¿Fue Constantino quién cambió el día de adoración de sábado a domingo?

Posted on Actualizado enn


¿Fue Constantino quién cambió el día de adoración de sábado a domingo?

Autor: Paulo Arieu

Actualizado: 14-11-2012

Atención de Lunes a Sábado: De 7:00 a 18:00 hrs.

I. El domingo en la Alemania actual (curiosidades culturales de nuestros tiempos)

Las iglesias alemanas recibieron con beneplácito en diciembre del año 2009  el fallo del Tribunal Constitucional Alemán según el cual la apertura de comercios en domingos y feriados es parcialmente inconstitucional en Berlín. Un cartel pegado fuera de un comercio decia: ” Abierto los domingos de 13.00-18.00 horas”

En la capital alemana es normal que haya actividad comercial casi todos los días del año, pero según los juristas, es inconstitucional que los comercios permanezcan abiertos todos los domingos de Adviento, como se llama en Alemania a los domingos de diciembre según el calendario cristiano. El problema de los domingos comerciales atañe a la libertad de culto y su ejercicio, pues desde el punto de vista cristiano los domingos son días de recogimiento.

La ley debe designar de manera reconocible los domingos y feriados como días de descanso“, señaló el presidente del Tribunal, Hans-Jürgen Papier, al anunciar el veredicto.

Con ello la Corte Constitucional dio parcialmente lugar a la demanda de las dos mayores iglesias alemanas, la evangélica y la católica, que habían apelado a la ley aprobada en Berlín en 2006 -la más liberal de todo Alemania-. Desde entonces los comercios pueden abrir hasta diez domingos al año. Entre ellos están los cuatro domingos anteriores a Navidad. La Iglesia Evangélica saludó el veredicto. Lo consideró una señal inequívoca contra el comercio y a favor de un domingo como día de descanso común para todos, dijo la presidente de la Iglesia Evangélica Alemana, Katrin Göring-Eckardt, a la televisora ZDF.

Según los juristas, del llamado artículo eclesiástico de Weimar de la Constitución Alemana surge una protección constitucional del domingo.

La ocupación laboral típica debe cesar los domingos y feriados“, se lee en el veredicto.Las objeciones de los juristas apuntan sobre todo contra una apertura indiscriminada de comercios varios domingos seguidos, sin que haya otro justificativo para ello que el “interés en comprar y vender”.

De los cuatro domingos comerciales que a partir de ahora el Senado de Berlín puede aprobar “en interés público“, el Tribunal ordenó limitar el horario entre las 13 y las 20 horas. Además los negocios de Berlín podrán abrir otros dos domingos por motivos como aniversarios de las tiendas o festividades callejeras.Según el veredicto, el domingo no sólo se protege en relación con la libertad religiosa. El domingo como día de descanso es un fundamento esencial para que las personas puedan reponerse y organizar su vida comunitaria.

La Federación de Comerciantes Minoristas Alemanes destacó que el veredicto del Tribunal Constitucional sigue permitiendo la apertura en domingo en ciertos casos. En una gran ciudad como Berlín algo así debe ser posible, dijo el gerente general del organismo, Stefan Genth, a la ZDF. De todos modos, hasta fin de este año, los comercios de Berlín podrán abrir los domingos.

II. Es el domingo un invento del hombre?

Muchas personas creen sinceramente que el domingo  es un invento del hombre, o que fue un edicto promulgado por el emperador Constantino siglos después de la resurrección de Jesús. Esto es un error. Quiero concentrarme en responder la pregunta que encabeza este artículo, citando algunos padres de la iglesia apostólica que son anteriores a Constantino.Debo aclarar que las enseñanzas de los padres de la Iglesia post-apostólica no poseen el mismo peso de autoridad de las Escrituras. La Palabra de Dios es nuestra única norma de fe y práctica. La tradición cristiana de los primeros siglos nos sirve para observar cuales fueron las costumbres y las interpretaciones doctrinales de los cristianos durante la historia y poder tener un panorama mas claro a la luz de la Biblia de cual fue la enseñanza apostólica.

Pero es interesante notar cómo estas personas interpretaron las enseñanzas de los apostoles, ya que algunos de ellos fueron incluso discípulos directos de algunos de ellos, y fueron testigos oculares de la manera en que la Iglesia manejaba sus asuntos cuando los apóstoles aun vivían. Los “Adventistas del Séptimo Día” insisten en que fue Constantino quien cambió el día de adoración de sábado a domingo en el 325 de nuestra Era. LA AFIRMACIÓN DE LOS SABATISTAS DE QUE, EN EL CONCILIO DE LAODICEA, LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA cambió el día de reposo del séptimo al primer día de la semana no es verdadera. El sábado no fue cambiado en ese concilio.

Lo que sí ocurrió en ese Concilio fue una maniobra anti-semítica para convertir en ilegal el culto de los cristianos en el séptimo día. Pero es necesario observar que había miles de cristianos que ya tenían culto el domingo, el primer día de la semana. Muchos en la iglesia primitiva ya tenían culto en domingo.

“El anti-judaísmo jugó su papel en la polémica cristiana del siglo segundo contra la observancia del día de reposo judío, pero de esto no se sigue que esto motivó la introducción del culto cristiano en domingo. Porque ya hemos argüido que el culto en domingo data del siglo primero, mientras que pocos cristianos del siglo segundo comparan y contrastan el sábado judío con el domingo cristiano. Las discusiones despectivas del sábado judío por lo general no se refieren al domingo cristiano. Si el domingo fuera un substituto reciente del sábado judío, sería de esperarse que hubiese muchos más debates sobre la superioridad del domingo sobre el sábado”. R. J. Bauckham, From Sabbath to Lord´s Day, p. 271, editado por D. A. Carson.

Algunos escritos que son anteriores al 325:

1. Ignacio de Antioquía, discípulo del apóstol Juan (31-107), el tercer obispo de Antioquia, que murió en el 108 d.C.

“No debemos sabatizarnos más, sino que debemos guardar el día del Señor en el cual nuestra vida fue levantada”. “Este es el día del Señor, el día consagrado a la resurrección, el más importante de todos los días”. [0]

En LA EPÍSTOLA DE IGNACIO: AÑO 107 d. C. – “No os engañéis con doctrinas extrañas, ni antiguas fábulas, que no aprovechan. Porque, si vivimos todavía según la ley judía, reconocemos que no hemos recibido la gracia … Si, por lo tanto, los que se criaron en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no guardando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra vida ha renacido nuevamente por Él y por su muerte”.

También escribió:

“Por lo tanto, si los que fueron traídos en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no observando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra ha resurgido en Él … Por lo tanto, no guardemos más el sábado a la manera judía, y regocijémosnos en días de holganza; porque “el que no trabaja, que no coma”… que cada amigo de Cristo guarde el día del Señor como una festividad, el día de resurrección, el rey y jefe de todos los días [de la semana]” “Epístola de Ignacio a los Magnesios”, The Ante-Nicene Fathers, vol. 1, pp. 62-63 (énfasis añadido).

2. Justino Mártir (100-165): En su diálogo con Trifón nos dice que los cristianos no

“celebran las festividades judías, ni observan sus sábados”.[1]

“Y en el día llamado domingo, todos los que viven en ciudades o en el campo reúnanse en un lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas… Pero el domingo es el día en el cual todos nosotros tenemos asamblea común, porque es el primer día de la semana en que Dios … hizo el mundo; y Cristo Jesús nuestro Salvador ese mismo día resucitó de entre los muertos”.

Otros autores citan mas o menos lo mismo de J.Martir:

“En el día que llamamos domingo se realiza una asamblea de todos los que viven en la ciudad y en el campo, en la cual son leidas las memorias de los apóstoles y los escritos de los profetas… Fue éste el día en el cual comenzó la creación del mundo y en el cual Cristo se levantó de los muertos”. [2]

La “Apología” de Justino se escribió en Roma más o menos en el año 140, sólo 44 años después de que el apóstol Juan recibió la visión de Apocalipsis en Patmos. La Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge dice así de las obras de Justino:

“En estas obras, Justino profesa presentar el sistema de doctrina sostenido por todos los cristianos, y trata de ser ortodoxo en todos los puntos. La única diferencia que él sabe que existía entre los cristianos concernía al milenio. Por esto, Justino es un testigo incontestable de la unidad de la fe en la iglesia de su tiempo, y del hecho de que existiese el tipo gentil de cristianismo”. Citado  por Canright en The Complete Testimony of the Early Fathers, Fleming H. Revell, 1916, pp. 24-25.

Nota: Ya en esta época, el año 140 d. C., la única diferencia importante entre los cristianos era en lo concerniente al milenio. En ese tiempo, no había desacuerdo en la observancia del domingo y, como se verá, Justino dice que ése era el día en que tenían culto todos los cristianos.

En el capítulo 67 de su primera Apología, titulado: “Culto Semanal de los Cristianos”, escribiendo al emperador pagano, Justino declara:

“… bendecimos al Hacedor de todo por medio de su Hijo Jesucristo, y por medio del Espíritu Santo. Y en el día llamado domingo, todos los que viven en las ciudades o en el campo reúnanse en un solo lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas, hasta donde el tiempo lo permita; luego, cuando el lector haya concluido la lectura, el presidente instruya y exhorte verbalmente a imitar estas buenas cosas. Entonces levantémonos todos y oremos y, como hemos dicho antes, cuando nuestra oración haya terminado, tráiganse pan y vino … Pero el domingo es el día en que todos tenemos nuestra asamblea común porque es el primer día en el que Dios, habiendo efectuado el cambio en las tinieblas y la materia, hizo el mundo; y Jesucristo nuestro Salvador en el mismo día resucitó de entre los muertos”. The Ante-Nicene Fathers, Vol. 1, pp. 185-186 (el énfasis ha sido añadido).

3. Ireneo, discípulo de Policarpo, quien fue a su vez discípulo del apóstol Juan (130-195):

“En el día del Señor cada uno de nosotros los cristianos guarda el día de reposo, meditando en la ley, y regocijándonos en las obras de Dios”. [3]

“El misterio de la resurrección del Señor no puede ser celebrado en ningún otro día que no sea el día del Señor, y en él solamente deberíamos observar el partimiento de la fiesta pascual”.

4. Tertuliano (160-220): Escribe que los cristianos

“celebramos el domingo como un día de gozo. En el día del Señor pensamos que es incorrecto ayunar o aun postrarnos en oración”. [4]

Escribió alrededor del año 200 d. C.: En su Apología, en el Capítulo 16, dice Tertuliano:

“Solemnizamos el día después del sábado en contraste con los que llaman día de reposo a este día y en él se dedican a holgar y a comer, apartándose de las antiguas costumbres judías, de las cuales ellos son ahora muy ignorantes”. “Otros, con mayor preocupación por las buenas maneras, debe confesarse, suponen que el sol es el dios de los cristianos, porque es un hecho bien conocido que nosotros oramos al oriente o porque hacemos del domingo un día de fiesta”. The Ante-Nicene Fathers, vol. 3, p. 123 (énfasis añadido).

Nota: La iglesia primitiva explicaba por qué oraban hacia el oriente. Era porque “como el relámpago que brilla en el oriente y se muestra hasta el poniente, así será la venida del Hijo del hombre:” para que por medio de esto sepamos y entendamos que Él aparecerá desde el oriente repentinamente”. Ancient Syriac Documents, The Ante-Nicene Fathers, vol. 8, p. 668.

5. Clemente de Alejandría (contemporáneo de Tertuliano), EN EGIPTO, EN EL AÑO 194 d.C.:

“Un verdadero cristiano, de acuerdo con lo ordenado en el evangelio, observa el dia del Señor echando fuera todos los malos pensamientos y dedicándose a todo lo bueno, honrando la resurrección del Señor, la cual tomó lugar en ese día”. [5]

Clemente, escribiendo alrededor del año 194 d. C., dice:

“En cumplimiento del precepto, él guarda el día del Señor cuando abandona el temperamento malvado y asume el de los gnósticos, glorificando en sí mismo la resurrección del Señor”. Libro 7, Capítulo 12 (énfasis añadido).

6. LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ: (Libro no canónico) Más o menos en el año 100 d. C. -

“De aquí que nosotros también guardemos el octavo día con gozo, el día en que Jesús resucitó de entre los muertos”.

7. LAS CONSTITUCIONES APOSTÓLICAS: Vida de la iglesia en el siglo segundo: –

“En el día de la resurrección del Señor – esto es, el día del Señor – no dejen de reunirse, dando gracias a Dios y alabándole por las misericordias que Dios os ha concedido por medio de Cristo”.

8. DIONISIO, OBISPO DE CORINTO, EN GRECIA, (AÑO 170 d. C.).

Dionisio era obispo de Corinto, la iglesia que Pablo levantó y a la cual le dio la orden sobre la ofrenda que habría de ser recogida en domingo, en 1 Corintios 16:1-2. Dice así:

“Pasamos este santo día del Señor, en el cual leímos vuestra carta, desde cuya constante lectura podremos extraer amonestación”. Eusebius, Ecclesiastical History, Bk. 4, Chapter 23 (énfasis añadido).

Observación: Deducimos entonces que no fue Constantino quien efectuó el cambio; fue nuestro Dios con Su suprema autoridad quien designó el día de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo como el día de descanso semanal que la Iglesia debía observar hasta que el Señor vuelva. Creemos que para Israel el mandamiento es eterno y deberán continuar descansando el sábado. No asi la iglesia cristiana.

9. CARTA DE PLINIO, AÑO 107 d. C.

Plinio fue gobernador de Bitinia, en Asia Menor, desde el años 106 hasta el 108 d. C. En el año 107, escribió a Trajano, el emperador, concerniente a los cristianos. Esto es lo que dijo:

“Acostumbraban reunirse en un día específico y antes de que fuera de día, y cantar alternadamente un himno a Cristo como si fuera Dios … cuando estas cosas se hacían, era su costumbre separarse y luego volver a juntarse para una comida que tenían juntos sin ningún desorden”.

Sabemos que el día en que la iglesia primitiva partía el pan era domingo. “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan …”. Hechos 20:7.

10. EN EL AÑO 120 d.C., LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ (No canónica) dice en el capítulo 2:

“El incienso me es vana abominación, y me son insoportables vuestras lunas nuevas y vuestros días de reposo. Por lo tanto, él ha abolido estas cosas”.

Cuando habla de del primer día de la semana, Bernabé dice:

“Por lo cual también guardamos el octavo día con gozo, el día también en que Jesús resucitó de entre los muertos”. Capítulo 25.

¿QUIÉN CAMBIÓ EL DÍA DE REPOSO DEL SÁBADO AL DOMINGO? ¿FUE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA?

A menudo se hace la pregunta: ¿No es rendir homenaje a la Iglesia Católica Romana tener culto en domingo, y no cambió Constantino el día de culto? Se asegura que el edicto de Constantino de Marzo 7, 321 cambió el día. El edicto de Constantino dice:

“Que en el venerable día del sol [venerabili dei Solis], los magistrados y el pueblo que vive en las ciudades reposen, y que cierren todos los talleres. Sin embargo, en el campo, las personas que se ocupan de la agricultura pueden, libre y legalmente, continuar sus actividades”. Codex Justinianus, libro 3, título 12,3, trad. en Schaff, History of the Christian Church, 5ta. ed. (New York: Charles Scribner, 1902), vol. 3, p. 380, nota 1.

¿CONOCEMOS SIQUIERA EL VERDADERO SÁBADO?

En 1582, Gregorio XIII encontró un error de cálculo en el calendario y ordenó omitir desde el 5 hasta el 14 de octubre y tres años bisiestos en cada siglo. En Inglaterra, 11 días (Septiembre 3-13) fueron omitidos en 1752, además de otros cambios. (Véase Heresies Exposed, p. 167).

Algunas razones por las que no guardamos el sábado

a) Jesús resucitó en domingo:
b) No se ordena a los cristianos guardar el sábado
c) La ley sacerdotal y ceremonial está cumplida por Cristo
d) El sábado es mandamiento eterno para los judíos
e) Gentiles no guardaron el sábado

Veremos el uso del sábado en el A.T.

III. El Sábado En El Antiguo Testamento

Cualquier persona podría decir que el día para adorar a Dios es lo de menos, porque esto se puede hacer todos los días, y esto es así, todos los días y a cualquier hora podemos adorar a Dios. Pero a la hora de dedicarle un día, en forma exclusiva para adorarle y para olvidarnos de todas nuestras actividades de la vida cotidiana, para dejar a un lado nuestros trabajos y ocupaciones diarias entonces debemos recordar que Dios no pide cualquier día de la semana, debemos recordar que Dios le pide en forma exclusiva a Israel el sábado (Éx. 20:8-11).

  • Acuérdate del día de reposo para santificarlo.Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó. (Éx. 20:8-11 RV 1960)

El sábado es el séptimo día de la semana (sexto en nuevas culturas). El nombre “sábado” proviene del latín sábbatum, y a su vez del hebreo shabbat, que significa descanso. Aunque también se menciona que en otros idiomas como el inglés (Saturday) se puede decir que es el día de Saturno. Para algunas religiones como el Judaísmo y los cristianos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, el sábado es el séptimo día de la semana dado por Dios desde la creación a la humanidad para su descanso. Literalmente, la palabra significa ‘cesar’ o ‘parar’ (según Gén. 2.2 refiriéndose a Dios Yahvéh: “Y cesó el séptimo día de todo el trabajo que había hecho”, en hebreo vaYshbot baYom haShevi’i, וישבות ביום השביעי).

El sábado era para Israel, un día establecido por Dios, quien lo bendijo y lo apartó exclusivamente para él al declararle santo (Gen 2:1-3).

  • “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gen 2:1-3 RV 1960)

El sábado, para Israel  (y como cité, también algunas comunidades cristianas como los adventistas lo hacen), es un día para apartarse del trabajo, de las conversaciones cotidianas, de los asuntos particulares y actividades diarias y deleitarse en Dios  (Is. 58:13,14). Pero en nuestra cultura cristiana occidental, esta práctica la realizamos el dia domingo, como lo ha venido haciendo regularmente la iglesia desde los tiempos de los apóstoles que evangelizaron Europa.

  • “Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras,entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.” (Is. 58:13,14 RV 1960)

El sábado fue dado como norma de obediencia y serviría como señal entre Dios y su pueblo, pero decir que era solo para ellos es algo contradictorio, debido a que fue dado en la creación, antes de que existieran los judíos y el mismo Jesús dijo que había sido dado a la humanidad.

  • “También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” Mar 2:27

El término hombre es traducido del griego “ándsropos” que significa gente, hombre, humano. Indicando que el sábado es un día que fue hecho por causa de la humanidad y no solo de los judíos. Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que Jesús se presenta como el Señor del sábado “Sepan que el Hijo del hombre es Señor del sábado” Mat 12:8 Con ellos dando a entender que el sábado es un día de su propiedad. El término Señor deriva del griego “kurios” Señor, Soberano, Dueño, Amo. Así el sábado es propiedad exclusiva de Jesús, tal como lo dijera en Is. 58:13,14 donde se dice que debía ser dedicado solo a hacer, hablar y actuar según la voluntad de Dios.

La Ley

Todos los documentos legales incorporados a la ley prescriben la observancia del sábado, por medio del cese de trabajo realizado en los seis días de la semana. Así lo dicen el libro del pacto (Éx 23:12), el decálogo (Éx 20:8-11), donde se halla el concepto de que el sábado es en memoria de la creación; (cf. Dt. 5:12-16), las prescripciones en cuanto al culto (Éx. 34:12ss), la ley de santidad (Lv. 23:3; 26.2) y el código sacerdotal (Éx. 31.12-17; 35.1ss; Nm. 28.9s).

  • “Seis días trabajarás, y al séptimo día reposarás, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero.” (Ex. 23;12 Rv 1960)
  • Acuérdate del día de reposo para santificarlo.Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.(Ex. 20:8-11 Rv 1960)
  • “Guardarás el día de reposo para antificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado.Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;  mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú.  Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.  Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. “(Deut. 5:12-16 RV 1960)
  • ” Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti. Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera. Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es. Por tanto, no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán, y comerás de sus sacrificios; o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas. No te harás dioses de fundición. La fiesta de los panes sin levadura guardarás; siete días comerás pan sin levadura, según te he mandado, en el tiempo señalado del mes de Abib; porque en el mes de Abib saliste de Egipto. Todo primer nacido, mío es; y de tu ganado todo primogénito de vaca o de oveja, que sea macho. Pero redimirás con cordero el primogénito del asno; y si no lo redimieres, quebrarás su cerviz. Redimirás todo primogénito de tus hijos; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.  Seis días trabajarás, mas en el séptimo día descansarás; aun en la arada y en la siega, descansarás.  También celebrarás la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año.  Tres veces en el año se presentará todo varón tuyo delante de Jehová el Señor, Dios de Israel. Porque yo arrojaré a las naciones de tu presencia, y ensancharé tu territorio; y ninguno codiciará tu tierra, cuando subas para presentarte delante de Jehová tu Dios tres veces en el año. No ofrecerás cosa leudada junto con la sangre de mi sacrificio, ni se dejará hasta la mañana nada del sacrificio de la fiesta de la pascua. Las primicias de los primeros frutos de tu tierra llevarás a la casa de Jehová tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre. Moisés y las tablas de la ley  Y Jehová dijo a Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel.  Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.  Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios.  Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él.  Entonces Moisés los llamó; y Aarón y todos los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló.  Después se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todo lo que Jehová le había dicho en el monte Sinaí.  Y cuando acabó Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro.  Cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía; y saliendo, decía a los hijos de Israel lo que le era mandado. Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.(Éx. 34:12-35 RV 1960)
  • “Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis. (Lev. 23:3 RV 1960)
  • “Guardad mis días de reposo,y tened en reverencia mi santuario. Yo Jehová. ” (Lev. 26:2 RV 1960)

La más antigua de estas leyes, Éx. 31.12ss, basa la prohibición de trabajar en razones humanitarias: el reposo de todo trabajo cada siete días es bueno tanto para el hombre como para el animal. Encontramos lo mismo en Dt. 5.12-14. Y el versículo 15 agrega que los esclavos de los israelitas debían descansar el sábado porque, como los israelitas mismos habían sido esclavos en Egipto y Dios los había liberado, en gratitud debían ser considerados con los esclavos.

  • “Habló además Jehová a Moisés, diciendo: Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo. Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá. 16 Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.  Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios. ” (Éx. 31:12-18 RV 1960)
  • Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado.Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú.” (Deut. 5.12-14 RV 1960)
  • Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.(Deut 5:15 RV 1960)

En cuanto a a) la clase de trabajo que no era permitido hacer en sábado, la ley era bastante general (Éx. 20:8-10; Deut. 5:14; etc.). Era más explícita al referirse a las grandes fiestas como b) la Pascua (Lev. 23:7ss; Num. 28:18), c) el Pentecostés (Lev. 23:21; Num. 28:26), d) el año nuevo (Lev. 23.25; Num. 29:1), e) el Día de Expiación (Num. 29:7) y f) las fiestas de convocación (Lev. 23:35; Num. 29:12).

  • a. Clase de trabajo
  • “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.”(Éx. 20:8-10 RV 1960)
  • “mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú.”(Deut. 5:14 RV 1960)
  • El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.Y ofreceréis a Jehová siete días ofrenda encendida; el séptimo día será santa convocación; ningún trabajo de siervo haréis.Y habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega.Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo[a] la mecerá.Y el día que ofrezcáis la gavilla, ofreceréis un cordero de un año, sin defecto, en holocausto a Jehová.Su ofrenda será dos décimas de efa de flor de harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová en olor gratísimo; y su libación será de vino, la cuarta parte de un hin.No comeréis pan, ni grano tostado, ni espiga fresca, hasta este mismo día, hasta que hayáis ofrecido la ofrenda de vuestro Dios; estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis.Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán.Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo[c]contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová.Y ofreceréis con el pan siete corderos de un año, sin defecto, un becerro de la vacada, y dos carneros; serán holocausto a Jehová, con su ofrenda y sus libaciones, ofrenda encendida de olor grato para Jehová.Ofreceréis además un macho cabrío por expiación, y dos corderos de un año en sacrificio de ofrenda de paz.Y el sacerdote los presentará como ofrenda mecida delante de Jehová, con el pan de las primicias y los dos corderos; serán cosa sagrada a Jehová para el sacerdote.Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones.Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.Y habló Jehová a Moisés, diciendo:Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación.Ningún trabajo de siervos haréis; y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.También habló Jehová a Moisés, diciendo: A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios.Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo.Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo.Ningún trabajo haréis; estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis.Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo.Y habló Jehová a Moisés, diciendo:Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de este mes séptimo será la fiesta solemne de los tabernáculos a Jehová por siete días.El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis.Siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; el octavo día tendréis santa convocación, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová; es fiesta, ningún trabajo de siervos haréis.Estas son las fiestas solemnes de Jehová, a las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo,además de los días de reposo de Jehová, de vuestros dones, de todos vuestros votos, y de todas vuestras ofrendas voluntarias que acostumbráis dar a Jehová.Pero a los quince días del mes séptimo, cuando hayáis recogido el fruto de la tierra, haréis fiesta a Jehová por siete días; el primer día será de reposo, y el octavo día será también día de reposo.Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios por siete días.Y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el mes séptimo la haréis. En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos, para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.Así habló Moisés a los hijos de Israel sobre las fiestas solemnes de Jehová.” (Lev. 23:7ss RV 1960)
  • b. Pascua:
  • “El primer día será santa convocación; ninguna obra de siervos haréis.” (Num. 28:18 RV 1960)
  • c.Pentecostés:“Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones.” (Lev. 23:21 RV 1960)“Además, el día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva a Jehová en vuestras semanas, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis.” (Num. 28:26 RV 1960)
  • d. El año nuevo

    “Ningún trabajo de siervos haréis; y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.” (Lev. 23.25 RV 1960)

    “En el séptimo mes, el primero del mes, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis; os será día de sonar las trompetas.” (Num. 29:1 RV 1960),

  • e. Día de Expiación
  • En el diez de este mes séptimo tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas; ninguna obra haréis; (Num. 29:7 RV 1960)
  • f. las fiestas de convocación
  • El primer día habrá santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis. “(Lev. 23:35 RV 1960)

  • También a los quince días del mes séptimo tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis, y celebraréis fiesta solemne a Jehová por siete días. (Num. 29:12.RV 1960)

Durante el cautiverio, cuando a los judíos no les era permitida la práctica pública de su fe, la observancia del sábado y la CIRCUNCISIÓN fueron la “señal” que los distinguió de los gentiles (Éx 31.13-17; Ez 20.12, 20). Sea cual fuera la razón, el carácter del sábado se transforma, según se ve en los escritos del cautiverio y del postcautiverio. La obligación del descanso se convierte, de un acompañamiento necesario para los actos del culto, en un fin en sí mismo. Se convierte en una forma de autonegación agradable a la Deidad, como acto de obediencia implícita a su mandato positivo. Toda legislación posterior nace de esta idea. En Ezequiel y la ley de santidad, el sábado es señal arbitraria del pacto entre Dios e Israel, y de la fidelidad individual a dicho pacto. El código sacerdotal exalta el sábado, y basa su sanción en el ejemplo del Creador (Gn 2.2ss; Éx 31.17); trata de forzar su observancia con la imposición de la pena de muerte (Éx 31.14; Nm 15.32-36).

  • Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo. Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá. Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo.Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.(Éx. 31:13-17 RVR 1960)
  • “Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.”(Ez 20:12 RV 1960)
  • “y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios. ” (Ez. 20:20 RV 1960)
  • 2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. 3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.4 Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos,5 y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra,6 sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra. 7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.8 Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado. 9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. 10 Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos. 11 El nombre del uno era Pisón; éste es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro; 12 y el oro de aquella tierra es bueno; hay allí también bedelio y ónice.13 El nombre del segundo río es Gihón; éste es el que rodea toda la tierra de Cus.14 Y el nombre del tercer río es Hidekel; éste es el que va al oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Eufrates. 15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. 21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona,[a] porque del varón fue tomada.24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban. (Gen. 2:2-25  RV 1960)
  • “Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó. (Éx. 31:17 RVR1960)
  • ” Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo. (Éx. 31:14 RV 1960)
    “Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer.Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés.” (Núm. 15:32-36 RV 1960)
  • “No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.” (Is. 1:13 RV 1960)
    “Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo,[a] y todas sus festividades. (Os. 2:11 RV 1960)
  • Amós 8:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    5 diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los graneros del pan, y achicaremos la medida, y subiremos el precio, y falsearemos con engaño la balanza,Exodo 34:21 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    21 Seis días trabajarás, mas en el séptimo día descansarás; aun en la arada y en la siega, descansarás.
  • Isaías 1:12-31 Reina-Valera 1960 (RVR1960)12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios? 13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo,[a] el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.15 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra;20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho. 21 ¿Cómo te has convertido en ramera, oh ciudad fiel? Llena estuvo de justicia, en ella habitó la equidad; pero ahora, los homicidas.22 Tu plata se ha convertido en escorias, tu vino está mezclado con agua. 23 Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.24 Por tanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, el Fuerte de Israel: Ea, tomaré satisfacción de mis enemigos, me vengaré de mis adversarios; 25 y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza. 26 Restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros como eran antes; entonces te llamarán Ciudad de justicia, Ciudad fiel. 27 Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella con justicia. 28 Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos. 29 Entonces os avergonzarán las encinas que amasteis, y os afrentarán los huertos que escogisteis. 30 Porque seréis como encina a la que se le cae la hoja, y como huerto al que le faltan las aguas.31 Y el fuerte será como estopa, y lo que hizo como centella; y ambos serán encendidos juntamente, y no habrá quien apague.1 Samuel 9:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    9 (Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decía así: Venid y vamos al vidente; porque al que hoy se llama profeta, entonces se le llamaba vidente.)Isaías 56:2-12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    2 Bienaventurado el hombre que hace esto, y el hijo de hombre que lo abraza; que guarda el día de reposo[a] para no profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal.3 Y el extranjero que sigue a Jehová no hable diciendo: Me apartará totalmente Jehová de su pueblo. Ni diga el eunuco: He aquí yo soy árbol seco.4 Porque así dijo Jehová: A los eunucos que guarden mis días de reposo,[b] y escojan lo que yo quiero, y abracen mi pacto, 5 yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá. 6 Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto,7 yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos. 8 Dice Jehová el Señor, el que reúne a los dispersos de Israel: Aún juntaré sobre él a sus congregados. 9 Todas las bestias del campo, todas las fieras del bosque, venid a devorar. 10 Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. 11 Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado. 12 Venid, dicen, tomemos vino, embriaguémonos de sidra; y será el día de mañana como este, o mucho más excelente.Isaías 58:13-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    13 Si retrajeres del día de reposo[a] tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, 14 entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.Isaías 66:23 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    23 Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.Jeremías 17:19-27 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    19 Así me ha dicho Jehová: Ve y ponte a la puerta de los hijos del pueblo, por la cual entran y salen los reyes de Judá, y ponte en todas las puertas de Jerusalén, 20 y diles: Oíd la palabra de Jehová, reyes de Judá, y todo Judá y todos los moradores de Jerusalén que entráis por estas puertas. 21 Así ha dicho Jehová: Guardaos por vuestra vida de llevar carga en el día de reposo, y de meterla por las puertas de Jerusalén. 22 Ni saquéis carga de vuestras casas en el día de reposo, ni hagáis trabajo alguno, sino santificad el día de reposo, como mandé a vuestros padres. 23 Pero ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, sino endurecieron su cerviz para no oír, ni recibir corrección. 24 No obstante, si vosotros me obedeciereis, dice Jehová, no metiendo carga por las puertas de esta ciudad en el día de reposo,[d] sino que santificareis el día de reposo,[e] no haciendo en él ningún trabajo, 25 entrarán por las puertas de esta ciudad, en carros y en caballos, los reyes y los príncipes que se sientan sobre el trono de David, ellos y sus príncipes, los varones de Judá y los moradores de Jerusalén; y esta ciudad será habitada para siempre. 26 Y vendrán de las ciudades de Judá, de los alrededores de Jerusalén, de tierra de Benjamín, de la Sefela, de los montes y del Neguev, trayendo holocausto y sacrificio, y ofrenda e incienso, y trayendo sacrificio de alabanza a la casa de Jehová. 27 Pero si no me oyereis para santificar el día de reposo,[f] y para no traer carga ni meterla por las puertas de Jerusalén en día de reposo,yo haré descender fuego en sus puertas, y consumirá los palacios de Jerusalén, y no se apagará.Jeremías 17:19-27 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    19 Así me ha dicho Jehová: Ve y ponte a la puerta de los hijos del pueblo, por la cual entran y salen los reyes de Judá, y ponte en todas las puertas de Jerusalén, 20 y diles: Oíd la palabra de Jehová, reyes de Judá, y todo Judá y todos los moradores de Jerusalén que entráis por estas puertas. 21 Así ha dicho Jehová: Guardaos por vuestra vida de llevar carga en el día de reposo,y de meterla por las puertas de Jerusalén. 22 Ni saquéis carga de vuestras casas en el día de reposo, ni hagáis trabajo alguno, sino santificad el día de reposo, como mandé a vuestros padres. 23 Pero ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, sino endurecieron su cerviz para no oír, ni recibir corrección. 24 No obstante, si vosotros me obedeciereis, dice Jehová, no metiendo carga por las puertas de esta ciudad en el día de reposo,[d] sino que santificareis el día de reposo, no haciendo en él ningún trabajo, 25 entrarán por las puertas de esta ciudad, en carros y en caballos, los reyes y los príncipes que se sientan sobre el trono de David, ellos y sus príncipes, los varones de Judá y los moradores de Jerusalén; y esta ciudad será habitada para siempre. 26 Y vendrán de las ciudades de Judá, de los alrededores de Jerusalén, de tierra de Benjamín, de la Sefela, de los montes y del Neguev, trayendo holocausto y sacrificio, y ofrenda e incienso, y trayendo sacrificio de alabanza a la casa de Jehová. 27 Pero si no me oyereis para santificar el día de reposo, y para no traer carga ni meterla por las puertas de Jerusalén en día de reposo, yo haré descender fuego en sus puertas, y consumirá los palacios de Jerusalén, y no se apagará.

Otra modificación después del cautiverio en la observancia del sábado se advierte en la pérdida del carácter alegre y festivo del sábado que existía anterior al cautiverio (Is 1.13; Os 2.11). En aquel entonces no se compraba ni vendía (Am 8.5), el trabajo del campo se suspendía incluso en tiempo de cosecha (Éx 34.21), se visitaba el santuario (cf. Is 1.12s) y se consultaba a los videntes (1 S 9.9), mientras que en las profecías después del cautiverio se alude a la observancia del sábado como supremo deber religioso y como condición para la realización de las esperanzas mesiánicas (Is 56.2ss; 58.13s; 66.23; Jer 17.19ss).

  • “No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes”.(Is. 1:13 RV 1960)
    “11 Haré cesar todo su gozo, sus fiestas, sus nuevas lunas y sus días de reposo, y todas sus festividades.” (Os. 2:11 RV 1960)
    “diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los graneros del pan, y achicaremos la medida, y subiremos el precio, y falsearemos con engaño la balanza,” (Am. 8:5 R.V1960)
    “¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?  No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.  Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.  Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.  Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;  aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.  Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.  Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; 20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.Juicio y redención de Jerusalén  ¿Cómo te has convertido en ramera, oh ciudad fiel? Llena estuvo de justicia, en ella habitó la equidad; pero ahora, los homicidas. Tu plata se ha convertido en escorias, tu vino está mezclado con agua. Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.  Por tanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, el Fuerte de Israel: Ea, tomaré satisfacción de mis enemigos, me vengaré de mis adversarios;  y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza.  Restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros como eran antes; entonces te llamarán Ciudad de justicia, Ciudad fiel.  Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella con justicia. Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos. Entonces os avergonzarán las encinas que amasteis, y os afrentarán los huertos que escogisteis. Porque seréis como encina a la que se le cae la hoja, y como huerto al que le faltan las aguas.  Y el fuerte será como estopa, y lo que hizo como centella; y ambos serán encendidos juntamente, y no habrá quien apague.” (Is. 1:12-31 RV 1960)
    ” (Antiguamente en Israel cualquiera que iba a consultar a Dios, decía así: Venid y vamos al vidente; porque al que hoy se llama profeta, entonces se le llamaba vidente.) (Éx 34.21,RV 1960)
    ” Bienaventurado el hombre que hace esto, y el hijo de hombre que lo abraza; que guarda el día de reposo[a] para no profanarlo, y que guarda su mano de hacer todo mal.3 Y el extranjero que sigue a Jehová no hable diciendo: Me apartará totalmente Jehová de su pueblo. Ni diga el eunuco: He aquí yo soy árbol seco.4 Porque así dijo Jehová: A los eunucos que guarden mis días de reposo, y escojan lo que yo quiero, y abracen mi pacto,5 yo les daré lugar en mi casa y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá. Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto, yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.  Dice Jehová el Señor, el que reúne a los dispersos de Israel: Aún juntaré sobre él a sus congregados.  Todas las bestias del campo, todas las fieras del bosque, venid a devorar. 10 Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir.  Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado. 12 Venid, dicen, tomemos vino, embriaguémonos de sidra; y será el día de mañana como este, o mucho más excelente.” (Is. 56:2-12 RV 1960)
    “Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, 14 entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.”(Is. 58:13-14 RV 1960)
    “Y de mes en mes, y de día de reposo  en día de reposo,  vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. “(Is. 66:23 RV 1960)
  • “Así me ha dicho Jehová: Ve y ponte a la puerta de los hijos del pueblo, por la cual entran y salen los reyes de Judá, y ponte en todas las puertas de Jerusalén, 20 y diles: Oíd la palabra de Jehová, reyes de Judá, y todo Judá y todos los moradores de Jerusalén que entráis por estas puertas. Así ha dicho Jehová: Guardaos por vuestra vida de llevar carga en el día de reposo,y de meterla por las puertas de Jerusalén.  Ni saquéis carga de vuestras casas en el día de reposo,ni hagáis trabajo alguno, sino santificad el día de reposo, como mandé a vuestros padres. Pero ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, sino endurecieron su cerviz para no oír, ni recibir corrección. No obstante, si vosotros me obedeciereis, dice Jehová, no metiendo carga por las puertas de esta ciudad en el día de reposo, sino que santificareis el día de reposo, no haciendo en él ningún trabajo, entrarán por las puertas de esta ciudad, en carros y en caballos, los reyes y los príncipes que se sientan sobre el trono de David, ellos y sus príncipes, los varones de Judá y los moradores de Jerusalén; y esta ciudad será habitada para siempre. Y vendrán de las ciudades de Judá, de los alrededores de Jerusalén, de tierra de Benjamín, de la Sefela, de los montes y del Neguev, trayendo holocausto y sacrificio, y ofrenda e incienso, y trayendo sacrificio de alabanza a la casa de Jehová. Pero si no me oyereis para santificar el día de reposo,y para no traer carga ni meterla por las puertas de Jerusalén en día de reposo, yo haré descender fuego en sus puertas, y consumirá los palacios de Jerusalén, y no se apagará.” (Jer. 17:19-27 RV 1960 )

Como un correctivo al excesivo legalismo que está implícito en las prácticas sabáticas, Isaías condena el ayuno ritual y lo reubica en el contexto de la justicia hacia los oprimidos, de compartir lo que se come con los hambrientos (Is 58.3-13s).

  • “Dicen: “¿Por qué hemos ayunado, y tú no lo ves?   ¿Por qué nos hemos humillado, y tú no haces caso?”  He aquí, en el día de vuestro ayuno buscáis vuestra conveniencia  y oprimís a todos vuestros trabajadores. He aquí, ayunáis para contiendas y riñas,   y para herir con un puño malvado.   No ayunéis como hoy,  para que se oiga en lo alto vuestra voz. ¿Es ése el ayuno que yo escogí para que un día se humille el hombre?   ¿Es acaso para que incline su cabeza como un junco,  y para que se acueste en cilicio y ceniza?    ¿Llamaréis a esto ayuno y día acepto al SEÑOR? ¿No es éste el ayuno que yo escogí:   desatar las ligaduras de impiedad,   soltar las coyundas del yugo,   dejar ir libres a los oprimidos,    y romper todo yugo?  ¿No es para que partas tu pan con el hambriento,    y recibas en casa a los pobres sin hogar;    para que cuando veas al desnudo lo cubras,   y no te escondas de tu semejante? Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez;  delante de ti irá tu justicia;  y la gloria del SEÑOR será tu retaguardia. Entonces invocarás, y el SEÑOR responderá; clamarás, y El dirá: “Heme aquí.” Si quitas de en medio de ti el yugo, el amenazar con el dedo y el hablar iniquidad,n0 y si te ofreces al hambriento,    y sacias el deseo del afligido,  entonces surgirá tu luz en las tinieblas,    y tu oscuridad será como el mediodía. Y el SEÑOR te guiará continuamente,  saciará tu deseo en los lugares áridos y dará vigor a tus huesos;  serás como huerto regado   y como manantial cuyas aguas nunca faltan. Y los tuyos reedificarán las ruinas antiguas;    levantarás los cimientos de generaciones pasadas,     y te llamarán reparador de brechas,    restaurador de calles donde habitar. Si por causa del día de reposo apartas tu pie   para no hacer lo que te plazca en mi día santo,    y llamas al día de reposo delicia, al día santo del SEÑOR, honorable,     y lo honras, no siguiendo tus caminos,    ni buscando tu placer,  ni hablando de tus propios asuntos, (Is 58.3-13 LBLA)

En otros idiomas

Éstos son algunos de los nombres que recibe el sábado en distintos idiomas:

Idioma Nombre Etimología
alemán
aymara
español
catalán
francés
indonesio
italiano
polaco
ruso
portugués
ucraniano
asturiano
Samstag
sawaru
sábado
dissabte
samedi
sabtu
sabato
sóbota
Суббота
sábado
Субота
sábadu
día del shabat
hebreo שבת shabbat
alemán Sonnabend víspera del domingo (Sonntag)
anglosajón
gaélico
galés
holandés
inglés
latín
rumano
sæternesdæg
satharn
sadwrn
zaterdag
saturday
díes saturni
sâmbătă
día de Saturno
japonés 土曜日 / doyôbi día de la tierra
danés
finlandés
islandés
noruego
sueco
lørdag
lauantai
laugardagur
laurdag
Lördag
día de bañarse
chino 星期六 (xīng qī liù) Sexto dia de la semana
quechua k’uychichaw día del arcoiris
euskera larunbata, zapatua ?

IV.  EL SABADO EN LA ERA ACTUAL DE LA IGLESIA

Después de la resurrección de Cristo no hay evidencias en el Nuevo Testamento en el sentido de que el sábado haya sido observado por los creyentes, ni aun en forma errada. Sin duda, la multitud de cristianos judaizantes observaban el reposo; pero no aparece en la Palabra de Dios nada de ello por escrito. Del mismo modo, después de la resurrección de Cristo no aparece ninguna orden a judío, gentil o cristiano en el sentido de que deban guardar el sábado, ni se menciona el quebrantamiento del día del reposo en la numerosa lista de pecados posibles Por el contrario, hay advertencias contra la observancia del reposo por parte de quienes son hijos de Dios bajo la gracia.

a.) Gál. 4:9-10 condena la observancia de días, meses, tiempos y años. Normalmente estas observancias tenían el objeto de merecer el favor de Dios por parte de personas que a veces mostraban temor de Dios y otras veces lo olvidaban.

  • mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.” (Gal. 4:9-10 RV 1960)

b.) Heb. 4:1-13 contempla el sábado como un tipo del reposo (de sus obras) en que el creyente entra cuando recibe la salvación.

  • Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. 2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. 3 Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo:  Por tanto, juré en mi ira,   No entrarán en mi reposo; m aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo.4 Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. 5 Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. 6 Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, 7 otra vez determina un día: Hoy, diciendo después de tanto tiempo, por medio de David, como se dijo:   Si oyereis hoy su voz,  No endurezcáis vuestros corazones. 8 Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día.9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.11 Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia. 12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. 13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. (Heb. 4:1-13RV. 1960)

c.) Col. 2:16-17 instruye al hijo de Dios a fin de que no sea juzgado respecto de días de reposo, e infiere que tal actitud hacia el sábado es razonable en vista de todo lo que Cristo ha llegado a ser para la persona que ahora pertenece a la nueva creación (Col. 2:9-17). En este pasaje se hace referencia en forma muy evidente a los reposos semanales, más que a los reposos extraordinarios a especiales que eran parte de la ley ceremonial.

  • “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,  y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,  y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.” ( Col:2: 9-17 RV 1960)

d.) Ro. 14:5 declara que cuando el creyente está «convencido en su propia mente» estima todos los días iguales. Esto no implica el descuido de la adoración fiel, sino más bien sugiere que para tal persona todos los días están llenos de devoción a Dios.

  • “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente.” (Ro. 14:5)

Observación: Debido al hecho de que en el Nuevo Testamento el sábado jamás se incluye como parte de la vida y el servicio del cristiano, la expresión «reposo cristiano» es errada. En conexión con esto, se puede notar que en lugar del reposo de la ley ahora se ha proporcionado el día del Señor de la nueva creación, que excede en gloria, privilegios y bendiciones al reposo.

V. EL SABADO EN LA ERA VENIDERA

En plena armonía con la doctrina del Nuevo Testamento de que el nuevo día del Señor está relacionado solamente con la iglesia, se profetiza que el día del reposo será reinstituido, sucediendo al día del Señor, inmediatamente después de completado el llamamiento de la iglesia y después de haber sido retirada ésta del mundo. En el breve periodo de la tribulación entre el fin de esta dispensación y el comienzo del reino se observará nuevamente el reposo (Mt. 24:20); pero la profecía anuncia en forma especial que el sábado es una característica vital de la edad del reino venidero (Is. 66:23; Ez. 46:1).

  • Mt. 24:20
  • “Y de mes en mes, y de día de reposo[a] en día de reposo,[b] vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.” (Is. 66:23 RV 1960)
  • “Así ha dicho Jehová el Señor: La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el día de reposo[a] se abrirá; se abrirá también el día de la luna nueva.”( (Ez. 46:1 Rv 1960)

VI. LA RESURRECCION DE CRISTO Y EL PRIMER DIA DE LA SEMANA

El primer día de la semana ha sido celebrado por la iglesia desde la resurrección de Cristo hasta el presente. Este hecho lo prueban los escritos del Nuevo Testamento, los escritos de los primeros padres y la historia de la iglesia. En casi cada siglo ha habido quienes, no comprendiendo el propósito presente de Dios en la nueva creación, han luchado fervientemente por la observancia del reposo en el séptimo día. En la actualidad, los que se especializan en la exigencia de la observancia del séptimo día combinan su llamado con otras doctrinas antibíblicas. Puesto que el creyente, por designación divina, tiene que observar el primer día de la semana bajo la nueva relación de la gracia, se produce cierta confusión cuando este día se ve investido del carácter de las leyes del reposo del séptimo día y se gobierna por ellas. Todas esas enseñanzas ignoran la doctrina neotestamentaria de la nueva creación.

VII. LA NUEVA CREACION

El Nuevo Testamento revela que el propósito de Dios en la actual dispensación no prevista es el llamamiento de la iglesia (Hch. 15:13-18), y esta multitud redimida es la nueva creación, un pueblo celestial. Aunque se indica que las maravillosas perfecciones y glorias serán completadas para esta compañía como un todo (Ef. 5:25-27), también se revela que ellos individualmente son los objetos de las mayores empresas y transformaciones divinas. De igual modo, como este cuerpo está orgánicamente relacionado con Cristo (1 Co. 12:12), así el creyente individual está vitalmente unido al Señor (1 Co. 6:17; Ro. 6:5; 1 Co. 12:13).

  • “Cuando terminaron de hablar, Jacobo respondió, diciendo: Escuchadme, hermanos.Simón ha relatado cómo Dios al principio tuvo a bien tomar de entre los gentiles un pueblo para su nombre.Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, tal como está escrito: DESPUES DE ESTO VOLVERE,  Y REEDIFICARE EL TABERNACULO DE DAVID QUE HA CAIDO.  Y REEDIFICARE SUS RUINAS, Y LO LEVANTARE DE NUEVO, PARA QUE EL RESTO DE LOS HOMBRES BUSQUE AL SEÑOR, Y TODOS LOS GENTILES QUE SON LLAMADOS POR MI NOMBRE,DICE EL SEÑOR, QUE HACE SABER TODO ESTO DESDE TIEMPOS ANTIGUOS.(Hch. 15:13-18 RV 1960)
  • Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.” ( Ef. 5:25-27 RV 1960)
  • Y cuando ellos callaron, Jacobo respondió diciendo: Varones hermanos, oídme. Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre.Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:16 Después de esto volveré Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; Y repararé sus ruinas, Y lo volveré a levantar, Para que el resto de los hombres busque al Señor, Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre,Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.” (Hch. 15:13-18 RV 1960)“Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.” (I cor. 6:17 Rv 1960)12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.” ( I cor. 12:12 RV 1960)“Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;” ( Ro. 6:5 Rv 1960)
  • Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.” (I Cor. 12:13 RV 1960)

Acerca del creyente individual, la Biblia enseña que:

1) en cuanto al pecado, cada uno de los de esta compañía ha sido limpiado, perdonado y justificado;

2) en cuanto a sus posesiones, a cada uno se le ha dado el Espíritu que mora en ellos, el don de Dios que es vida eterna, ha llegado a ser heredero legal de Dios y coheredero con Cristo;

3) en cuanto a posición, cada uno ha sido hecho justicia de Dios, por la cual es aceptado en el Amado para siempre (2 Co. 5:21; Ef. 1:6), miembro del cuerpo místico de Cristo, parte de su gloriosa esposa, participe vivo de la nueva creación de la que Cristo es cabeza federal. Leemos: «Si alguno está en Cristo, nueva criatura [creación] es; las cosas viejas [en cuanto a posición, no experiencia] pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto [cosas posicionales] proviene de Dios» (2 Co. 5:17-18; cf. con Ga. 6:15; Ef. 2:10; 4:24).

Pedro, escribiendo acerca de esta compañía de creyentes, afirma: «vosotros sois linaje escogido» (1 Pe. 2:9), lo que significa que son una raza de nacimiento celestial, de una nacionalidad distinta, simiente o calidad que ha sido directamente creada por el poder de Dios. Engendró una raza que participó de su propia vida humana y de sus imperfecciones, así Cristo, el segundo Adán, ahora está engendrando por el Espíritu una nueva raza que participa de su vida y perfección eternas. «Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante [queda vida]» (1 Co. 15:45).

Habiendo participado de la vida resucitada de Cristo, y estando en Cristo, se dice que el creyente ya ha sido resucitado (Ro. 6:4; Col. 2:12, 13; 3:1-4). Sin embargo, en cuanto al cuerpo, el creyente aún está por recibir un cuerpo glorioso como el cuerpo resucitado de Cristo (Fil. 3:20-21). Confirmando esto, también leemos que cuando Cristo apareció en los cielos inmediatamente después de su resurrección, él era como las primicias, implicando que toda la compañía de los que le sigan será semejante a Él (1 Jn. 3:2), aun en lo que se refiere a sus cuerpos glorificados.

  • 4 Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.Romanos 6:4 La Biblia de las Américas (LBLA)
  • 12 habiendo sido sepultados con El en el bautismo, en el cual también habéis resucitado con El por la fe en la acción del poder de Dios, que le resucitó de entre los muertos. 13 Y cuando estabais muertos en vuestros delitos y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con El, habiéndonos perdonado todos los delitos, Colosenses 2:12-13 La Biblia de las Américas (LBLA)1 Si habéis, pues, resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.4 Cuando Cristo, nuestra vida, sea manifestado, entonces vosotros también seréis manifestados con El en gloria.Col. 3:1-4 LBLA20 Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo, 21 el cual transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación en conformidad al cuerpo de su gloria, por el ejercicio del poder que tiene aun para sujetar todas las cosas a sí mismo.Filipenses 3:20-21 La Biblia de las Américas (LBLA)
  • 2 Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.1 Juan 3:2 La Biblia de las Américas (LBLA)

La nueva creación, que comenzó con la resurrección de Cristo y consiste de una compañía de naciones de nuevo, celestiales que están en Cristo, se presenta en todas partes de la Palabra de Dios en contraste con la antigua creación, y se dice que de esa antigua y arruinada creación fue salvado y libertado el creyente.

En cuanto al sábado, o día del reposo, fue instituido para celebrar la antigua creación (Ex. 20:10-11; 31:12-17; He. 4:4), así que el día del Señor conmemora la nueva creación. Del mismo modo, en su aplicación el reposo estaba limitado a Israel, el pueblo terrenal de Dios; así, el día del Señor está limitado en su aplicación a la iglesia como pueblo celestial de Dios.

Ex. 20:10-11; 31:12-17; He. 4:4

VIII.EL DIA DEL SEÑOR

Además del hecho de que el día del reposo en ninguna parte se impone a los hijos de Dios bajo la gracia, hay abundantes razones para que observen el primer día de la Semana.

1). Estaba profetizado que se instituiría un nuevo día bajo la gracia. Según Sal. 118:22-24 y Hch. 4:10-11, Cristo llegó a ser la Piedra desechada por Israel, los «edificadores», cuando fue crucificado; pero por su resurrección fue hecho cabeza del ángulo. Esta cosa maravillosa es de Dios, y el día de su cumplimiento fue designado divinamente coma día de regocijo y alegría. En conformidad con esto, el saludo de Cristo el día de la resurrección fue «Salve» (Mt. 28:9, que más literalmente sería «regocijaos»), y siendo el «día que instituyó Jehová» (Sal. 118:24, Versión Moderna), se denomina con toda justicia «El día del Señor», que es el significado de la palabra domingo>.

Sal. 118:22-24 y Hch. 4:10-11

Mt. 28:9

Sal. 118:24, Versión Moderna

2) Varios sucesos señalan la observancia del primer día.

2.a) En ese día resucitó Jesús de entre los muertos (Mt. 28:1).

Mt. 28:1

2.b) En ese día se reunió con los discípulos en la nueva comunión (Jn. 20:19).

Jn. 20:19

2.c) En ese día les dio instrucciones (Lc. 24:13-45).

Lc. 24:13-45)

2. d) En ese día ascendió a los cielos como las «primicias» a gavilla mecida (Lv. 23:10-12; Jn. 20:17; 1 Co. 15:20, 23).

Lv. 23:10-12; Jn. 20:17; 1 Co. 15:20, 23

2.e) En ese día sopló sobre ellos (Jn. 20:22).

Jn. 20:22

2.f) En ese día el Espíritu Santo descendió del cielo (Hch. 2:1-4).

Hch. 2:1-4

2.g) En ese día el apóstol Pablo predicó en Troas (Hch. 20:6-7).

Hch. 20:6-7

2. h) En ese día los creyentes se reunieron para el partimiento del pan (Hch. 20:6, 7).

Hch. 20:6, 7

2. i) En ese día debían apartar la ofrenda según Dios les hubiera prosperado (1 Co. 16:2).

1 Co. 16:2

2.j) En ese día Cristo le apareció a Juan en Patmos (Ap. 1:10).

Ap. 1:10

3.) El octavo día fue el día de la circuncisión. El rito de la circuncisión, celebrado en el octavo día, tipificaba la separación del creyente de la carne y del viejo orden por la muerte de Cristo (Col. 2:11), y el octavo día, siendo el primer día después de completada una semana, es simbólico de un nuevo comienzo.

Col. 2:11

4.)  El nuevo día es de gracia. Al final de una semana de trabajo se concedía un día de reposo al pueblo que estaba vinculado con Dios por las obras de la ley; mientras que para el pueblo que está bajo la gracia, cuyas obras están consumadas en Cristo, se señala un día de adoración que, por ser el primer día, precede a todos los días de trabajo. El creyente vive y sirve durante los seis días siguientes sobre la base de la bendición del primer día. El día de reposo pertenece a un pueblo que está relacionado con Dios por las obras que tenían que ser cumplidas antes del reposo; el día de adoración y servicio incesante corresponde a un pueblo que está relacionado con Dios par la obra consumada de Cristo. El séptimo día se caracterizaba por una ley intransigente; el primer día se caracteriza por la gratitud y la libertad que corresponden a la gracia. El séptimo día se observaba con la esperanza de que por él uno pudiera ser aceptable ante los ojos de Dios; el primer día se observa con la seguridad de que uno ya ha sido aceptado por Dios. La observancia del séptimo día era obra de la carne; la observancia del primer día es obra del Espíritu que mora en el creyente.

5.) El nuevo día ha sido bendecido por Dios. A través de esta dispensación los creyentes más llenos del Espíritu y más devotos, y a quienes la voluntad de Dios ha sido claramente revelada, han guardado el día del Señor sin ningún sentimiento de responsabilidad hacia la observancia del séptimo día. Es razonable suponer que si hubiesen sido culpables de quebrantar el día del reposo, hubiesen recibido convicción de pecado al respecto.

6.) El nuevo día ha sido entregado al creyente individual. No ha sido entregado a los inconversos. Es ciertamente motivo de confusión para el inconverso darle lugar para que suponga que será más aceptable a Dios si guarda un día; porque sin la salvación que hay en Cristo todos los hombres están completa e igualmente perdidos. Para beneficio de todos se ha establecido un día de reposo por razones sociales y de salud; pero los no regenerados debieran comprender que la observancia de ese día no les añade ningún mérito ante los ojos de Dios.

No ha sido entregada a la iglesia como un cuerpo. La responsabilidad de la observancia del primer día necesariamente ha sido entregada al creyente coma individuo solamente, y no a la iglesia como un todo; el modo de su celebración por el individuo se sugiere en dos dichos de Jesús en la mañana de la resurrección: «Regocijaos» («Salve» en Reina Valera) e «Id y decid». Esto pide una actividad incesante en toda forma de adoración y servicio; tal actividad contrasta con el reposo del séptimo día.

7.) No se da ningún mandamiento en el sentido de observar el primer día. Puesto que es toda de gracia, no se impone un requerimiento escrito para la observancia del día del Señor, ni se prescribe la forma de su observancia. Por esta sabia provisión, a nadie se estimula a que guarde el día como un puro deber. Debe ser observado de corazón. Israel estaba delante de Dios como un niño inmaduro que está bajo tutores y curadores y tiene necesidad de los mandamientos que se dan a un niño (Ga. 4:1-11); la iglesia está delante de Dios como hijo adulto. La vida del creyente bajo la gracia es claramente definida, pero es presentada solamente como ruego de Dios con la esperanza de que todo será hecho voluntariamente (Ro. 12:1, 2; Ef. 4:1-3). Hay pocas dudas en cuanto a la forma en que un creyente bien instruido, lleno del Espíritu (y la Escritura da por concedido que el cristiano normal es así), actuará en el día que conmemora la resurrección de Cristo y la nueva creación. Si el hijo de Dios no está rendido a Dios, ninguna observancia obligatoria corregirá su carnal corazón, ni sería esa observancia agradable a Dios. El problema entre Dios y el cristiano carnal no es de acciones externas, sino de una vida rendida.

Ga. 4:1-11

Ro. 12:1, 2; Ef. 4:1-3

8.) El modo de observancia del día del Señor puede ser extendida a los demás días. Cristo no era devoto a su Padre en un día más que en otros. El reposo del séptimo día no podía ser extendido a todos los días por igual. Pero, aunque el creyente tenga más tiempo y libertad el primer día de la semana, su adoración, gozo y servicio que caracterizan la observancia del día del Señor podría ser su experiencia cotidiana (Ro. 14:5).

Ro. 14:5

Algunos observadores del sábado, están muy seguros que nadie les puede probar que el sábado está abolido. Sin embargo, un análisis de los argumentos que hacen los defensores de la observancia del sábado, les lleva a una crisis de conciencia que les coloca en una posición muy difícil de zafarse. Los sabatistas piensan que el modo de entender el asunto del sábado es el que ellos ya entienden. Rehusan comprender que la Escritura nos lleva al verdadero sábado, al verdadero descanso, a Cristo Jesús. Por ello, aunque se les presente la verdad sobre el sábado y su abolición, el sabatista cierra su mente a todo texto bíblico que les lleve a comprender que el sábado está obsoleto y no es requisito para el cristiano convertido a Cristo. He hecho un breve resumen o compendio de lo que muchos eruditos en el tema han dicho sobre el SABADO y algunos argumentos sobre conceptos erróneos que han creado los adventistas para defender su falso concepto de lo que es el sábado. Veamos algunos argumentos de los sabatistas para defender la vigencia del sábado, vean sus inconsistencias y veamos otro modo de entender estos textos:

EL SABADO EN LA CREACION

  • “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”. (Gén. 2:1-3).

Nótese un patrón recurrente. Después de que Dios creó el día y la noche en el primer día, la Biblia dice: “Y fue la tarde y la mañana un día” (Gén. 1:5). Después de que Dios separó las aguas para crear el firmamento, leemos: “Y fue la tarde y la mañana el día segundo” (Gén. 1:8). Este patrón continúa durante los primeros seis días de la creación. (Véase Gén. 1:13, 19, 23, 31). Sin embargo, cuando miramos el final del séptimo día, no encontramos esta fórmula. Esperaríamos leer: “Y fue la tarde y la mañana el día séptimo”, pero no está allí.

Gén. 1:13, 19, 23, 31

Sólo encontramos que lo siguiente se puede desprender de este texto:

1. La creación se completó en seis días.

2. Dios reposó en el séptimo día.

3. Dios bendijo al séptimo día.

4. Dios santificó el séptimo día.

5. La razón de que Dios santificara el séptimo día es que en él reposó.

6. El relato del séptimo día no tiene la fórmula “y fue la tarde y la mañana el día séptimo”, como los otros seis días de la creación.

7. El registro de la creación ha sido construido cuidadosamente.

8. La palabra “sábado” no se menciona en el libro de Génesis.(sabath [resposo] no es lo mismo que sábado)

9. En el registro de Génesis no hay ningún mandamiento para que la humanidad repose.

10. Nada se dice expresamente con relación al hombre en el reposo del séptimo día de la creación.

11. El “reposo” de Dios en el séptimo día se caracterizó más probablemente por deleitarse en su nueva creación y en la abierta comunidad con Adán y Eva en el ambiente sin pecado y perfecto de Edén.

12. Las condiciones que caracterizaron el “reposo” de Dios probablemente habrían continuado de no haber sido por el pecado del hombre.

13. El séptimo día de Gén. 2: 2, 3 puede haber sido un día regular, como los primeros seis días de la creación, o puede haber sido un período de tiempo indefinido.

Gén. 2: 2, 3

14. El hecho de que el relato de Génesis esté construido tan cuidadosamente indica que la omisión de la frase “y fue la tarde y la mañana el día séptimo” fue intencional.

15. Cuando el hombre pecó, fue excluido de la presencia de Dios, y Dios inició su obra de redención para restaurar al hombre de vuelta a Sí mismo.

16. No dice que guardemos el sábado, no dice que es requisito para el cristiano convertido.

NUEVA LUZ SOBRE LOS DÍAS DE REPOSO CEREMONIALES Y COLOSENSES 2:16.

Una lectura sin prejuicios de Colosenses 2:16 mostrará que el pasaje no habla sólo de los “sábados ceremoniales”. Las palabras “ton sabbaton” o “días de sábado” son las mismas palabras traducidas como “día de sábado” en Éxodo 20:8 en la Septuaginta (la traducción judía del Antiguo Testamento en griego).

Colosenses 2:16

Éxodo 20:8

Mírese el razonamiento de Pablo: “Nadie os juzgue en

a) · días de fiesta – los sábados anuales,

b) · lunas nuevas – sábados mensuales,

c) · o días de reposo – sábados semanales (o si se quiere, días de sábado

d) · CRISTO, continúa diciendo, es la “Substancia”; estas cosas son sombras.

Cuando se compara este pasaje con Gálatas 4:9, queda revelada una obvia conexión en las enseñanzas de Pablo:

  • “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años”.

El versículo 10 declara de plano: “guardáis …”,

a) · los días (los sábados semanales, que corresponden a los “días de reposo” en Colosenses 2)

b) · los meses (lunas nuevas, que corresponden a “luna nueva” en Colosenses 2)

c) · los tiempos (las 7 fiestas, que corresponden a “días de fiesta” en Colosenses 2)

d) · y los años (el año sabático y el quincuagésimo año de jubileo)

Obviamente, Pablo está hablando claramente de la observancia de todos los días sagrados judíos, incluyendo el sábado.

Versiculos que digan que hay que que demuestre que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo”.

Durante mucho tiempo, los SABATISTAS han estado lanzando este desafío: “Encuéntreme un solo versículo en la Biblia que demuestre que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo”. Bien, esa afirmación es parte de un argumento insostenible. Ése no es el punto en disputa. El Nuevo Testamento lo convierte en irrelevante al decir que el día en que se tiene culto de adoración a Dios no importa.

  • Romanos 14:5: “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente”.
  • Gálatas 4:9-11: “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros”.
  • Colosenses 2:16-17: “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”.

LOS SABATISTAS PIDEN UN TEXTO BÍBLICO QUE ORDENE EL CULTO EN DOMINGO. AQUÍ ESTÁ:

  • LEVÍTICO 23:5-11 — Mire el versículo 11: “Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá”. El día después del sábado es domingo.

Siga leyendo, fijándose específicamente en Lev. 23:15: “Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecísteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. HASTA EL DÍA SIGUIENTE DEL SÉPTIMO DÍA DE REPOSO contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová”. Esta es la fiesta de Pentecostés. Era una de las fiestas obligatorias en Israel.

Obsérvese que, en el día de Pentecostés, un domingo, al pueblo de Dios se le ordenaba tener culto. Dice Dios:

  • “Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones”. Levítico 23:21.

Si usted cree que esto sólo se aplicaba a los días “ceremoniales”, Levítico 23 comienza hablando del día de reposo semanal (véase Lev. 23:1-4). Se le llama tiempo señalado y santa convocación, junto con todos los otros días de fiesta de Israel. Dios no hace ninguna distinción entre estos días sagrados y el día de reposo semanal. Dios los considera igualmente sagrados. Esto significaría que, bajo el Antiguo Pacto, el domingo de Primicias y el domingo de Pentecostés eran tan sagrados y santificados como el sábado. Si usted cree que esto sólo se aplicaba a Israel, eso es lo que queremos subrayar. El pacto de los Diez Mandamientos – el Pacto Antiguo – fue hecho con Israel, NO con los gentiles.

Lev. 23:1-4

Miremos Éxodo 31:13, 16, y 17: “Tú hablarás a los hijos de Israel diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. … Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel …”

Referencias para los 9 mandamientos “morales” reiterados en el Nuevo Testamento:

(Del guardar el sábado “no ordena nada”)

a) Adorar a Dios: (53 veces) Mateo 2:2, 8; 11; 4:9,10; 14:33; 15:9; 28:9,17. Marcos 7:7; Lucas 4:7,8; 24:52; Juan 4:20, 21,22 (x2), 23,24 (x2); 9:38; 12:20. Hechos 7:43, 8:27; 16:14; 17:23 (x2); 18:7, 13; 19:27; 24:11, Romanos 1:26; 12:1; 1 Corintios 14:25; Filipenses 3:3; Colosenses 2:18; Hebreos 1:6; 9:1; 9:6; 10:2; 11:21; Apocalipsis 4:10; 5:14; 7:11; 9:20; 11:1; 11:16; 14:7; 15:4; 19:4; 19:10; 22:8; 22:9.

b) La idolatría: (20 veces) Hechos 15:20, 29; Romanos 1:25;  1 Corintios 6:9; Capítulo 8; 10:7, 14; 12:2; 2 Corintios 6:19; 1 Tesalonicenses 1:9; Gálatas 5:20; Efesios 5:5; Colosenses 3:5; 1 Pedro 4:3; 1 Juan 5:21; Apocalipsis 2:14, 20; 9:20; 21:8; 22:15.

c)  No jurar:  (4 veces) Mateo 12:36; Efesios 5:4; Romanos 2:24;  Apocalipsis 16:9.

d) Honrar padre y madre:  (6 veces) Mateo 15:5; 19:19; Marcos 7:10; 10:19; Lucas 18:20; Efesios 6:2.

e) El asesinato:  (7 veces)  Mateo 5:21; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 1:29; 13:9; Santiago 2:11.

f)  El adulterio:  (12 veces) Mateo 5:27,28,32; 19:9, 18; Marcos 10:11, 19; Lucas 16:18; 18:20; Romanos 13:9; Santiago 2:11, 2 Pedro 2:14.

g) Robar:  (6 veces)  Mateo 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 2:21; 13:9; Efesios 4:28.

h) La mentira:  (14 veces)  Mateo 15:9; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20.

i)  La codicia:  (9 veces)  Marcos  7:22; Lucas 12:15; Romanos 1:29; 7:7; 13:9; Efesios 5:3; Colosenses 3:5; Hebreos  13:5; 2 Pedro 2:14.

Conclución:

Como bien citó alguien

Algunos observadores del sábado, están muy seguros que nadie les puede probar que el sábado está abolido. Sin embargo, un análisis de los argumentos que hacen los defensores de la observancia del sábado, les lleva a una crisis de conciencia que les coloca en una posición muy difícil de zafarse. Los sabatistas piensan que el modo de entender el asunto del sábado es el que ellos ya entienden. Rehusan comprender que la Escritura nos lleva al verdadero sábado, al verdadero descanso, a Cristo Jesús. Por ello, aunque se les presente la verdad sobre el sábado y su abolición, el sabatista cierra su mente a todo texto bíblico que les lleve a comprender que el sábado está obsoleto y no es requisito para el cristiano convertido a Cristo. [6]

Debemos reconocer que la lógica respecto al sábado de los adventistas es errónea

Es evidente que la forma en que los adventistas entienden el sábado es errada y falla por cualquier ángulo que usted lo analice a la luz sencilla de la Palabra de Dios. Ellos desean ponerle cargas pesadas a los cristianos que ellos mismos no pueden cargar. Cristo es nuestro Sábado, todo apunta a que el cumplimiento del sábado está centrado en la persona de Cristo. Cristo cumplió con la circuncisión, de lo contrario nos estaríamos hoy circuncidando para salvación, Cristo cumplió así con la Pascua, la fiesta de los tabernáculos, todas las fiestas santas de Israel que señalaban su Primera Venida como Mesías, sino fue así entonces hoy estuviéramos guardando todas esas leyes. Y Cristo cumplió con el SABADO. Él fue nuestro sábado, él es nuestro sábado, nuestro descanso. Por ello nos dijo, “venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados que YO OS HARE DESCANSAR”. Cristo cumplió todas estas leyes judías por nosotros.[7]
Pero el Tema central del evangelio es la Resurrección de Jesucristo, y no exclusivamente si debemos adorar un día u otro día. Los libros del N.T no fueron escritos para probar esto. Los libros de la Biblia fueron escritos con otro propósito: Glorificar a Cristo resucitado.
El célebre predicador norteamericano J. McArthur escribió que [8]
Nuestro Señor, al resucitar, cumplió cabalmente todo lo que dijo acerca de sí mismo, y cumplió innumerables profecías escritas en el Antiguo Testamento. Si bien en principio los apóstoles no parecían estar seguros de muchas de las cosas que Jesús les diría durante su ministerio, una vez vieron a su maestro resucitado, y con la asistencia del Espíritu Santo, comprendieron todo lo que Él les había dicho. Comprendieron su mensaje, entendieron la culminación de la revelación de Dios y nos dejaron esa revelación escrita en lo que conocemos como el Nuevo Testamento. Dios el Padre ratificó el sacrificio de Cristo (Dios el hijo) al permitirle vencer la muerte. Jesús hizo lo que nadie ha hecho en toda la historia de la humanidad: se levantó de la tumba. De esta manera confirmó su naturaleza divina, y sentó las bases para nuestra fe cristiana, la única y verdadera fe en el único y verdadero Dios. Es así como nosotros los cristianos recordamos cada domingo la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, y nos aferramos a las promesas de vida eterna, en cuerpo glorificado, tal como Él lo hizo una vez. Cristo, las primicias, luego nosotros seremos levantados en cuerpo glorificado, cumpliéndose así la cadena de salvación que Pablo enseña en Ro. 8:28-30 (Predestinados, llamados, justificados y glorificados). “Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados. Mas cada uno en su debido orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida”. (1 Cor. 15:23).  Nunca olvidemos por qué nos reunimos los domingos. Nunca olvidemos la obra de Cristo en la cruz y su ratificación al resucitar. No quitemos la mirada de Jesucristo, porque en Él está todo. De gracia hemos recibido esto!
Y juntamente con lo que confiesa el pastor McArthur decimos que
“A nuestro Padre, a nuestro Señor Jesucristo y al Espíritu Santo sea toda la gloria!” [9], por los siglos de los siglos.

Dia del Señor

IX. Notas

[0] http://todopensamientocautivo.blogspot.com/2010/07/fue-constantino-quien-cambio-el-dia-de.html

[1] Ibid

[2] Ibid

[3] Ibid

[4] Ibid

[5] Ibid

[6] http://www.iglesia.net cit en http://activistasdecristo.wordpress.com/2012/05/31/derribando-los-fundamentos-adventistas-mas-usados-el-sabado-en-la-creacion-exodo-hasta-malaquias-el-sabado-judio-el-sabado-perpetuo/

[7] Ibid

[8] http://todoporgracia.blogspot.com/2010/09/la-resurreccion-el-tema-central-del.html

[9]  Ibid

Fuentes bibliográficas:

18 comentarios en “¿Fue Constantino quién cambió el día de adoración de sábado a domingo?

    paulojarieu respondido:
    noviembre 14, 2012 en 2:54 am

    LA AFIRMACIÓN DE LOS SABATISTAS DE QUE, EN EL CONCILIO DE LAODICEA, LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA cambió el día de reposo del séptimo al primer día de la semana no es verdadera. El sábado no fue cambiado en ese concilio.

    Lo que sí ocurrió en ese Concilio fue una maniobra anti-semítica para convertir en ilegal el culto de los cristianos en el séptimo día. Pero es necesario observar que había miles de cristianos que ya tenían culto el domingo, el primer día de la semana. Muchos en la iglesia primitiva ya tenían culto en domingo.

    “El anti-judaísmo jugó su papel en la polémica cristiana del siglo segundo contra la observancia del día de reposo judío, pero de esto no se sigue que esto motivó la introducción del culto cristiano en domingo. Porque ya hemos argüido que el culto en domingo data del siglo primero, mientras que pocos cristianos del siglo segundo comparan y contrastan el sábado judío con el domingo cristiano. Las discusiones despectivas del sábado judío por lo general no se refieren al domingo cristiano. Si el domingo fuera un substituto reciente del sábado judío, sería de esperarse que hubiese muchos más debates sobre la superioridad del domingo sobre el sábado”. R. J. Bauckham, From Sabbath to Lord´s Day, p. 271, editado por D. A. Carson.

    EVIDENCIA DE QUE LA IGLESIA PRIMITIVA, COMENZANDO POR LOS PADRES, TENÍA CULTO EN DOMINGO.

    LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ: Más o menos en el año 100 d. C. – “De aquí que nosotros también guardemos el octavo día con gozo, el día en que Jesús resucitó de entre los muertos”.

    LA EPÍSTOLA DE IGNACIO: AÑO 107 d. C. – “No os engañéis con doctrinas extrañas, ni antiguas fábulas, que no aprovechan. Porque, si vivimos todavía según la ley judía, reconocemos que no hemos recibido la gracia … Si, por lo tanto, los que se criaron en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no guardando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra vida ha renacido nuevamente por Él y por su muerte”.

    LOS ESCRITOS DE JUSTINO MÁRTIR: AÑOS 145-150 d. C. – “Y en el día llamado domingo, todos los que viven en ciudades o en el campo reúnanse en un lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas… Pero el domingo es el día en el cual todos nosotros tenemos asamblea común, porque es el primer día de la semana en que Dios … hizo el mundo; y Cristo Jesús nuestro Salvador ese mismo día resucitó de entre los muertos”.

    LAS CONSTITUCIONES APOSTÓLICAS: Vida de la iglesia en el siglo segundo: – “En el día de la resurrección del Señor – esto es, el día del Señor – no dejen de reunirse, dando gracias a Dios y alabándole por las misericordias que Dios os ha concedido por medio de Cristo”.

    IRENEO: AÑOS 155-202 d. C. – “El misterio de la resurrección dell Señor no puede ser celebrado en ningún otro día que no sea el día del Señor, y en él solamente deberíamos observar el partimiento de la fiesta pascual”.

    ¿QUIÉN CAMBIÓ EL DÍA DE REPOSO DEL SÁBADO AL DOMINGO? ¿FUE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA?

    “A menudo se hace la pregunta: ¿No es rendir homenaje a la Iglesia Católica Romana tener culto en domingo, y no cambió Constantino el día de culto?

    Se asegura que el edicto de Constantino de Marzo 7, 321 cambió el día. El edicto de Constantino dice:

    “Que en el venerable día del sol [venerabili dei Solis], los magistrados y el pueblo que vive en las ciudades reposen, y que cierren todos los talleres. Sin embargo, en el campo, las personas que se ocupan de la agricultura pueden, libre y legalmente, continuar sus actividades”. Codex Justinianus, libro 3, título 12,3, trad. en Schaff, History of the Christian Church, 5ta. ed. (New York: Charles Scribner, 1902), vol. 3, p. 380, nota 1.

    CARTA DE PLINIO, AÑO 107 d. C.

    Plinio fue gobernador de Bitinia, en Asia Menor, desde el años 106 hasta el 108 d. C. En el año 107, escribió a Trajano, el emperador, concerniente a los cristianos. Esto es lo que dijo:

    “Acostumbraban reunirse en un día específico y antes de que fuera de día, y cantar alternadamente un himno a Cristo como si fuera Dios … cuando estas cosas se hacían, era su costumbre separarse y luego volver a juntarse para una comida que tenían juntos sin ningún desorden”.

    Sabemos que el día en que la iglesia primitiva partía el pan era domingo. “El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan …”. Hechos 20:7.

    EN EL AÑO 120 d.C., LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ dice en el capítulo 2:

    “El incienso me es vana abominación, y me son insoportables vuestras lunas nuevas y vuestros días de reposo. Por lo tanto, él ha abolido estas cosas”.

    Cuando habla de del primer día de la semana, Bernabé dice: “Por lo cual también guardamos el octavo día con gozo, el día también en que Jesús resucitó de entre los muertos”. Capítulo 25.

    JUSTINO MÁRTIR (AÑO 140 d. C.).

    La “Apología” de Justino se escribió en Roma más o menos en el año 140, sólo 44 años después de que el apóstol Juan recibió la visión de Apocalipsis en Patmos.

    La Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge dice así de las obras de Justino:

    “En estas obras, Justino profesa presentar el sistema de doctrina sostenido por todos los cristianos, y trata de ser ortodoxo en todos los puntos. La única diferencia que él sabe que existía entre los cristianos concernía al milenio. Por esto, Justino es un testigo incontestable de la unidad de la fe en la iglesia de su tiempo, y del hecho de que existiese el tipo gentil de cristianismo”. Citado por Canright en The Complete Testimony of the Early Fathers, Fleming H. Revell, 1916, pp. 24-25.

    Nota: Ya en esta época, el año 140 d. C., la única diferencia importante entre los cristianos era en lo concerniente al milenio. En ese tiempo, no había desacuerdo en la observancia del domingo y, como se verá, Justino dice que ése era el día en que tenían culto todos los cristianos.

    En el capítulo 67 de su primera Apología, titulado: “Culto Semanal de los Cristianos”, escribiendo al emperador pagano, Justino declara:

    “… bendecimos al Hacedor de todo por medio de su Hijo Jesucristo, y por medio del Espíritu Santo. Y en el día llamado domingo, todos los que viven en las ciudades o en el campo reúnanse en un solo lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas, hasta donde el tiempo lo permita; luego, cuando el lector haya concluido la lectura, el presidente instruya y exhorte verbalmente a imitar estas buenas cosas. Entonces levantémonos todos y oremos y, como hemos dicho antes, cuando nuestra oración haya terminado, tráiganse pan y vino … Pero el domingo es el día en que todos tenemos nuestra asamblea común porque es el primer día en el que Dios, habiendo efectuado el cambio en las tinieblas y la materia, hizo el mundo; y Jesucristo nuestro Salvador en el mismo día resucitó de entre los muertos”. The Ante-Nicene Fathers, Vol. 1, pp. 185-186 (el énfasis ha sido añadido).

    DIONISIO, OBISPO DE CORINTO, EN GRECIA, (AÑO 170 d. C.).

    Dionisio era obispo de Corinto, la iglesia que Pablo levantó y a la cual le dio la orden sobre la ofrenda que habría de ser recogida en domingo, en 1 Corintios 16:1-2. Dice así:

    “Pasamos este santo día del Señor, en el cual leímos vuestra carta, desde cuya constante lectura podremos extraer amonestación”. Eusebius, Ecclesiastical History, Bk. 4, Chapter 23 (énfasis añadido).

    CLEMENTE DE ALEJANDRÍA, EN EGIPTO, EN EL AÑO 194 d.C.

    Clemente, escribiendo alrededor del año 194 d. C., dice:

    “En cumplimiento del precepto, él guarda el día del Señor cuando abandona el temperamento malvado y asume el de los gnósticos, glorificando en sí mismo la resurrección del Señor”. Libro 7, Capítulo 12 (énfasis añadido).

    IGNACIO, el tercer obispo de Antioquia, que murió en el año 108 d. C., escribió:

    “Por lo tanto, si los que fueron traídos en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no observando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra ha resurgido en Él … Por lo tanto, no guardemos más el sábado a la manera judía, y regocijémosnos en días de holganza; porque “el que no trabaja, que no coma”… que cada amigo de Cristo guarde el día del Señor como una festividad, el día de resurrección, el rey y jefe de todos los días [de la semana]” “Epístola de Ignacio a los Magnesios”, The Ante-Nicene Fathers, vol. 1, pp. 62-63 (énfasis añadido).

    TERTULIANO DE ÁFRICA escribió alrededor del año 200 d. C.:

    En su Apología, en el Capítulo 16, dice Tertuliano:

    “Solemnizamos el día después del sábado en contraste con los que llaman día de reposo a este día y en él se dedican a holgar y a comer, apartándose de las antiguas costumbres judías, de las cuales ellos son ahora muy ignorantes”.

    “Otros, con mayor preocupación por las buenas maneras, debe confesarse, suponen que el sol es el dios de los cristianos, porque es un hecho bien conocido que nosotros oramos al oriente o porque hacemos del domingo un día de fiesta”. The Ante-Nicene Fathers, vol. 3, p. 123 (énfasis añadido).

    Nota: La iglesia primitiva explicaba por qué oraban hacia el oriente. Era porque “como el relámpago que brilla en el oriente y se muestra hasta el poniente, así será la venida del Hijo del hombre:” para que por medio de esto sepamos y entendamos que Él aparecerá desde el oriente repentinamente”. Ancient Syriac Documents, The Ante-Nicene Fathers, vol. 8, p. 668.

    ¿CONOCEMOS SIQUIERA EL VERDADERO SÁBADO?

    En 1582, Gregorio XIII encontró un error de cálculo en el calendario y ordenó omitir desde el 5 hasta el 14 de octubre y tres años bisiestos en cada siglo. En Inglaterra, 11 días (Septiembre 3-13) fueron omitidos en 1752, además de otros cambios. (Véase Heresies Exposed, p. 167).

    NUEVA LUZ SOBRE LOS DÍAS DE REPOSO CEREMONIALES Y COLOSENSES 2:16.

    Una lectura sin prejuicios de Colosenses 2:16 mostrará que el pasaje no habla sólo de los “sábados ceremoniales”. Las palabras “ton sabbaton” o “días de sábado” son las mismas palabras traducidas como “día de sábado” en Éxodo 20:8 en la Septuaginta (la traducción judía del Antiguo Testamento en griego).

    Mírese el razonamiento de Pablo: “Nadie os juzgue en

    · días de fiesta – los sábados anuales,

    · lunas nuevas – sábados mensuales,

    · o días de reposo – sábados semanales (o si se quiere, días de sábado

    · CRISTO, continúa diciendo, es la “Substancia”; estas cosas son sombras.

    Cuando se compara este pasaje con Gálatas 4:9, queda revelada una obvia conexión en las enseñanzas de Pablo:

    “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años”.

    El versículo 10 declara de plano: “guardáis …”,

    · los días (los sábados semanales, que corresponden a los “días de reposo” en Colosenses 2)

    · los meses (lunas nuevas, que corresponden a “luna nueva” en Colosenses 2)

    · los tiempos (las 7 fiestas, que corresponden a “días de fiesta” en Colosenses 2)

    · y los años (el año sabático y el quincuagésimo año de jubileo)

    Obviamente, Pablo está hablando claramente de la observancia de todos los días sagrados judíos, incluyendo el sábado.

    Durante mucho tiempo, los SABATISTAS han estado lanzando este desafío: “Encuéntreme un solo versículo en la Biblia que demuestre que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo”.

    Bien, esa afirmación es parte de un argumento insostenible. Ése no es el punto en disputa. El Nuevo Testamento lo convierte en irrelevante al decir que el día en que se tiene culto de adoración a Dios no importa.

    Romanos 14:5: “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente”.

    Gálatas 4:9-11: “Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros”.

    Colosenses 2:16-17: “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”.

    LOS SABATISTAS PIDEN UN TEXTO BÍBLICO QUE ORDENE EL CULTO EN DOMINGO. AQUÍ ESTÁ:

    LEVÍTICO 23:5-11 — Mire el versículo 11: “Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá”. El día después del sábado es domingo.

    Siga leyendo, fijándose específicamente en Lev. 23:15: “Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecísteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. HASTA EL DÍA SIGUIENTE DEL SÉPTIMO DÍA DE REPOSO contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová”. Esta es la fiesta de Pentecostés. Era una de las fiestas obligatorias en Israel.

    Obsérvese que, en el día de Pentecostés, un domingo, al pueblo de Dios se le ordenaba tener culto. Dice Dios: “Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones”. Levítico 23:21.

    Si usted cree que esto sólo se aplicaba a los días “ceremoniales”, Levítico 23 comienza hablando del día de reposo semanal (véase Lev. 23:1-4). Se le llama tiempo señalado y santa convocación, junto con todos los otros días de fiesta de Israel. Dios no hace ninguna distinción entre estos días sagrados y el día de reposo semanal. Dios los considera igualmente sagrados. Esto significaría que, bajo el Antiguo Pacto, el domingo de Primicias y el domingo de Pentecostés eran tan sagrados y santificados como el sábado.

    Si usted cree que esto sólo se aplicaba a Israel, eso es lo que queremos subrayar. El pacto de los Diez Mandamientos – el Pacto Antiguo – fue hecho con Israel, NO con los gentiles.

    Miremos Éxodo 31:13, 16, y 17: “Tú hablarás a los hijos de Israel diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. … Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel …”

    Referencias para los 9 mandamientos “morales” reiterados en el Nuevo Testamento:

    1ero. Adorar a Dios.

    (53 veces) Mateo 2:2, 8; 11; 4:9,10; 14:33; 15:9; 28:9,17. Marcos 7:7; Lucas 4:7,8; 24:52; Juan 4:20, 21,22 (x2), 23,24 (x2); 9:38; 12:20. Hechos 7:43, 8:27; 16:14; 17:23 (x2); 18:7, 13; 19:27; 24:11, Romanos 1:26; 12:1; 1 Corintios 14:25; Filipenses 3:3; Colosenses 2:18; Hebreos 1:6; 9:1; 9:6; 10:2; 11:21; Apocalipsis 4:10; 5:14; 7:11; 9:20; 11:1; 11:16; 14:7; 15:4; 19:4; 19:10; 22:8; 22:9.

    2do. La idolatría.

    (20 veces) Hechos 15:20, 29; Romanos 1:25; 1 Corintios 6:9; Capítulo 8; 10:7, 14; 12:2; 2 Corintios 6:19; 1 Tesalonicenses 1:9; Gálatas 5:20; Efesios 5:5; Colosenses 3:5; 1 Pedro 4:3; 1 Juan 5:21; Apocalipsis 2:14, 20; 9:20; 21:8; 22:15.

    3ro. No jurar.

    (4 veces) Mateo 12:36; Efesios 5:4; Romanos 2:24; Apocalipsis 16:9.

    5to. Honrar padre y madre.

    (6 veces) Mateo 15:5; 19:19; Marcos 7:10; 10:19; Lucas 18:20; Efesios 6:2.

    6to. El asesinato.

    (7 veces) Mateo 5:21; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 1:29; 13:9; Santiago 2:11.

    7o. El adulterio.

    (12 veces) Mateo 5:27,28,32; 19:9, 18; Marcos 10:11, 19; Lucas 16:18; 18:20; Romanos 13:9; Santiago 2:11, 2 Pedro 2:14.

    8o. Robar.

    (6 veces) Mateo 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 2:21; 13:9; Efesios 4:28.

    9o. La mentira.

    (14 veces) Mateo 15:9; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20.

    10o. La codicia.

    (9 veces) Marcos 7:22; Lucas 12:15; Romanos 1:29; 7:7; 13:9; Efesios 5:3; Colosenses 3:5; Hebreos 13:5; 2 Pedro 2:14.

    © Copyright 1999. Reservados todos los derechos
    Grace Upon Grace
    12612 N. Black Canyon Hwy.
    Phoenix, AZ 85029

    Publicado con Permiso de http://www.exadventista.com
    http://evangelio.wordpress.com/2009/06/03/el-sbado-y-el-domingo/

    eliecer escribió:
    noviembre 14, 2012 en 2:57 pm

    Además:
    Constantino era Mithraico y luego converso Arriano, nunca fue católico romano.
    Lo que vió en el Puente Milvio fue el símbolo mithraico.
    Culpar a los católicos por lo que él hizo, es como culpar a los menonitas por los crímenes de Lutero y Calvino.
    Ver Esusebio de Cesarea “Historia Eclesiástica”.
    Ver Carlos Fisas “Historias de la Historia” y “Mentiras Históricas comúnmente creídas”.
    Otra cosa la Iglesia Adventista Estadounidensa y Europea, ya no enseñan éstas cosas, gracias a Samuel Bacchiochi, Mark Kellner, Clifford Goldstein y otros autores.
    Sólo los adventistas hispanos, burros como todo hispano, continúan con éstas falsas afirmaciones, producto de una etapa ya superada de su comunidad religiosa.
    Es igual que con los neocalvinistas, la “tierrúez”, la ignorancia supina de los letrinaamericanos hace que siempre sean fánaticos exaltados de las sectas a las que se unen.
    Nunca tienen la moderación, que dan la educación y cultura entre los seguidores religiosos de civilizaciones más avanzadas.

      paulojarieu respondido:
      noviembre 14, 2012 en 3:01 pm

      Ya hay adventistas que celebran la resurreccion el domingo, Pablo hoff habla de eso en su libro de sectas

        paulojarieu respondido:
        noviembre 14, 2012 en 6:00 pm

        ok, despues te las repondo.Un abrazo,

        paulojarieu respondido:
        noviembre 14, 2012 en 6:02 pm

        Anoche trabaje muchisimas horas ordenando y documnetando el articulo, me acoste muy pasada la medianoche, me tomo todo el dia de ayer practicamente,sin levantarme de la silla documnetandolo mejor. Si no te ofende, despues te respondo,si? Gracias por comprenderme

      Rafael Milanese escribió:
      abril 23, 2013 en 3:41 am

      eso le convierte a ud. en un burro puesto que es hispano. una forma muy descortés y grosera de hablar señal de que cristo no mora en su corazón. que yo sepa Jesucristo nunca ofendió a nadie cuando enseñaba.(intolerancia???) tiene que documentarse mejor cuando haga algunas afirmaciones puesto que la característica principal de los adventistas es que guardan el sábado ya sea en Europa, América o cualquier otra región. quienes son bacchiochi, kellner, goldstein y demas? . a la ley y al testimonio, si no dijeren conforme a esto es porque no les ha amanecido.cuando Dios creo el mundo y dejo establecido el sábado como día santo, en el centro de su santa ley, solo existían 2 personas. adán y eva. los judíos todavía no existían. pero no hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Dios le bendiga.

    Adventistas del 7 dia | El teologiyo escribió:
    noviembre 15, 2012 en 11:45 pm

    [...] Para ver el tema del sabado (ir aca) [...]

    paulojarieu respondido:
    noviembre 16, 2012 en 7:35 pm

    Creo haber borrado todos los comentarios del niño adventista!!!

    jhancarlos escribió:
    noviembre 17, 2012 en 10:18 pm

    ojo que el señor enseña y nosotros aprendemos no presentemos nuestras interpretaciones independientes necesitamos humillar nuetros corazones delante de Dios para que nos tornemos en bendicon dejos el resentimiento de lado y sigamos adelante que podemos servir independientemente a Dios pero en favor de la iglesia no en contra att cualquier pregunta escribanme a jhannelson@hotmail.es

      paulojarieu respondido:
      noviembre 17, 2012 en 11:20 pm

      Hola,no entendi muy bien tu pregunta,pero bueno, gracias igual.

    Vinicio Arriaza escribió:
    diciembre 31, 2013 en 4:51 am

    MUY ELOCUENTE… SOLO UNA PREGUNTA LA BIBLIA DICE QUE HAY TRES LEYES DIFERENTES… MANDAMIENTOS, ORDENANZAS Y ESTATUTOS Neh_10:29 se adhieren a sus parientes sus nobles, y toman sobre sí un voto y un juramento de andar en la ley de Dios que fue dada por medio de Moisés, siervo de Dios, y de guardar y cumplir todos los mandamientos de DIOS nuestro Señor, y sus ordenanzas y sus estatutos;Y SABEMOS QUE LAS ORDENANZAS Y ESTATUTOS FUERON LAS LEYES DE MOISES, TAMBIEN LA BIBLIA NOS LLAMA SANTOS SI… Num_15:40 para que os acordéis de cumplir todos mis mandamientos y seáis santos a vuestro Dios. CLARO SI CUMPLIMOS SUS MANDAMIENTOS, PERO… CUALES SON SUS MANDAMIENTOS EXODO 20 Y DEUTERONOMIO 5 NOS HABLAN DE ELLOS Y SABEMOS QUE SUS MANDAMIENTOS SON ETERNOS Y PERPETUOS TAMBIEN SE NOS DICE QUE SI QUEBRANTAMOS UNO QUEBRANTAMOS TODOS ASI QUE NO MATO POR QUE ESTA EN LA LEY NO ROBO POR QUE ESTA EN LA LEY ETC ETC. ASI MISMO EL SABADO ESTA EN LA LEY Y SI NO LO GUARDO ES IGUAL A QUE MATARA, ROBARA, ADULTERARA, FORNICARA O ADORAR A OTROS DIOSES, RECORDEMOS DIOS NOS LLAMA A SANTIDAD GUARDANDO SUS MANDAMIENTOS “NO UNO O DOS O TRES, EL NOS LLAMA A GUARDAR LOS DIEZ” ASI QUE PREGUNTO ¿CUAL ES LA NECESIDAD DE QUERER QUITAR UNO? “SON DIEZ” 4 PARA UNA BUENA RELACION ENTRE DIOS Y NOSOTROS Y 6 PARA UNA BUENA RELACION CON MI PROJIMO, EN ESTO SE RESUME LA LEY AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO Y A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS… BENDICIONES

      paulojarieu respondido:
      diciembre 31, 2013 en 8:48 pm

      Muy interesante lo tuyo,solo que estas totalmente “parade” en el A.T. , en el Viejo pacto. No se si te enteraste que estamos en un Nuevo Pacto!!!

    pastordaniel escribió:
    febrero 4, 2014 en 10:52 pm

    Paulo, te felicito por este artículo. Muy bueno. Que Dios te bendiga.

    […] **Este artículo ha sido tomado del blog amigo EL TEOLOGYLLO** […]

    jbmi escribió:
    mayo 28, 2014 en 10:37 pm

    Al parecer se empisa a contradecir desde el principio, pues si se piensa que no se sabe cual es el sabado, entonces los dias se corren por lo tanto ni se conoce el domingo al igual que el sabado.
    no he sacado algún titulo teologico ni nada paresido pero estaria bien meditar en lo siguiente.

    °Por este mismo sitio encontré que los 10mandamientos no han sido abolidos, pero al pareser no quieren profundizar en ello, para no abarcar los 10mandamientos que incluye el sábado.
    °Porque persiguian a los cristianos de antes? por guardar 9mandamientos? los hechos historicos y biblicos demuestran que por el énfasis del 4to mandamiento. aparte de otras cosas.
    °En apocalipsis 1:10 o mejor dicho el libro de Apocalipsis fue escrito alrededor del año 62 DC. porque relata Juan de estar en dicha isla, muchos de los acontecimientos antes y después de 62 DC denotan que era la adoración especial que los verdaderos cristianos tenían especialmente el de guardar el sabado.
    °Seria mejor dividir los 10 mandamientos de los de moises. Al sabado se le agregaron ritos etc de moises por desirlo de algun modo y a ir al NT y decir se acabo lo de moises tiende a confundirse con el sabado que nada que ver con las cosas de moisés.
    °Sal. 118:22-24 y Hch. 4:10-11 no es lisito suponer algo que no esta escrito en la Biblia (digo por lo de Hch 4:10-11) pues es claro que el apostol paso por Sal. 118:22-24 esos textos y el mismo ubiese escrito lo que falto respecto a dicho Dia, pues tal suposición que se hace es como desir que El espiritu santo no le inspiro correctamente al apóstol…
    °Isaias 66 habla hacer de una profecia que trata que el sabado seguira en el cielo y entonses porque se tiene que quitar aqui.
    °En un articulo de por aqui de este blog se menciona que los nuevos 10mandamientos son las doctrinas enseñanzas y tradiciones de los apostoles y de Jesus el Cristo y al redactarse se ve claramente que prevalece el sabado
    °El sabado esta dentro de los mandamientos eternos, santos, buenos etc de Dios y no hay mencion de que serian abolidos en toda la biblia a esepcion de una profecia de Daniel que habla hacerca de que pensaran mudar los mandamientos y los tiempos y hay algo paralelo en Ap 13;14 etc.
    °…..

Deja un comentario y a la mayor brevedad le responderé.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s