en Estados Unidos; y el otro de la Antigua Iglesia del Oriente, reside en Bagdad, Irak. Hay otras iglesias que tiene las mismas tradiciones, pero no están en comunión, como la Iglesia Sirio-Caldeana del Oriente en Brasil, Latinoamerica y Caribe.

La mayoría de los nestorianos, cuyo número asciende a unas 500.000 personas, vive en Iraq, Siria e Irán, donde se les conoce por regla general como asirios, soliendo autodenominarse nasranim (nazarenos), este nombre es mantenido también en la India por la Iglesia Siria Malabar Nasrani.

Tal cual ya se ha señalado, la Iglesia nestoriana tuvo un papel fundamental en la conservación de antiguos textos griegos que fueron traducidos al siríaco (una rama del arameo). Más tarde serían traducidos al árabe y (ya desde el siglo XIII) al latín.

Desarrollo ramificado de los grupos cristianos desde una raíz denominada Cristianismo primitivo.

—-

http://es.wikipedia.org/wiki/Nestorianismo

6 comentarios en “Nestorianismo

    guilleneliecer escribió:
    noviembre 29, 2012 en 3:47 pm

    3.Concílio de Éfeso (431)
    Condenou o nestorianismo, proclamou a Virgem Maria como Theotokos (“Parturiente de Deus”), condenou o pelagianismo e reafirmou o Credo Niceno.http://www.youtube.com/watch?v=0K_EvYaHaLg

      guilleneliecer escribió:
      noviembre 29, 2012 en 3:50 pm

      De seguido vinieron los Nestorianos:

        guilleneliecer escribió:
        noviembre 29, 2012 en 3:54 pm

        ARTE CONCENTRADO. PRIMEROS CRISTIANOS
        Arte paleo-cristiano, bizantino y pre-románico. Cristianos latinos, griegos, Nestorianos, monofisitas y eslavos.
        Categoría:

          guilleneliecer escribió:
          noviembre 29, 2012 en 4:39 pm

          Los últimos asirios de Mesopotamia /

          Documental sobre los últimos asirios cristianos de Oriente Medio dirigido por Ferran Barber y emitido por Telemadrid en 2005.

          Dirección: Ferran Barber / Guión: Ferran Barber & Manolo Martorell / Imagen: Iñigo Uriz.

          Dos reporteros españoles viajaron a Mesopotamia en plena invasión norteamericana de Irak para investigar qué queda hoy y cómo viven los últimos asirios del llamado Creciente Fértil. Del trabajo realizado por Ferran Barber e Iñigo Uriz durante esos tres meses surgió un libro, alrededor de treinta reportajes y un documental, emitido en 2005 por Telemadrid. Nunca nadie, hasta la fecha, había documentado de este modo el silencioso genocidio del que vienen siendo víctimas los últimos cristianos de Oriente Medio.

          ALGUNOS DATOS DE INTERÉS SOBRE LA MINORÍA ASIRIA

          Un millón de caldeo-asirios, los habitantes originarios de Mesopotamia, han abandonado Oriente Medio durante las últimas dos décadas con la esperanza de escapar de la miseria y la violencia. En Turquía e Irán están ya casi a punto de extinguirse y en Irak, su número ha caído a la mitad en tan sólo quince años hasta fijar su población en algo menos de un millón de almas. Lejos de mejorar su situación, la invasión norteamericana de este último país ha precipitado un nuevo éxodo de esta minoría de credo cristiano. Desde 2003, varios miles de familias se han sumado a la diáspora y han cruzado la frontera en dirección a Siria, estación intermedia en su viaje hacia Occidente, por temor a que los ataques aislados de los que hasta la fecha han sido víctimas sean sólo el preámbulo de una limpieza étnica semejante a las que sufrieron en Turquía e Irak a principios del pasado siglo.

          1. Nación caldeo-asiria
          Por “caldeo-asirios” se tienen alrededor de tres millones de personas, repartidas por Irak, Irán, Siria, Turquía y la diáspora (Estados Unidos, Suecia, Canadá y Austrlia, principalmente). Son los descendientes de acadios, babilonios, caldeos y asirios y reclaman para sí derechos políticos, culturales y lingüísticos acordes a esa condición. Aunque ni en los más cerrados círculos nacionalistas se pierde de vista la identidad cristiana de estas comunidades, su principal preocupación actual es que se reconozca la existencia política de la NACIÓN ASIRIA. En contra de lo que suele pensarse, “ni el arameo o siriaco, la lengua de Cristo, es una lengua muerta ni los pueblos que vivían entre el Tigris y el Éufrates fueron barridos de la faz de la tierra por persas, macedonios y árabes”. Los asirios son, de hecho, los portadores de esa importante herencia. En las actuales circunstancias geopolíticas, únicamente en Irak tienen posibilidades de lograr dicho reconocimiento gracias, esencialmente, a los cambios políticos y a su importancia demográfica (el 5 por ciento de la población iraquí es asiria). De ahí la relevancia de conocer y dar a conocer qué está sucediendo exactamente con este pueblo olvidado.

          2. Genocidios ignorados
          El resurgir del pueblo asirio ha ido parejo al crecimiento de la importancia de un movimiento nacionalista alumbrado en el XIX y definitivamente forjado tras las tragedias que sus comunidades sufrieron el pasado siglo. En 1915, primero, y en 1933, de nuevo, varios centenares de miles de ellos fueron asesinados por los ejércitos turcos e iraquíes, respectivamente, en dos sangrientos y planificados genocidios que, a diferencia del armenio, no han merecido un par de líneas en los libros de historia occidentales. En pocos panteones descansan tantos mártires como en los del pueblo caldeo-asirio, permanentemente hostigado por vecinos hostiles y por fanáticos musulmanes y cristianos occidentales. Las pequeñas comunidades de supervivientes que no han logrado ser aniquiladas o absorbidas étnica, cultural y religiosamente se reparten hoy por diferentes áreas de Oriente Medio y el exilio.

          3. Los primeros cristianos
          Los habitantes de Mesopotamia tienen a gala el haber sido evangelizados por Tomás el apóstol cuando viajaba de camino hacia la India. Esta extendida creencia está más sustentada en la leyenda que en la Historia, pero llama la atención sobre una cuestión tan cierta como desconocida: los autodenominados caldeo-asirios fueron uno de los primeros pueblos en rendir culto a Cristo. Durante casi veinte siglos se han mantenido fieles a la fe que sus antepasados abrazaron en perjuicio de su religión original: el ashurismo.

          NOTA. Este texto es un compendio de informaciones publicadas por Ferran Barber en Interviu, El Mundo, El Semanal y Tiempo, entre otras publicaciones. Para cualquier información adicional, o para adquirir algún producto informativo de la Agencia BALABUSCA COMUNICACIÓN, puedes ponerse en contacto con Ferran, a través del email ferranlikesyou@gmail.com).
          Categoría:

          Noticias y política
          Licencia:

          Licencia de YouTube estándar

          Me gusta: 0, No me gusta: 0

    guilleneliecer escribió:
    noviembre 29, 2012 en 4:40 pm

    En el minuto 29 segundo 25 mencionan a la Argentina y al Ché Guevara.

    guilleneliecer escribió:
    noviembre 29, 2012 en 4:45 pm


    “La leyenda dice que la escritura de este documento fue hecha por Abraham, pero es muy difícil comprobarlo”, nos comenta don Jesús Tabe, quien pude ser considerado el actual patriarca de los Asirio Caldeos, minoría a la cual el pertenece. De acuerdo a sus creencias, proviene de Ur, de Asia Menor. Para leer más visita: http://www.enlacejudio.com/2012/02/20/los-asirio-caldeos-en-mexico-una-minori

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s